Incertidumbre laboral: 10 claves para afrontarla 

Actualmente, vivimos en un mundo que está constantemente evolucionando, y esto se refleja especialmente en el ámbito empresarial. Por esta razón, no resulta raro que la incertidumbre laboral haya pasado de una preocupación ocasional, a convertirse en una constante dentro del mundo organizacional, afectando a los trabajadores de diversos sectores o niveles. 

La realidad es que la incertidumbre laboral puede estar desencadenada por múltiples factores, tales como los cambios en la demanda del mercado, los avances tecnológicos o eventos globales imprevistos que pueden desencadenar cambios radicales en las dinámicas laborales.  

Junto a ella, múltiples preguntas del tipo ¿Qué voy a hacer si quedo desempleado?, ¿los cambios en la empresa afectarán mi puesto de trabajo?, ¿Cómo sabré cuál es la decisión correcta?, estarán presentes, haciendo que cuestionemos nuestras habilidades. Por ende, resulta fundamental saber gestionar la incertidumbre, especialmente en el entorno empresarial, para poder hacerle frente a las épocas de cambios, crisis o inestabilidad y superarla de manera exitosa

Pero primero, ¿Qué es la incertidumbre laboral? 

Llamamos incertidumbre, a la falta de certeza o conocimiento acerca de algún tema determinado que ocasiona duda o indecisión. Básicamente, es la incapacidad para predecir el futuro, que puede generar angustia, tensión o miedo, pues se suele asociar a los cambios, a la fragilidad o al peligro. 

En el ámbito organizacional, la incertidumbre laboral es aquella que se relaciona con nuestra situación actual en el trabajo, y todos aquellos escenarios inciertos que puedan hacer que varíe nuestra situación o estatus en el trabajo. 

New call-to-action

Por sí misma, la incertidumbre no es mala. Pues, en realidad, parte de la experiencia humana se encuentra en el no poder predecir el futuro con certeza, y por ende, debemos aprender a tolerar ciertos niveles de incertidumbre que, incluso, pueden servir como motivación para tomar acción.

Sin embargo, la incertidumbre laboral puede ser una fuente significativa de estrés para los empleados y puede afectar su bienestar general y su rendimiento laboral. Es crucial que las empresas implementen estrategias para gestionar esta incertidumbre de manera efectiva. Una de las claves para lograrlo es fomentar el empoderamiento en el trabajo, permitiendo a los empleados tener más control sobre sus tareas y decisiones. Esto no solo mejora su bienestar psicológico, sino que también aumenta su resiliencia y capacidad para adaptarse a cambios inesperados en el entorno laboral.

Descubre la solución líder de bienestar mental


¿Por qué es importante saber gestionar la incertidumbre laboral?

Todos hemos experimentado incertidumbre en algún momento. El temor a lo desconocido, a lo impredecible, y el deseo de querer controlar nuestro contexto para que todo resulte a nuestro favor. Sin embargo, a todos los que hemos intentado controlar más variables de las posibles, nos ha tocado darnos cuenta de que más que controlarla, hay que aprender a tolerar y convivir con ciertos niveles de incertidumbre en nuestra vida cotidiana. 

El problema está, en que la incertidumbre laboral trae consigo la posibilidad de cambios impredecibles en áreas de gran impacto en la vida, como lo es el trabajo. Esto a su vez representa un riesgo en la situación económica, la estabilidad, el desarrollo profesional, etc., y por esta razón, es entendible que especialmente la incertidumbre en el ámbito laboral implique emociones desagradables, que si no se gestionan adecuadamente, pueden ser contraproducentes. 

De hecho, la incertidumbre laboral puede abarcar diferentes temas, desde la búsqueda de un nuevo empleo, hasta el temor al despido, por lo que son múltiples los motivos que pueden hacer que experimentemos ese temor o angustia. También es necesario mencionar, que a pesar de que estos son escenarios a los que cualquier persona podría enfrentarse a lo largo de su carrera profesional, no todos tenemos los mismos niveles de tolerancia a la incertidumbre, ya que cada contexto personal es diferente

incertidumbre laboral

Lo que suele ocurrir es que una preocupación inicial frente a un escenario incierto, hace que reconozcamos el cambio o la inestabilidad como una posibilidad, pero sin la certeza de si el resultado de ese cambio será positivo o no. Esta falta de conocimiento sobre cuál será el desenlace del cambio, motiva el deseo de querer controlar el resultado y que este no nos pille desprevenidos. Pero como esto no es posible, la sensación de temor aumenta frente a la falta de certezas, a la que se le añade la falta de control frente a las posibles amenazas.

Por esto, resulta importante adquirir herramientas que nos permitan gestionar la incertidumbre laboral, para evitar que el miedo entorpezca nuestra toma de decisiones, o la toma de acción, y así cuidar nuestra salud mental en el trabajo

¿Cómo gestionar la incertidumbre en el trabajo? 

Aprender a gestionar la incertidumbre laboral, como cualquier habilidad, requiere práctica y autoconocimiento, pues es importante saber que lo que nos causa incertidumbre puede variar de una persona a otra. A continuación, compartiremos algunas estrategias que puedes implementar para ayudarte a gestionar la incertidumbre laboral. 

1. Practica la autoevaluación:

El primer paso para gestionar la incertidumbre laboral es mirar hacia adentro, para identificar qué es lo que está desencadenando el temor a la incertidumbre. De esta forma, realizar una autoevaluación honesta de nuestras habilidades, fortalezas y áreas de mejora nos permitirá cultivar la resiliencia para aprender a adaptarnos a las situaciones nuevas y a las experiencias difíciles.

2. Trabaja en tu desarrollo continuo:

En línea con el punto anterior, la autoevaluación y el autoconocimiento te permitirán identificar qué factores dependen de ti, para así comenzar a trabajar en ellos lo antes posible. Para hacerlo, invierte en tu desarrollo profesional, actualiza tus habilidades, participa en cursos de formación y mantente al tanto de las tendencias de tu industria. Cuanto más preparado estés, más capaz serás de adaptarte a cambios repentinos y enfrentar la incertidumbre con confianza.

También resulta necesario invertir en nuestro desarrollo personal: cuidarse a todos los niveles, físico y mental, es clave para gestionar momentos difíciles. Resulta necesario aceptar la incertidumbre en sí misma, haciendo las paces con el hecho de que siempre existirán elementos que se escapen de nuestro control, y eso está bien. Para ello, herramientas como la psicología, ejercicios de atención plena, entre otros; te pueden ser de utilidad y facilitarte ese proceso de aceptación, y para ver las situaciones desde nuevas perspectivas. 

3. Construye una red de apoyo:

Construir y mantener una red de apoyo sólida puede facilitarnos el proceso de hacerle frente a las situaciones difíciles.  Compartir nuestras inquietudes con amigos, familiares o colegas de confianza puede ayudar a fortalecer las relaciones y, en muchas ocasiones, las diferentes perspectivas pueden aportar consejos valiosos. Sin embargo, lo más importante, es que el contar con una red de apoyo sólida nos puede proporcionar ese apoyo psicológico, tan necesario durante momentos difíciles o de incertidumbre laboral.

4. Trabaja tu flexibilidad y tu capacidad de adaptación:

La flexibilidad es una habilidad crucial dentro de un mundo laboral incierto. Entender que siempre existirán variables que se escaparán de nuestro control, nos permitirá estar más abiertos a nuevas oportunidades, roles y responsabilidades y a no aferrarnos a un solo escenario posible. Así mismo, la capacidad de ser flexibles, nos hará más capaces de adaptarnos a diferentes circunstancias y así aprovechar las oportunidades que surgen en medio de la incertidumbre.

5. Planifica tu vida financiera:

Dentro del contexto de la incertidumbre laboral, el tema monetario es generalmente el que produce mayor preocupación. En estos casos, la prevención es la clave. Mantén un enfoque proactivo en tu situación financiera. Acciones como la construcción de un fondo de emergencia, diversificar tus fuentes de ingreso, revisar y ajustar constantemente nuestro presupuesto según sea necesario, etc., te brindarán tranquilidad y te permitirán tomar decisiones más informadas en momentos de dificultades o de incertidumbre.

incertidumbre laboral

6. Aprende herramientas de gestión del estrés: 

La incertidumbre laboral puede generar estrés. Y, aunque es una emoción normal y esperada, puedes aplicar técnicas, como la meditación, el ejercicio regular y la planificación del tiempo, que te ayuden a navegar esas emociones de la mejor manera posible. La terapia psicológica suele ser la mejor manera de aprender dichas herramientas, representando además un espacio en el que puedes sentirte apoyado, entendido, capaz de ayudarte a encontrar soluciones.

Así mismo, lograr mantener un equilibrio entre trabajo y vida personal es esencial: dedica tiempo a actividades que te traigan alegría y relajación, y recuerda que el autocuidado es fundamental para fomentar nuestro bienestar mental en el trabajo, contribuyendo a mantener una mente clara y enfocada, incluso en situaciones inciertas.

7. Aprende a redefinir tus metas y a organizar tus prioridades:

Dentro de contextos de incertidumbre laboral, a veces es necesario reevaluar nuestras metas y prioridades. Para ello, el trabajo reflexivo sobre nuestros objetivos, tanto profesionales como personales, puede ayudar a evaluar si estos se alinean con la realidad actual, o no, y así ajustarlos según sea necesario. Estar abiertos a redefinir las metas nos ayudará a enfrentar el cambio con una perspectiva positiva, interpretándolo como una nueva oportunidad para establecer objetivos que se adapten al nuevo contexto. 

8. Comunícate con tu equipo:

Es probable que las personas con las que trabajas sean las que más puedan entender cómo te sientes frente a la incertidumbre laboral, y a los factores relacionados con tu empresa. Por esta razón, tener una comunicación abierta con tu equipo, superiores y colegas te permitirá aclarar expectativas, compartir información relevante y conocer la dirección de la empresa para tomar decisiones informadas. A la vez, la transparencia fomenta la confianza y contribuye a un ambiente de trabajo más colaborativo.

9. Mantente al tanto:

El cambio constante del contexto laboral no tiene por qué significar necesariamente algo malo. En muchas ocasiones, los cambios generan nuevas oportunidades que podemos aprovechar. Para ello, mantenerse informado de la actualidad, el mercado laboral, las tendencias de la industria y las posibles oportunidades profesionales pueden ayudarte a explorar y descubrir oportunidades capaces de impulsar tu carrera en direcciones inesperadas, pero beneficiosas.

10. Aprende de los errores:

Cada experiencia, incluso las desafiantes, puede ser una oportunidad de aprendizaje. Por ende, reflexionar sobre tus experiencias laborales, identificar lo que has aprendido y cómo puedes aplicarlo en el futuro puede ser una excelente forma de afrontar la incertidumbre laboral. Así mismo, reconocer el fracaso como parte del proceso, te facilitará la adaptación a nuevos contextos o retos laborales, pues disminuirá el temor a equivocarte o tomar la decisión errónea.  

image 3

Apoyar a los empleados: el centro de la estrategia de RR. HH.

Desde las empresas, los departamentos de RR. HH. juegan un rol clave en la gestión de la incertidumbre laboral. Por esta razón, es importante que los líderes y managers se apoyen en los psicólogos organizacionales, para así conocer todas las herramientas capaces de apoyar a sus equipos a gestionar los cambios, disminuyendo así los riesgos psicosociales en el trabajo (Para ayudarte en este proceso, nuestro equipo de psicólogos expertos de ifeel ha diseñado una plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial para prevenir problemas de salud mental en el trabajo. ¡Descárgala ahora y mejora tu ambiente laboral!).

La incertidumbre laboral engloba múltiples factores, tanto ajenos a la compañía (volatilidad del mercado, fusiones y adquisiciones); como internos (cambios en la dirección estratégica, etc.) que pueden desencadenar inseguridad en el empleado. Por ende, parte de las habilidades para ser un buen manager incluyen el poder anticipar estos cambios y el impacto que generarán en los trabajadores es el primer paso para gestionarlos de manera efectiva. A continuación, compartiremos algunas estrategias que puedes llevar a cabo para apoyar a tu equipo en momentos de incertidumbre laboral. 

1. Anticipar y monitorear las tendencias del mercado:

Mantener la vista constante en las tendencias del mercado y en factores económicos que podrían afectar tu industria, será clave al momento de desarrollar estrategias preventivas. Para ello, puedes apoyarte en el uso de herramientas de análisis de datos para prever posibles cambios en la demanda del mercado y en las condiciones económicas.

2. Fomenta una cultura de seguridad psicológica y mantén una comunicación abierta:

Si tus empleados se sienten cómodos para expresar sus inquietudes, la empresa tendrá mayor información y capacidad para atacar los problemas a tiempo. Ampliar la información reduce la incertidumbre, por ende, establece canales de comunicación transparentes entre la alta dirección y los empleados, y brinda información actualizada sobre el estado de la empresa y sus perspectivas futuras para que los miembros del equipo puedan tomar decisiones informadas. Así mismo, anima a los empleados a expresar sus preocupaciones y sugerencias.

Desde ifeel, hemos diseñado este recurso con consejos prácticos que podrás implementar para fomentar la seguridad psicológica en el trabajo.

3. Cultivar una cultura de adaptabilidad:

De la mano con el punto anterior, busca siempre promover una mentalidad de adaptabilidad y aprendizaje continuo dentro del equipo a través de la formación constante y el desarrollo de habilidades relevantes para adaptarse a los cambios. En consecuencia, reconoce y recompensa (refuerza) la resiliencia y la creatividad en situaciones de incertidumbre laboral.

4. Implementar estrategias de gestión en los departamentos de RRHH

Los departamentos de Recursos Humanos tienen en sus manos la capacidad de llevar a cabo estrategias que le permitan a la plantilla adaptarse más fácilmente a los cambios. Entre ellas, podemos mencionar el desarrollo de planes de sucesión para asegurar la continuidad en roles clave, modelos de contratación flexibles, como el trabajo a distancia o la contratación temporal, para adaptarte a las fluctuaciones en la demanda; o invertir en programas de desarrollo profesional, soluciones de bienestar mental y en estrategias de retención de talento que ayuden a garantizar que la empresa esté preparada para cualquier cambio inesperado.

5. Utilizar herramientas tecnológicas:

Los avances tecnológicos pueden ser grandes aliados al momento de agilizar proceso. Por ejemplo, la implementación de plataformas de gestión del talento que permitan realizar un seguimiento de las habilidades y el rendimiento de los empleados, así como predecir o anticipar cambios en la fuerza laboral, pueden colaborar a la hora de tomar decisiones informadas.

incertidumbre laboral

6. Mantener una reserva financiera:

Construye y mantén una reserva financiera para afrontar tiempos de incertidumbre económica dentro de la organización. Para ello, diversifica las fuentes de ingresos para reducir la dependencia de un solo mercado o cliente y analiza diferentes escenarios financieros para evaluar el impacto de posibles cambios en el entorno económico.

7. Flexibilidad en la estructura de la organización:

Las estructuras de la organización deben ser lo suficientemente rígidas como para mantener el orden, pero lo suficientemente flexibles como para adaptarse rápidamente a los cambios. De esta manera, busca siempre fomentar la movilidad interna y la capacitación cruzada para que los empleados puedan asumir diferentes roles según sea necesario.

8. Colaboración Interdepartamental:

Para hacer que la empresa avance en tiempos de incertidumbre laboral, todos los equipos deben estar alineados para perseguir una misma meta. Por ende, promover la colaboración estrecha entre departamentos puede motivar a los empleados, y fomentar el trabajo en equipo para compartir información y encontrar soluciones colaborativas. Para ello, establece equipos multifuncionales que puedan abordar de manera efectiva los desafíos emergentes.

9. Evaluar y aprender de la experiencia:

Conduce evaluaciones periódicas para analizar la efectividad de las estrategias implementadas, y aprende de las situaciones pasadas de incertidumbre laboral, para así ajustar las estrategias en consecuencia. Utiliza esta plantilla de evaluación de desempeño, y adáptala a tus empelados, para conocer su perspectiva con respecto a las políticas implementadas. Además, puedes establecer un ciclo de retroalimentación continua, y así mejorar la capacidad de la organización para gestionar la incertidumbre laboral.

10. Mantener un enfoque positivo:

La resiliencia empresarial comienza con una buena cultura organizacional. Por ende, busca siempre fomentar una mentalidad positiva y proactiva entre los empleados, celebrando los éxitos y aprendizajes, incluso en tiempos de incertidumbre, para construir confianza y motivación.

Gestionar la incertidumbre laboral no es solo sobre reaccionar a eventos imprevistos, sino también sobre prepararse de manera proactiva para los cambios inevitables en el entorno empresarial. Esto se logra al combinar anticipación, comunicación efectiva, un estilo de liderazgo transformacional y empático; así como brindando oportunidades para el desarrollo continuo, para enfrentar la incertidumbre con mayor confianza.

Confía en los expertos

Desde ifeel, sabemos que fomentar un ambiente donde los empleados se sientan seguros para expresar sus pensamientos y ser ellos mismos no solo mejora el bienestar mental de los trabajadores, sino que ayuda en la gestión de las emociones en momentos de incertidumbre laboral, para atravesar los entornos VUCA

Por esta razón, ifeel cuenta con una solución de salud mental para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con el objetivo de ayudar a las compañías a colocar el cuidado de la salud psicológica de sus empleados en el centro de su cultura empresarial

Nueva llamada a la acción

Gracias a esta colaboración, las personas que están al frente de los departamentos de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos para sacar el máximo partido de sus equipos y cuidar mejor del bienestar psicológico de las personas que los integran. Prueba ahora nuestra solución para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre cómo gestionar la incertidumbre laboral te haya resultado interesante, y te invitamos a leer nuestro blog acerca de los KPIS en Recursos más importantes. Si quieres más información sobre nuestra solución de bienestar mental para empresas, solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

New call-to-action

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar