¿Qué es la evaluación de desempeño?

Contenidos:

La evaluación de desempeño, también llamada evaluación de rendimiento, es una herramienta imprescindible para el buen funcionamiento de la empresa. Muchas personas lo consideran un incómodo examen de su trabajo. Cuando el trabajador percibe que se trata solo de eso, lo que probablemente está ocurriendo es que la evaluación está mal planteada. 

apoyo emocional para empresas

Idealmente la evaluación de desempeño tiene que constituir al menos dos cosas. En primer  lugar, un proceso de acompañamiento del trabajador encaminado a evaluar su rendimiento en la empresa. En segundo lugar, tiene que servir para que el trabajador y su persona responsable construyan juntos una estrategia de mejora de las áreas más deficitarias y de potenciación de las áreas en las que ya se está trabajando correctamente. Es decir: no es examinar por examinar, sino examinar para mejorar.

En definitiva, se trata de lo que comúnmente se conoce como abordar las “fortalezas y debilidades” del trabajador, analizando su manera de llevar a cabo sus tareas y funciones.

La evaluación de rendimiento puede llevarse a cabo de una manera relativamente informal o espontánea, a través de la simple observación de los trabajadores y de las interacciones cotidianas que se producen para llevar a cabo la tarea. 

¿qué es la evaluación del desempeño?

Este nivel de evaluación siempre está presente, pero conviene que no sea el único. Lo mejor es complementarlo con un nivel de evaluación más formal, es decir, más estructurado y basado en una estrategia explícita de análisis. 

Cómo enfocar la evaluación de desempeño

Cuando un trabajador se incorpora a una empresa, o cuando se reestructuran los equipos y objetivos, cada persona tiene que tener claras las tareas y funciones que están asociadas a su puesto de trabajo. 

Las tareas son las cosas que literalmente tiene que hacer. Las funciones serían algo más abstracto, a medio camino entre sus objetivos particulares, sus responsabilidades, lo que se espera que él/ella, etc. En efecto, a veces es difícil diferenciar entre tareas y funciones pero eso ahora es lo de menos. 

Como decíamos más arriba, podemos comprobar qué tal rinde un trabajador en las tareas que tiene asignadas simplemente a través de la observación del día a día. No obstante, es mejor hacerlo ordenadamente, a través de una estrategia de evaluación de su rendimiento. ¿De qué pasos se compone esa estrategia?

Básicamente se trata de fijar en el calendario una serie de reuniones periódicas para evaluar juntos, a través de una comunicación eficaz y asertiva, el desempeño de una persona en concreto. 

Estas reuniones se pueden realizar con la periodicidad que más convenga a los objetivos de la evaluación. Por ejemplo, si el trabajador lleva ya mucho tiempo en la empresa y no es necesario supervisarle muy de cerca, quizá baste con una o dos reuniones cada año. 

En cambio, si el trabajador se acaba de incorporar a la empresa es probable que esté en un periodo de prueba y que todavía tenga poca autonomía. Esto hace necesario aumentar la intensidad del acompañamiento. Además, en este caso, la evaluación de desempeño de esa persona está estrechamente ligada a su periodo de formación

¿Cómo estructurar la reunión de evaluación?

Si eres el responsable de supervisar a los miembros de tu equipo puedes hacerlo de la manera más conveniente a vuestras necesidades y también teniendo en cuenta la cultura empresarial de la compañía para la que todos trabajáis. A partir de ahí, creatividad total. 

De todos modos, si no tienes mucha experiencia con esta tarea siempre puedes seguir los siguientes tres pasos básicos:

1. Introducción a la entrevista

No entres a “bocajarro” en la evaluación del desempeño. Prepara la comunicación a través de los saludos y algunos comentarios iniciales. Eso te permitirá generar un ambiente agradable y de confianza. Antes de evaluarle, interésate por cómo está el trabajador a nivel general. 

2. Contenido de la reunión

Si es la primera vez que hacéis algo así, explica al trabajador en qué consistirá el proceso y cuáles son los objetivos de lo que estáis haciendo. Si ya ha habido encuentros previos, debéis enfocar el contenido de la reunión a partir de lo acordado en el encuentro anterior. 

3. Recogida de información y cierre 

Explicitar lo tratado durante la reunión, asegurándoos de que no os habéis dejado nada importante por analizar. Clarificad juntos las líneas de trabajo a seguir y fijad, aunque sea de manera aproximada, la cita de la siguiente reunión. 

¿Qué debo tener en cuenta para la evaluación de desempeño?

La estancia de un trabajador en una empresa determinada suele comenzar con una entrevista de trabajo durante su búsqueda de empleo y finaliza, si se da la oportunidad para ello, con una entrevista de salida. Desde este punto de vista, las entrevistas de evaluación de su rendimiento son eso que sucede entre una y otra. 

Para sacar el máximo partido a este tipo de reuniones, debes tener presente que son una herramienta más en la comunicación con el trabajador con el objetivo de mejorar su rendimiento, fomentar su bienestar psicológico y potenciar que su talento se quede dentro de la empresa. Si esto se consigue, influirá positivamente en la capacidad de la compañía para retener a los mejores trabajadores.

¿qué es la evaluación del desempeño?

A continuación, hacemos un resumen de las principales características de una buena evaluación de desempeño:

1. Se trata de supervisar la calidad del trabajo realizado por una persona en todas sus facetas y debe facilitar la toma de decisiones al respecto.  

2. Debe incluir la detección de carencias en el trabajo pero también indicar los aspectos positivos. 

3. Es un instrumento para apoyar al trabajador en la realización de su trabajo, no para juzgarle. 

4. Si tenemos todo lo anterior en cuenta, la evaluación del rendimiento es una oportunidad para que el trabajador entrene habilidades útiles que le permitan cumplir mejor con sus funciones. 

5. A veces es difícil encontrar momentos para conversar tranquilamente sobre la trayectoria profesional. La reunión de evaluación de desempeño puede ser un buen momento para echar un vistazo al contrato de trabajo y revisar las condiciones. 

6. Cuando una evaluación de desempeño está bien hecha es un elemento que la empresa puede incluir dentro del salario emocional que ofrece a sus trabajadores. 

A evaluar el rendimiento de los trabajadores que tenemos a nuestro cargo también se aprende. Lo mejor que puedes hacer en este momento es plantearte si en tu empresa utilizáis este tipo de instrumentos o si lo hacéis de la mejor manera posible. Si la respuesta a cualquiera de esas preguntas es no, entonces es momento de ponerse en manos de los especialistas: se trata de mejorar el bienestar psicológico de tu equipo y que eso repercuta en un mejor funcionamiento de la compañía. 

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas especialmente diseñado para asesorar de manera continuada y personalizada a los responsables de recursos humanos. Nuestro equipo de psicólogos os ayudará a evaluar vuestro propio rendimiento como organización y juntos encontraremos la manera de optimizarlo. Contacta con nosotros hoy mismo y solicita más información. ¿Vamos con ello? 

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Últimos artículos

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar