¿En qué consiste el trabajo de Recursos Humanos?

Compártenos en tus redes:

Existen dos maneras de entender el trabajo en el área de Recursos Humanos en una empresa. Una es verle como la persona encargada de satisfacer una necesidad de la compañía. La otra, verle como la persona encargada de solucionar un problema con que esa compañía se encuentra. 

Cierto: ambas versiones son complementarias. Cierto también: podríamos entender de la misma manera el papel de cualquier trabajador dentro de una empresa. 

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Y es que de eso trata precisamente el trabajo en el área de recursos humanos: las personas son las herramientas que una empresa tiene a su disposición para satisfacer sus necesidades y resolver los problemas con que se encuentra. 

¿Cuál es entonces el rol del responsable concreto de eso que llamamos “recursos humanos”? Cuidar de que los miembros de esa pequeña (o gran) orquesta que forma la plantilla estén bien acomodados en sus asientos, con los instrumentos bien afinados y entrando en el compás justo para no pisarle la nota al compañero que toca a su lado. 

Ahora veamos con un poco más de detalle en qué consiste el trabajo de estos profesionales. 

Recursos Humanos: mucho más que reclutadores 

A menudo se tiene una visión muy simplista del área de Recursos Humanos. Tendemos a pensar que su trabajo consiste en una mera selección de personal (¡como si solo eso fuera algo sencillo!). De esta manera, se reducen sus funciones a buscar candidatos para una oferta, entrevistarlos y tomar algún tipo de decisión al respecto. 

Sin embargo, la realidad es muy distinta: el área de Recursos Humanos es enormemente compleja, tanto dentro de grandes compañías como en lo que se refiere a profesionales que trabajan de manera autónoma. 

Su labor consiste en encontrar a las personas adecuadas para un puesto determinado, pero también en cuidar de múltiples aspectos que tienen que ver con su experiencia como clientes internos de una compañía. 

En definitiva, el trabajo de los responsables de Recursos Humanos consiste en cuidar del “viaje” de los empleados dentro de la empresa, incluso cuando ese viaje es tan corto que no va más allá de la primera entrevista de trabajo

Donde hay personas, allí está Recursos Humanos

Elsa Gutiérrez Rico, directora senior de Recursos Humanos para la función de Marketing en una importante multinacional, nos ayuda a completar el cuadro. La selección de personal, afirma esta directiva, “es solo una pata en el ciclo de vida del empleado. Está claro que es fundamental atraer el talento adecuado a tu compañía: son las personas las que marcan la diferencia. Sin embargo -añade- esto es solo el inicio, luego hay que retener, desarrollar y gestionar al equipo humano”.

¿Cómo lo consiguen? Elaborando planes de formación, supervisando nóminas, fomentando la retención del talento, dando a conocer la empresa como un sitio en el que apetezca trabajar, haciendo encuestas de feedback entre los empleados, ofreciéndoles formación o modificando la estructura de la plantilla para optimizar la productividad. 

trabajo en recursos humanos

Gracias a su correcta coordinación con el departamento de Marketing, los responsables de recursos humanos pueden utilizar también algunas métricas que permiten cuantificar la motivación y el compromiso de los trabajadores. 

Y luego están las habilidades personales, fundamentales para todo profesional del área de Recursos Humanos: escucha, curiosidad, coraje y visión para llevar a la función al siguiente nivel y “no ser meramente un ejecutor de procesos”. “En general -comenta esta ejecutiva con años de experiencia en grandes empresas- no creo que sean competencias muy distintas a las que deben tener otros líderes de función. Es cierto que un Generalista de RRHH las expresará de manera diferente a como lo hace alguien que lidera la Función de RRHH, pero en ambos casos es necesario ser valiente, porque habrá muchas ocasiones en las que debas decir, ‘esto no es correcto, os habéis planteado esto otro?”. 

“Mi trabajo -explica Gutiérrez Rico– consiste en conseguir los objetivos de negocio a través de las personas. Eso empieza antes de que la persona entre en la empresa y llega hasta que la persona se marcha. Para conseguir esos objetivos es necesario hacer un cambio cultural, del corto al largo plazo, y en ese trabajo entra Recursos Humanos. Ayudamos en la definición de comportamientos y de las políticas de reconocimiento de la marca, en la detección y selección del talento que encaje con nuestra cultura empresarial, y en su posterior desarrollo a través de planes de retención. Allí donde hay personas, allí está Recursos Humanos durante todo el ciclo de vida del empleado”.

Queda claro que no se trata de una tarea fácil pero sí importante. Por eso es crucial que las compañías se preocupen por armar correctamente este área y que, además, provean a quienes están al frente de la misma de las herramientas necesarias para desempeñar su labor como responsables de recursos humanos lo mejor posible. 

Gestionar personas en un mundo tecnológico

Mariano Ventura trabaja como tech recruiter de manera autónoma desde hace más de doce años. Explica que, al contrario de lo que sucede en otros ámbitos, el sector tecnológico y de ecommerce es un área en el que hay más ofertas de trabajo que personas cualificadas para ocuparlas. “Eso hace que los perfiles digitales sean muy buscados -comenta- y  que haya que vender mucho y muy bien un puesto para que alguien lo dé todo en una entrevista”. 

Esto nos recuerda que, para retener el talento, primero hay que captarlo y que no se puede captar si la persona responsable de hacerlo carece de algo esencial. ¿Qué es ese algo? Una buena capacidad para transmitir al candidato la cultura empresarial de una compañía y los beneficios económicos y y en forma de salario emocional que puede tener al incorporarse a ella. Eso también es trabajo de recursos humanos. 

Otra de las dificultades que menciona este experto tiene que ver con lo que hemos llamado el viaje del empleado. Por ejemplo, saber cuidar el contacto con los candidatos que no son seleccionados permite que su experiencia con la empresa sea favorable aunque, por el momento, no se inicie una colaboración: “Es importante dar a los candidatos respuestas profesionales, ciertas y que sumen sobre por qué motivo no han sido contratados y no siempre es fácil coordinarse con quienes han tomado la decisión pero no van a comunicar la noticia”, afirma. 

Por otro lado, las empresas siguen enfrentándose al eterno reto de gestionar la conciliación y decidir qué método de trabajo es más eficiente para la productividad sin descuidar el bienestar psicológico de los trabajadores: ¿teletrabajo, presencialidad o un híbrido entre ambos? 

Esta reflexión se ha acelerado con la pandemia y los departamentos de recursos humanos no son ajenos a ella: “Quienes trabajamos en recursos humanos -comenta Ventura- tenemos que conseguir que empresarios y directivos entiendan que el mercado tiene nuevas demandas (por ejemplo el trabajo remoto o la conciliación) y que una persona que quiere conciliar o trabajar en remoto no necesariamente va a rendir menos. Esto es una dificultad añadida a nuestras funciones”. 

Cómo definir bien la labor de Recursos Humanos

Como hemos analizado, el mundo de los Recursos Humanos es complejo y abarca diferentes perfiles profesionales que sirven a los diferentes objetivos de este área. 

Para desarrollar adecuadamente esas funciones hacen falta habilidades y, como en el resto de profesiones, un puñado de buenas oportunidades. Mientras tanto, se va desarrollando el oficio. 

Por ejemplo, Mariano Ventura destaca la importancia de la intuición en su trabajo diario, algo que -según él- no se aprende en ningún máster. “Hay que tener más sentido común que psicología, saber que la entrevista de trabajo es una declaración de buenas intenciones pero que la química verdadera se verá más tarde”, afirma. 

Para Elsa Gutiérrez Rico la síntesis está en “la importancia de preguntar y ofrecer siempre tu punto de vista. Recursos Humanos ha de actuar como un socio del negocio y para ello antes has debido hacer muchas preguntas, aunque algunas puedan parecer ‘tontas’, porque eso te ayudará a luego poder ser un mejor asesor”. 

trabajo en recursos humanos

Además, añade algo clave para la gestión adecuada de personas que a menudo perdemos de vista: “Nosotros animamos a tener un diálogo constante y creamos espacios para que la gente pueda hablar y contarnos, preguntarnos. Hacemos encuestas de compromiso, sesiones abiertas, desayunos con los líderes. Por otro lado, compartimos constantemente los resultados, dónde estamos, a dónde vamos, siendo transparentes. Todo esto nos ayuda a detectar problemas para poder ponerles solución reorganizando prioridades, añadiendo más recursos y, muchas veces, dejando que la persona ventile, pero siempre con un plan de acción. Las personas son las que sacan el trabajo adelante y es lo único que tu competencia no puede copiar, ¡por eso ocupan un lugar muy importante!”.  

No podemos estar más de acuerdo. Por eso, ifeel ha diseñado un programa de bienestar emocional para empresas que tiene en cuenta la importancia de las personas. A través de este programa, los trabajadores pueden cuidar de su salud mental a través de un servicio estructurado en diferentes niveles, incluyendo la terapia online con psicólogos colegiados y especializados en multitud de áreas. 

Por otro lado, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento continuado, adaptado a sus necesidades y basado en datos para poder fomentar el bienestar psicológico de sus equipos y crear las condiciones necesarias para que la productividad sea óptima

Contacta hoy mismo con nosotros y pide más información.

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.