soft skills en el trabajo

¿Cuáles son las principales soft skills en el trabajo?

Las soft skills en el trabajo, conocidas en español como habilidades blandas, constituyen uno de los recursos más importantes de cualquier empleado. Todas las personas tenemos tanto soft skills como hard skills, la cuestión está en determinar cuáles poseemos, en qué grados y hasta qué punto unas y otras pueden ayudarnos a conseguir nuestros objetivos laborales y funcionar de manera adecuada en nuestro equipo de trabajo. En este post te explicamos más cosas al respecto. 

¿Qué son las soft skills en el trabajo o habilidades blandas?

Las soft skills en el trabajo son un conjunto de capacidades que tienen que ver, básicamente, con el talento interpersonal de los empleados, es decir, con su manera de ser, comportarse y desenvolverse en el ámbito de las relaciones. Por tanto, no están relacionadas con sus destrezas o conocimientos técnicos relativos al puesto de trabajo concreto que desempeñan. 

De este modo, diferentes personas que pertenecen a un mismo equipo de trabajo, con el mismo puesto, la misma formación y las mismas funciones, probablemente poseerán un conjunto de hard skills más o menos similares. Sin embargo, no es extraño que, analizadas esas personas desde un punto de vista más psicológico, se observe que cuentan con soft skills en el trabajo bastante divergentes entre sí: quizá uno se expresa mejor que otro, uno es más tímido y otro más desenvuelto, uno es más paciente y otro más impulsivo o uno tiene la capacidad de generar un buen clima laboral con su buen humor mientras que otro tiende a enrarecerlo.  

New call-to-action
soft skills en el trabajo

¿Cuáles son las soft skills en el trabajo más demandadas?

Dentro de una gran empresa existen numerosos departamentos con una gran variabilidad de objetivos y procedimientos para lograrlos. Eso hace que no todos los puestos requieran las mismas habilidades en quienes los desempeñan, ya sea en cuanto a hard skills o en cuanto a soft skills. No obstante, hay algunas destrezas que, por lo general, son ampliamente valoradas por los empleadores independientemente del sector o departamento al que deba ir destinado el empleado en cuestión. Las comentamos: 

1. Creatividad

La creatividad es una de las soft skills en el trabajo que no pueden faltar en toda lista, dado que alude a nuestro talento para crear algo allí donde antes ese algo no existía: conectar ideas, transformarlas, encontrar nuevas versiones y metodologías y ejecutar nuevas tareas o las tareas de siempre de diferentes maneras con el objetivo de alcanzar los objetivos propuestos.  

2. Flexibilidad

Está claro que flexibilidad y creatividad se retroalimentan. La flexibilidad es la capacidad para adaptarse de manera exitosa a un entorno cambiante. Se refleja en la convivencia con las personas con las que nos toca trabajar, las instrucciones que recibimos en el trabajo, los objetivos planteados, la manera de organizar las tareas, el espacio físico o el tiempo disponible con el que contamos para desempeñar nuestras funciones.

3. Habilidades comunicativas

Se trata de la capacidad para expresar nuestras propias ideas con orden y claridad pero también para escuchar atentamente las de los demás. Esto es lo que nos ayuda a hacernos entender con la persona que tenemos enfrente y a hacerle devoluciones eficaces que nos permitan trabajar y relacionarnos de manera satisfactoria. 

4. Empatía

Podríamos haber incluido la empatía en el punto anterior, junto al resto de habilidades comunicativas. Sin embargo, dada su importancia para las relaciones humanas, hemos decidido dar un espacio aparte a esta capacidad que nos permite detectar hábilmente los estados internos y necesidades de la persona que tenemos enfrente y, en la medida de nuestras posibilidades, responder a ello con eficacia. 

Nueva llamada a la acción

Además de las que acabamos de mencionar, si vas a ocupar un puesto de responsabilidad, liderazgo o gestión de equipos, es muy probable que tus empleadores (y las personas a tu cargo) valoren en ti ciertas soft skills en el trabajo adicionales como la firmeza, la capacidad para ofrecer reconocimientos, la asertividad, la capacidad para modelar los valores corporativos y el carisma personal que pueda convertirte en un referente para tus compañeros. 

¿Pueden entrenarse las soft skills en el trabajo?

Normalmente, cuando se hace la distinción entre las soft skills en el trabajo y las hard skills se señala que estas últimas son susceptibles de entrenamiento, formación y desarrollo, mientras que las primeras son algo con lo que el empleado “ya llega” a su puesto. No se afirma que sean inmutables, pero sí se da a entender que la formación y el entrenamiento no es algo demasiado propio del talento interpersonal de los empleados. Es probable que esto, si nos ponemos muy estrictos, sea así. 

Sin embargo, igual que hay capacidades técnicas y teóricas en las que alcanzamos un cierto techo en cuanto a destreza y conocimiento, ¿por qué no fijarnos en el margen de crecimiento que tenemos en nuestras soft skills en el trabajo? Es cierto que todos tenemos un talante, una personalidad, un cierto estilo de comportamiento e interacción que tiende a ser estable y por el cual resultamos reconocibles ante los demás. 

No obstante, no es menos cierto que todos podemos madurar, adquirir habilidades comunicativas, volvernos más asertivos, abrirnos más desde la simpatía y la confianza, sofisticar nuestras capacidad de observación y fortalecer nuestra paciencia y nuestra amplitud de miras a la hora de interpretar el mundo. 

Así que la respuesta corta es sí, las soft skills en el trabajo no solamente pueden sino que deben entrenarse. Eso forma parte de la trayectoria personal de cada empleado pero puede alentarse de manera deliberada desde el departamento de Recursos Humanos. 

soft skills en el trabajo

Fomentar el bienestar emocional en las organizaciones

Ser empleados perfectos, con un máximo nivel tanto en hard skills como en soft skills en el trabajo no parece una pretensión muy realista. Ampliar y desarrollar nuestros conocimientos técnicos y nuestras destrezas interpersonales dentro del marco de nuestra propia personalidad sí tiene más sentido. 

Especialmente para esa parte psicológica o interpersonal, que no tiene que ver con nuestro curriculum ni con nuestra habilidad pragmática para el puesto que desempeñamos, en ifeel ponemos a tu alcance nuestro servicio global de bienestar emocional para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral. Esta colaboración permite a los managers del área de Personas, Talento y Recursos Humanos recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo cuidar el bienestar psicológico de los equipos que tienen a su cargo. 

¿Perteneces al departamento de Recursos Humanos de tu organización? Prueba ahora nuestro programa para que veas cómo podría ayudaros.

Además, nuestro programa ofrece a todos los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental que incluye soporte emocional y terapia online con uno de nuestros profesionales. 

New call-to-action

No olvides que en nuestra sección de Recursos pueden encontrar diferentes materiales, como Podcast, Guías para Recursos Humanos sobre temas diversos (por ejemplo, un glosario de bienestar laboral, una guía para prevenir el burnout, o cómo plantear adecuadamente los OKR desde el punto de vista del manager de Recursos Humanos). También cuentas con Entrevistas con cargos importantes de RRHH. Además, tenemos una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, que puedes utilizar para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.

Esperamos que este post sobre las soft skills en el trabajo te haya resultado interesante, y te invitamos a leer nuestro blog sobre la metodología OKR. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

¿Qué son las soft skills en el trabajo?

Son un conjunto de habilidades interpersonales, sociales y emocionales con el que los empleados cuentan dentro de su faceta profesional.

¿Por qué son importantes para una empresa las soft skills de los trabajadores?

El trabajo no es solo una tarea en cuestión, sino que implica un alto componente de interacción, convivencia y coordinación con otras personas. Es aquí donde las soft skills en el trabajo tienen relevancia.

¿Pueden entrenarse las soft skills en el trabajo?

Por supuesto. Todos estamos siempre en proceso de pulir nuestra manera de ser y nuestro estilo interpersonal, por eso podemos cambiar y mejorar nuestras habilidades también en el ámbito interpersonal.

¿Qué pasa si no tengo ninguna soft skill en el trabajo?

Todo el mundo tiene alguna soft skill en el trabajo, nadie es un robot que solo sabe desenvolverse en la parte técnica. Lo importante es detectar aquellas habilidades de las que carecemos en mayor medida y, si dificultan nuestro desempeño y relaciones en el trabajo, responsabilizarnos de aumentarlas.

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar