salud mental y jubilacion

Salud mental y jubilación: principales obstáculos

La salud mental y jubilación son aspectos clave para muchos y pueden producir una combinación de emociones en las personas. Tras años de trabajo dedicado, decir adiós a una profesión de toda la vida y adaptarse a una nueva rutina diaria representa un cambio significativo. Algunos esperan con impaciencia este momento durante toda su vida laboral, imaginando la oportunidad de dedicar su tiempo a actividades y a sus seres queridos. Sin embargo, a muchas personas les preocupa la jubilación, ya que marca el comienzo de una fase desconocida en la que su sentido de la vida puede volverse esquivo, lo que podría afectar a su bienestar mental.

Cómo prevenir el deterioro del bienestar mental durante la jubilación

Si una transición no es deseada, naturalmente adquiere una connotación negativa. A medida que construimos nuestras trayectorias profesionales, también forjamos una identidad profesional estrechamente ligada a nuestros empleos. Además del aspecto financiero crucial, ciertas ocupaciones inculcan a los empleados un sentido de propósito y pertenencia, y perder esta conexión puede infundir miedo a quienes se enfrentan a la jubilación.

El proceso de salud mental y jubilación es gradual, lo que suele permitir a los empleados anticipar cuándo se jubilarán, dándoles tiempo para prepararse. Aquí es donde las organizaciones desempeñan un papel fundamental a la hora de facilitar la transición y apoyar a los empleados en la planificación de la jubilación.

New call-to-action
salud mental y jubilacion

Para empezar, las empresas deben establecer una solución integral de bienestar que proporcione apoyo psicológico desde el momento en que un empleado se incorpora a la organización. Esta intervención temprana es esencial para mantener el bienestar mental de los empleados a lo largo de su permanencia en la empresa. El objetivo es abordar cualquier problema de salud mental y prevenir proactivamente su aparición, aprovechando la experiencia de los profesionales de la salud mental. Por lo tanto, es imperativo que todas las empresas den prioridad a la sensibilización y la comprensión de la salud mental y la jubilación si desean que sus empleados disfruten de una jubilación fluida.

¿Cómo podemos prevenir el malestar psicológico durante la jubilación?

Aunque la jubilación conlleva altibajos, podemos adoptar ciertas estrategias para afrontarla de forma constructiva. He aquí algunas pautas para salvaguardar la salud mental y jubilación:

1. Productividad

Dedicarse a aficiones e intereses es una excelente manera de mantener la productividad. Si aún no ha encontrado una afición, valora la posibilidad de explorar algo nuevo. Esta exploración podría llevarte a adquirir nuevas habilidades o a unirte a clubes para forjar nuevas amistades. La productividad puede cultivar una profunda sensación de propósito y satisfacción. Además, crear una rutina en torno a estas actividades puede contribuir a mantener la estructura y la estabilidad en nuestras vidas.

2. Ser socialmente activo

Mantener las relaciones sociales durante la jubilación es esencial para combatir la sensación de aislamiento. Tanto si se trata de mantenerse en contacto con amigos y familiares (en persona, llamadas telefónicas o redes sociales) como de hacerse socio de un club para fomentar nuevas relaciones, participar en interacciones sociales es fundamental para cultivar un sentimiento de compromiso y aliviar la soledad.

3. Invertir en apoyo psicológico

Lo ideal sería que los jubilados dispusieran de los recursos esenciales para una jubilación saludable, y que las organizaciones ofrecieran un programa de psicología para empresas, que apoyara a sus trabajadores a lo largo de toda la vida. Sin embargo, cuando este apoyo falta, los jubilados deberían considerar la posibilidad de acudir a terapia como un recurso valioso para abordar los problemas que puedan afectar a su bienestar mental.

Nueva llamada a la acción

Salud mental y jubilación: principales obstáculos

Cada empleado afronta la jubilación de forma diferente y, aunque algunos la esperan con impaciencia, en ocasiones puede desencadenar emociones inesperadas. El periodo de transición puede evocar toda una serie de sentimientos, que pueden desembocar en un deterioro del bienestar mental. A continuación, describimos varias dificultades típicas que encuentran las personas en su viaje hacia la jubilación:

1. Propósito 

La jubilación marca una transición vital significativa, caracterizada por un cambio sustancial en las rutinas diarias y un posible impacto adverso en la salud mental de las personas. Para algunas personas, su identidad está estrechamente ligada a sus funciones profesionales, y la pérdida brusca de esta identidad puede generar un profundo sentimiento de pérdida. Este fenómeno es especialmente común entre quienes deben jubilarse de forma inesperada, ya que a menudo no se encuentran preparados para este cambio brusco.

2. Soledad

La soledad es un obstáculo importante al que se enfrentan las personas que se acercan a la jubilación. El lugar de trabajo fomenta intrínsecamente las interacciones y conexiones sociales, por lo que resulta difícil despedirse del contacto diario con compañeros con los que se comparte sintonía. Afrontar la jubilación de forma aislada y lidiar con las preocupaciones asociadas puede ser intimidante, y a menudo provoca depresión, ansiedad y una disminución de la autoestima.

3. Estrés económico

El estrés económico es una de las principales preocupaciones que afectan al bienestar mental de los jubilados. Puede afectar a las personas que carecen de los recursos necesarios para una jubilación cómoda o que no han recibido una orientación adecuada sobre la gestión financiera posterior a la jubilación. La carga y la ansiedad asociadas a la incertidumbre económica pueden, a su vez, precipitar sentimientos de depresión y ansiedad.

Superar estos obstáculos puede ser todo un reto, sobre todo cuando se afronta la jubilación en soledad. Esto subraya la importancia de que las empresas tomen medidas proactivas para mitigar estos retos. Resulta vital implantar una planificación global e integrar la psicología en el trabajo, para así facilitar el apoyo a la salud mental y la jubilación en dichos programas. Este enfoque garantiza que los empleados estén perfectamente equipados para afrontar con eficacia esta importante transición vital.

salud mental y jubilacion

Bienestar mental en empresas

En conclusión, la responsabilidad de proteger la salud mental y la jubilación debería recaer en las empresas, que se comprometen a cuidar de sus empleados durante todo su ciclo de vida en la empresa.

En ifeel entendemos que cualquier habilidad que mejore el bienestar de los trabajadores, representa una oportunidad para seguir creciendo. Para ello, contamos con un programa de bienestar mental para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral, con un objetivo principal: ayudar a las compañías a colocar la salud de los empleados en el centro de su estrategia de trabajo.

New call-to-action

Gracias a esta colaboración, las personas que están al frente de los departamentos de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos para sacar el máximo partido de sus equipos y cuidar mejor del bienestar psicológico de las personas que los integran. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre la salud mental y jubilación te haya resultado interesante, y te invitamos a leer nuestro blog acerca de cómo detectar problemas de salud mental en los empleados. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar mental para empresas, solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar