Bienestar emocional en la empresa: ¿por qué es imprescindible?

Compártenos en tus redes:

Cuidar el bienestar emocional en la empresa no debería ser una prioridad solo para las grandes corporaciones, esas que cuentan con plantillas numerosas y una cultura empresarial ampliamente desarrollada. 

Las pequeñas y medianas empresas también poseen una cultura empresarial, aunque no sean del todo conscientes de ello o aunque todavía esté un poco inmadura. Pero, sobre todo, también están hechas de un equipo humano. Por reducido que sea ese grupo, su rendimiento depende en gran medida de su bienestar psicológico. 

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Cuidar el bienestar emocional en las empresas no debe ser una cuestión de improvisación ni de dar por hecho que ya se está haciendo, aunque luego nadie sepa explicar bien cómo. Al contrario, puede hacerse a través de programas especiales de bienestar emocional para empresas facilitados por psicólogos profesionales como el que ifeel ofrece a sus colaboradores. 

Cómo mejorar el bienestar emocional en el trabajo

El bienestar emocional en la empresa es uno de los grandes desafíos de las organizaciones. Cada fase del ciclo vital de una empresa tiene sus desafíos a nivel psicosocial. Esto vale cuando hablamos de una multinacional con cien años de antigüedad y cuando nos referimos a una startup cuyo equipo no sobrepasa los dedos de una mano. 

Nacer, posicionarse, construir la marca, vencer las primeras crisis, superar rondas de financiación, expandirse… Todos ellos son desafíos diferentes que van apareciendo en la evolución de la compañía y que ponen a prueba la capacidad de su capital humano para adaptarse a las demandas del momento. 

bienestar emocional en la empresa

Que una empresa esté consolidada no quiere decir que no siga teniendo desafíos a los que atender. Ninguna compañía, por poderosa que sea, tiene su futuro asegurado, como si una vez alcanzado el éxito este generara una inercia mágica para las organizaciones se mantengan en ese nivel. Las grandes empresas disponen de una gran cantidad de recursos financieros pero también un complejo entramado de intereses que a veces cuesta coordinar. También cuentan con una marca conocida cuya reputación hay que mantener. Sobre todo, están sostenidas por un ejército de trabajadores cuyo bienestar emocional hay que cuidar cada día para que el rendimiento no decaiga ni un minuto. 

No obstante, el estrés, la ansiedad, el miedo, los conflictos interpersonales, la frustración o los errores cometidos al liderar un equipo no son patrimonio exclusivo de un determinado tipo de organización: existen al comienzo, en el medio y en el final, no importa cuánto crezca la compañía. 

Por eso resulta tan eficiente contar con un programa de asesoramiento personalizado para sus managers de recursos humanos y disponer, desde las primeras fases de su evolución, de una estrategia de prevención de posibles problemas de salud mental para cuidar del bienestar emocional en la empresa.

Precisamente, gracias al programa de bienestar emocional para empresas diseñado por ifeel las compañías ya pueden fomentar de manera ordenada y basada en datos la salud mental de sus trabajadores.

Tal y como demuestra la evidencia, eso siempre será mucho más rentable para la compañía que hacer frente al deterioro de la salud mental del equipo cuando se produzca. Y las pequeñas y medianas empresas conocen mejor que las grandes corporaciones el valor de administrar eficientemente hasta el último céntimo del que se dispone. 

Entender el plan de cuidado de la salud mental en la empresa

El estrés de los comienzos, los tropiezos de principiante, la multitarea derivada de la escasez de personal, la descompensación entre alegrías y frustraciones, pueblan la travesía del desierto de muchas pequeñas y medianas empresas. Cuando no disponen de un plan de cuidado del bienestar emocional de sus trabajadores, basado en datos y acompañado por psicólogos profesionales, el clima laboral se resiente más de lo necesario, afectando negativamente a la productividad.

Las pequeñas y medianas empresas también suelen tener recursos materiales escasos. No obstante, disponen de más facilidad para ejecutar procesos flexibles y ágiles, en comparación con el movimiento mastodóntico de una gran corporación. Por tanto, los retos dentro de una pequeña o mediana empresa pasan por compensar la carencia material con el brillo de lo humano. Eso sí, sabiendo que el brillo no sale solo: se debe sacar cuidando y puliendo cada día la superficie según las impurezas naturales vayan apareciendo. 

Para lograr que lo humano compense a lo material, las empresas deben incorporar a su funcionamiento el cuidado del bienestar emocional de las personas que las forman. ¿Con qué enfoque? Desde luego no como parte de una supuesta cultura empresarial abstracta, sino como un medio concreto de implicar a esas personas en el desarrollo de la compañía. Y, por supuesto, entendiéndolo como la herramienta más poderosa para mejorar la productividad laboral

Como hemos explicado, lograrlo tiene que partir de las buenas intenciones del área directiva, pero esas buenas intenciones nunca van a ser suficientes. Se hace necesario concretarlas en decisiones y estructurar una estrategia explícita de potenciación del bienestar psicológico desde las primeras fases evolutivas de la empresa. A partir de esa estrategia se construirán los procesos de funcionamiento más complejos que irán apareciendo en el futuro. 

Crecer despacio, cuidarse deprisa

En definitiva, los recién llegados al ecosistema empresarial tienen una misión que no todas las empresas son capaces de cumplir con eficiencia y que pone a prueba claramente el bienestar emocional de sus plantillas. 

Las pequeñas y medianas empresas deben armonizar el deseo (y la necesidad) de crecer rápidamente con las exigencias de una realidad que las empuja a crecer lentamente. A menudo, esa realidad pondrá en su camino todos los obstáculos imaginables para que lo logren. 

Para bien y para mal, la vida de una empresa recién nacida es principalmente apertura, más imaginación que realidad. Estas compañías no tienen pasado, no arrastran una historia de inercias adquiridas que dan lugar al temido “siempre se ha hecho así” de las empresas con más trayectoria. Eso sí, afrontan una enorme incertidumbre sobre el futuro, y la ansiedad que eso genera debe paliarse con transparencia y claridad en la misión de los equipos. 

Recorrer el llamado “valle de la muerte” dentro de una empresa recién creada y verla llegar a fases evolutivas más favorables tiene algo de “participación artística”. Se parece a contemplar la estatua que va emergiendo del bloque de mármol, el plano de la casa que se convierte en un edificio o el vestido que aparece donde antes solo había varios metros de tela enrollados. 

bienestar emocional en la empresa

Hay que recalcar que hablamos de participación, no de contemplación. ¿Cuál es la diferencia? Que contemplar es recrearse en la poesía, mientras que implicarse activamente en el desarrollo de una compañía, además de poético, también supone un gran desgaste psicológico para el equipo. 

Cómo cuidar del bienestar emocional en la empresa

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas que ayuda a las compañías a cuidar del bienestar psicológico de sus empleados como parte esencial de su estrategia de recursos humanos y mejora de la productividad. No descuides el bienestar emocional en la empresa.

Por un lado, este programa permite a los empleados acceder a un servicio de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles según sus necesidades y el grado de implicación que deseen tener en cada momento. De este modo, disponen de diferentes herramientas de cuidado de su salud mental a las que pueden acceder con la app de ifeel. Si lo desean, pueden recibir soporte emocional a través de un chat con uno de los psicólogos colegiados de nuestra plataforma. En caso de que necesiten una ayuda más continuada en el tiempo para poder profundizar en los temas que necesiten pueden acceder al tercer nivel del programa: la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. 

Por otro lado, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos acerca de los principales factores de riesgo para la salud mental de sus equipos que están presentes en la compañía y cómo potenciar los factores protectores que sirvan para contrarrestar esos riesgos. De este modo, se fomenta la salud mental de los trabajadores al tiempo que se preservan buenas condiciones para que la productividad sea óptima. 

Contacta hoy mismo con nosotros y pide más información sobre nuestro programa de bienestar emocional en las empresas. Mejor al principio que al final. 

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.