¿Cómo mejorar la productividad laboral?

Compártenos en tus redes:

Cada día se escriben ríos de tinta sobre cómo mejorar la productividad laboral, cómo hacer que una compañía destaque y cómo encontrar el secreto de la eficiencia perfecta. La respuesta es sencilla: no existe una única respuesta. Tampoco una respuesta fácil o, al menos, una que valga para cualquier organización. En ese sentido, cada empresa debe encontrar sus propias técnicas para aumentar la productividad.

La productividad laboral depende de muchos factores. Algunos son intrínsecos a la empresa: qué producto o servicio ofrece, si cuenta o no con los medios materiales adecuados, si está bien gestionada… Otros factores son externos y escapan bastante del control de la empresa en cuestión: qué tal le va a su competencia, cuál es la coyuntura económica o en qué medida la legislación favorece el crecimiento de esa empresa en concreto.

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Al margen de circunstancias externas, una empresa solo puede ocuparse directamente de aquello que depende de sí misma si quiere ayudar a sus trabajadores a mejorar su productividad laboral.  

mejorar productividad laboral

Cómo mejorar la productividad laboral

Hay muchas cosas que se pueden hacer en función de cada compañía en concreto. Pero hay algo que todas las empresas deben hacer: mejorar la productividad de sus trabajadores. Si quieres saber cómo puedes mejorar tu productividad de tu empresa mejorando tu propio rendimiento sigue leyendo estas cinco técnicas para aumentar la productividad laboral.

1. Organiza tus tareas con algún criterio de importancia

Organiza bien tus tareas en base a una jerarquía que esté bien para ti en cada momento.  Puedes empezar por las menos apetecibles, para quitártelas de encima. Puedes empezar por las más fáciles, para ir activándote poco a poco y quitar “morralla” de tu lista de tareas. También puedes empezar por las más urgentes para luego poder dedicarte a todo lo demás de manera relajada. 

2. Procura que tu entorno de trabajo esté limpio y ordenado

Intenta que tanto tu mesa como el escritorio de tu ordenador estén ordenados, despejados y sin elementos que puedan despistarte. Asegúrate de que no tienes papeles y cuadernos desperdigados por todas partes y generando ruido visual. Cierra todas las pestañas del ordenador que no sean estrictamente necesarias para la tarea que estás llevando a cabo ahora mismo. 

3. Distribuye tu horario de manera concreta

Divide la jornada en franjas horarias y encaja las tareas que tienes que realizar hoy dentro de cada franja, según el orden que hayas decidido en el punto 1. Distribuir el tiempo de manera ordenada y con límites claros te será muy útil para mejorar tu productividad laboral, especialmente si estás teletrabajando.

4. Ten en curso solo las tareas imprescindibles

Siempre que sea posible, dedícate a una única tarea cada vez hasta que la acabes o la tengas bien encarrilada. Deja el móvil fuera del alcance de tu mano, así evitarás la tentación de mirarlo. Quita el sonido tanto de tu móvil como de tu ordenador. Dedica un espacio determinado de la jornada (por ejemplo, nada más empezar, o durante un descanso) a mirar tu correo personal, las redes sociales y la prensa. De este modo, luego no irás ojeando tus asuntos personales en lugar de enfocarte en lo que tienes que hacer. Es importante que fijes una cantidad de minutos concreta a estos entretenimientos y luego continúes con el trabajo. 

5. Comparte tiempo con tus compañeros sin interrumpir (demasiado)

Si estás teletrabajando, programa espacios dentro de la jornada para chatear con tus compañeros sobre aspectos que no sean estrictamente laborales, pero no os interrumpáis cada dos por tres en los canales internos con charlas personales, a no ser que necesitéis urgentemente un desahogo. Si estáis en lo oficina, pacta los momentos de descanso con tus compañeros favoritos para que así podáis aprovechar esos momentos juntos y no tengáis que buscaros fuera del descanso. 

Mejorar la productividad laboral dentro de una empresa implica potenciar el bienestar psicológico de los trabajadores, ya que una buena salud mental en el lugar de trabajo es determinante a la hora de fomentar el rendimiento de la plantilla. 

mejorar productividad laboral

Ifeel ha diseñado un programa de bienestar emocional para empresas destinado a este objetivo. Por un lado, la compañía que se incorpora a este programa puede ofrecer un completo servicio de cuidado de la salud mental a sus trabajadores distribuido en diferentes niveles según las necesidades de cada persona. Además, los managers de recursos humanos podrán recibir un asesoramiento personalizado sobre la mejor manera de medir y cuidar el clima laboral de la compañía y tomar decisiones informadas para mejorar la productividad laboral. 

Contacta hoy mismo con nosotros y solicita más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas. Estamos aquí para ayudaros a mejorar vuestra productividad laboral. 

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.