selección de personal

Selección de personal: 10 claves para optimizar el proceso

A medida que la empresa crece, y nuevas responsabilidades surgen, se hace necesaria la ampliación de la plantilla. A este proceso se le conoce como la selección de personal, y es de suma importancia, pues de ello depende la ejecución de las tareas y la obtención de las metas de la organización a largo plazo. 

Dicho de otra manera, la calidad del proceso de selección de personal determinará en gran medida el éxito de las empresas, y es por ello que contar con la capacidad de incorporar empleados de calidad se ha vuelto imprescindible para las compañías. 

Para optimizar este proceso, entonces, se debe tomar en cuenta cada paso del mismo, desde la selección y  formación, hasta la posterior retención del talento, para disminuir el riesgo de retroceder cada vez que un empleado decida irse, llevándose consigo sus competencias y habilidades

New call-to-action

Sin embargo, ¿cómo saber a quién elegir?, ¿cómo determinar qué características debemos considerar, y cuáles ignorar? Pues, ¡que no cunda el pánico!, existen varias estrategias que se pueden implementar para optimizar el proceso de selección de personal dentro de tu empresa, y te las contamos a continuación. 

¿Qué es la selección de personal? 

La selección de personal es el proceso que las empresas utilizan para añadir nuevos empleados a la plantilla. Bien sea para cubrir un puesto laboral que quedo desocupado, o para cubrir una vacante que se acaba de abrir, el proceso de selección de personal supone varias etapas que tienen como objetivo encontrar el mejor talento para la organización

El talento humano es uno de los activos más importantes dentro de las organizaciones. Por esta razón, podríamos decir que el proceso de selección de personal es uno de los más relevantes dentro de cualquier compañía, pues es el filtro que determinará quienes formaran parte del equipo que trabajará por conseguir las metas empresariales. 

selección de personal

La selección de personal es más que solo escoger a uno entre los candidatos que aplican para un puesto. Es un proceso estratégico que implica identificar, evaluar y seleccionar a los individuos adecuados para contribuir al crecimiento y éxito de la empresa. 

Los procesos de selección de personal, por ende, no son sencillos. Pues implican un proceso de análisis en el que se examinen todas las características de cada persona, y así se seleccione aquel candidato que cuente con las habilidades y requerimientos indispensables para desempeñar las funciones de la vacante de la mejor manera posible.

Nueva llamada a la acción

Importancia de realizar un buen proceso de selección de personal 

Para que una empresa tenga éxito, debe contar con el trabajo constante de una plantilla comprometida, en la que todos persiguen las mismas metas. Por ende, la calidad de los trabajadores que se eligen para desempeñar esas funciones, es crucial.  Esto, posiciona al proceso de selección de personal como uno de los KPI más importantes en los departamento de Recursos Humanos, para la administración efectiva de una organización.

Además, una selección de personal efectiva representa diversos beneficios estratégicos para la compañía. En primer lugar, garantiza que las nuevas posiciones laborales sean ocupadas por individuos altamente competentes. Y por otro, si se realiza adecuadamente, este proceso mitiga el impacto negativo que tiene en la productividad la rotación de empleados

 Técnicas más usadas en la selección de personal 

En el mundo actual, los procesos de selección y reclutamiento se apoyan del uso de diferentes herramientas para el desarrollo de sus tareas. En la mayoría de los casos, los procesos modernos combinan el uso de estas técnicas, que se nutren entre sí. Entre las más comunes, se encuentran:

  1. Entrevista estructurada: La entrevista es de las técnicas más comunes y utilizadas. Cuando hablamos de una entrevista estructurada, el entrevistador cuenta con una serie de preguntas ya establecidas, e interroga al candidato acerca de su historia laboral, expectativas, habilidades, etc., con el objetivo de conocer si las habilidades del candidato concuerdan con las requeridas por el puesto. 

  2. Entrevista semiestructurada: La diferencia principal con respecto a la anterior, es que en la entrevista semiestructurada, existe mayor flexibilidad al momento de realizar las preguntas. Se sigue el mismo orden o estructura de las preguntas, pero el entrevistador tiene más “margen de maniobra” para dejar que la conversación avance, y puede indagar sobre los puntos que le parezcan más relevantes.

  3. Entrevista “no convencional”: Consiste en acompañar la entrevista con actividades o ejercicios, que le permitan al entrevistador conocer otros aspectos del entrevistado, relacionados con su personalidad, valores, etc.

  4. Pruebas de conocimiento: Sirven para evaluar una habilidad específica del entrevistado. Consiste en presentarle al candidato una actividad, examen o un problema que debe resolver, que se asemeja a lo que se enfrentará si obtiene el puesto. Estas pruebas les ayuda a los entrevistadores a asegurarse que la persona podrá desempeñar un buen trabajo.

  5. Pruebas de personalidad o pruebas psicométricas: Son utilizadas para evaluar las características psicológicas del candidato, es decir, sus actitudes, personalidad, etc. Estas pruebas suelen representar una parte importante de los procesos de selección de personal, y es importante que las realice un psicólogo, profesional en el área, que sea capaz de interpretar los resultados de la mejor manera posible.  

  6. Dramatización o simulación de una situación: Se trata de un ejercicio en el que se plantea una situación, y se le pide al candidato que actúe o responda como lo haría en caso de tener que enfrentarse a esa situación al obtener el puesto de trabajo. Se pueden utilizar técnicas de juego de roles, en las que se simule la situación descrita.

  7. “Employer branding”: Es una técnica moderna, que tiene como objetivo promocionar a la empresa como un buen lugar para trabajar, para así atraer a los mejores candidatos a través de la reputación de la compañía.

  8. Headhunting 3.0.: En línea con el punto anterior, esta técnica de selección de personal tiene como objetivo aprovechar las redes sociales y los portales de empleo para encontrar a los candidatos ideales para los puestos ofrecidos.

  9. Técnica STAR: este tipo de técnica, cuyas siglas refieren a “situación, tareas, acciones y resultados”,  se fundamenta en las habilidades de los postulantes, buscando erradicar cualquier sesgo relacionado con género, edad u otros aspectos. Es decir, se centra en los logros y desempeño en situaciones particulares, más allá de lo expresado en el currículum. Para ello, el entrevistador establece una situación específica de la profesión del candidato, e indaga a partir de sus respuestas: como se enfrentó a ella, cómo superó los desafíos y cuáles fueron los resultados obtenidos durante esos años. 
selección de personal

Claves para optimizar tu proceso de selección de personal

Para que tu proceso de selección de personal sea exitoso, debemos prestar atención a todos los detalles: planificar, categorizar y organizar el tiempo de trabajo y la información para así tomar decisiones informadas. A continuación, te presentamos las claves que te permitirá optimizar cada fase de este proceso tan esencial de Recursos Humanos.

1. Define bien el puesto y las características que buscas en el candidato 

El primer paso para optimizar tu proceso de selección de personal, es conocer a fondo el puesto que se desea cubrir. Para ello, realiza una descripción detallada del puesto a cubrir, identificando las características, competencias, habilidades y conocimientos técnicos necesarios para alcanzar los objetivos. Para ello, apóyate del manager o supervisor del área correspondiente para no dejar ningún punto importante de lado. Al identificar cuáles son las competencias necesarias para el puesto, sabrás qué preguntar durante la entrevista, y a qué competencias o habilidades prestarle especial atención. 

2. Ten en cuenta las necesidades de la empresa

Así como no hay dos personas iguales, tampoco hay dos empresas iguales. Cada compañía posee su propia cultura laboral y dinámica. Por ende, al evaluar a los candidatos, ten en cuenta que la persona que escojas debe encajar con la organización. Para ello, conocer a fondo la compañía es esencial para poder evaluar adecuadamente a los candidatos.

3. Aprovecha la tecnología en el proceso

Las herramientas tecnológicas disponibles actualmente, podrán ayudarte a automatizar y mejorar algunas de las tareas dentro de los procesos de selección. Esto te permitirá agilizar la toma de decisiones, al reducir el tiempo empleado en tareas mecánicas.

4. Busca a los candidatos

Como se mencionaba anteriormente, hoy en día se utilizan las redes sociales o los portales de empleo como una estrategia de reclutamiento, en la que las empresas se encargan de buscar candidatos que se ajusten al perfil, y se les ofrece aplicar a la vacante, incluso si no están buscando activamente empleo. De esta manera, complementas las aplicaciones al puesto, con los nuevos perfiles que consigues a través de esta técnica y así te aseguras de contar con los mejores candidatos para tomar una decisión. 

5. Revisa las candidaturas y haz una selección inicial

Una vez tengas la lista de candidatos (tanto los que aplicaron por cuenta propia, como los que buscaste a través del headhunting), se debe realizar una primera revisión en la que se descarten los perfiles que no se adecúan en lo absoluto a la vacante. Luego, con el grupo restante, se puede tener una primera entrevista telefónica o vía email en la que se expliquen las expectativas del rol, que servirá para hacer esa primera selección de los perfiles que efectivamente querríamos que ocupen el puesto.

image 15

6. Evalúa las competencias más allá del CV

Una vez se tenga la lista de candidatos “oficiales”, debes evaluar sus habilidades. Al hacerlo, no te limites a revisar lo escrito en su currículum. Busca conocer el conjunto de conocimientos, habilidades y competencias de los candidatos. Para ello, utiliza todas las herramientas disponibles y prepara entrevistas semiestructuradas, basadas en las competencias requeridas para el puesto, para asegurar una evaluación completa del candidato.

7. Prepara y realiza la entrevistas

La metodología empleada para la entrevista dependerá del tipo de empleado que se esté buscando, el tipo de puesto de trabajo, etc. Por ello, adapta las preguntas según las competencias necesarias para el puesto, buscando comprender mejor a cada candidato y corroborar la información proporcionada en sus currículos.

8.  Aprovecha el uso de Pruebas y Cuestionarios

Complementa las entrevistas y las conversaciones, con pruebas que te permitan conocer más  aspectos de la personalidad, aptitudes y reacciones ante situaciones específicas. Estas pruebas brindarán una visión más completa del candidato. Sin embargo, recuerda siempre apoyarte de psicólogos expertos antes de interpretar cualquier resultado. 

9. Elige al candidato final, y explica todas las etapas del proceso de contratación

Una vez se haya realizado la entrevista a cada participante, se debe tomar una decisión. En muchas ocasiones se suelen considerar algunas alternativas en caso de que los siguientes pasos del proceso de contratación no se lleven a cabo. 

Luego, durante dicho proceso, tanto la empresa como el candidato deben ser transparentes. Asegúrate de abordar todas las dudas sobre condiciones de trabajo, ubicación, fechas de incorporación, etc. para evitar malentendidos futuros.

10. Cuida el proceso de onboarding haciendo un seguimiento.

La selección de personal no termina con la contratación. Una vez la persona comienza, debes asegurarte de que cuenta con las herramientas necesarias para cumplir con su rol, y brindar tu apoyo y asesoría para cada cosa que necesite. De esta manera, se comienza a construir un ambiente en el que se cuida su bienestar laboral desde el primer minuto en que forma parte de la compañía. 

Así mismo, es importante realizar un seguimiento a corto y mediano plazo relacionado tanto con la experiencia del nuevo integrante del equipo, como con su desenvolvimiento dentro de la compañía. Ya sea mediante encuestas de satisfacción o evaluaciones de rendimiento, dicho seguimiento te ayudará a asegurarte de que la elección ha sido acertada y que tanto el área como el nuevo colaborador están satisfechos.

Si necesitas apoyo en este proceso, puedes utilizar esta plantilla de evaluación de desempeño, que te ayudará a plantear y estructurar adecuadamente la entrevista y mejorar así el rendimiento de todo el equipo.

selección de personal

Acompañando a las empresas a desbloquear su potencial

En ifeel sabemos que la selección de personal es una de las estrategias más importantes dentro del panorama empresarial actual. Para llevar las cosas al siguiente nivel, considera la posibilidad de implementar una herramienta de gestión para mejorar la ejecución y seguimiento de los proyectos de desarrollo. 

Para ello, nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral ha creado un programa de bienestar mental para empresas, que mejora la retención del talento, reduce el presentismo laboral y combate el estrés de los trabajadores. 

New call-to-action

Gracias a nuestro programa de bienestar mental, los responsables de Recursos Humanos de tu empresa pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar la salud mental en el trabajo. Además, esta solución ofrece a los empleados un servicio 360º de cuidado de su bienestar mental estructurado en diferentes niveles en función de sus necesidades. Prueba ahora nuestra solución para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este artículo sobre las claves para optimizar la selección de personal te haya resultado interesante, y te invitamos a leer nuestro blog sobre cómo implementar el inbound recruitment.  

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar