pausa laboral

¿Es el momento de hacer una pausa laboral? 

¿Quién no se ha planteado alguna vez la posibilidad de realizar una pausa laboral? Este tipo de acciones puede tener muchas formas: tomarse uno de esos famosos “años sabáticos” (o trimestres sabáticos, que también valen), sustituir un trabajo por otro o, simplemente, permanecer en el trabajo actual pero bajando el ritmo. 

Por otro lado, es importante analizar no solo la manera concreta en que un empleado realiza o pretende realizar una pausa laboral, es decir, un cambio en algún aspecto relevante de su manera de trabajar, normalmente relacionado con la tarea que se realiza o la intensidad con que se lleva a cabo. También es interesante analizar qué motivos pueden llevarle a desear o necesitar hacer esa pausa laboral en concreto: por qué hacerlo, por qué ahora y con qué expectativa. 

pausa laboral

Hacer una pausa laboral en el contexto actual

En la actualidad resulta muy difícil hablar de la tendencia de muchos empleados a realizar una pausa laboral o desear hacerlo sin referirnos a ciertas dinámicas laborales recientes. Sin ir más lejos, la discusión sobre la existencia y las consecuencias de la llamada Gran Renuncia ha tenido muy entretenidos a muchos directivos durante los últimos años y quién sabe si no será también una de las tendencias en Recursos Humanos en 2023

New call-to-action

El tema no es poca cosa: miles de trabajadores abandonando sus puestos de trabajo en cuestión de meses con la intención de apostar por un nuevo estilo de vida (y de trabajo), justo en un momento de gran incertidumbre mundial. Y en muchos casos, sin que, aparentemente, sus condiciones de trabajo fueran malas. Sin embargo, ¿de verdad no lo eran?

Trabajo globalmente satisfactorio

Como indicábamos antes, detrás de cada participante de la Gran Renuncia habrá una historia diferente, hecha de necesidades, motivos y perspectivas diferentes. Sin embargo, puede que haya un aspecto bastante común a todas esas historias: nadie deja un trabajo capaz de satisfacer de manera global su bienestar laboral. Global no significa solo trabajo bien pagado, solo entretenido, solo cómodo o solo interesante. Global significa que el trabajo aporta diferentes ventajas importantes al empleado -no solo una ventaja— y lo hace de manera equilibrada. 

Además, para que un trabajo resulte en conjunto satisfactorio no basta con que guste al empleado, sino que este debe percibirse a sí mismo como capaz de realizarlo. Hemos dicho que nadie deja un empleo que le satisface de manera global, del mismo modo que nadie experimenta durante mucho tiempo la motivación laboral para realizar unas tareas de las que se siente incapaz o en las que su estado habitual es la ansiedad en el trabajo

Y entonces llega el momento de hacer eso que estamos llamando una “pausa laboral”.

De la Gran Renuncia a la Gran Pausa (laboral) 

Hace poco hemos presenciado un ejemplo relevante al respecto: Jacinda Ardern, Primera Ministra de Nueva Zelanda (y, por cierto, una de las políticas más prestigiosas del mundo), decide dimitir de su cargo, es decir, decide hacer una pausa laboral. ¿La razón? Según ella, no se siente con la “energía” suficiente para realizar un trabajo tan demandante y ha visto con claridad que para ella ha llegado el momento de apartarse. 

Nueva llamada a la acción

La Gran Renuncia nos ha hecho mirar muy de cerca todas aquellas situaciones laborales que eran tan insatisfactorias que llevaron a sus protagonistas a abandonar el barco de manera imprevista. Sin embargo, ¿qué pasaría si atendiéramos también a todas aquellas dimisiones en las que la razón no es tanto la insatisfacción sino, simplemente, la percepción de que el empleado siente que ya no puede realizar un trabajo y necesita parar? Esas situaciones en las que, si los trabajadores se empeñan en continuar, tanto ellos como su trabajo van a salir dañados de un modo u otro

Jacinda Ardern ha hecho una pausa laboral, igual que muchos adscritos a la llamada Gran Renuncia han hecho una pausa laboral, igual que muchos otros empleados no lo han hecho todavía, pero querrían hacerlo. O, al menos, se plantean si, en sus carreras profesionales, ha llegado el momento de parar, dar un paso al lado y decir: a partir de ahora ya no es por aquí y eso significa que tengo que hacer una pausa. 

Parar no es el final

Precisamente, saber cuándo es el momento de hacer una pausa laboral —independientemente de si las circunstancias nos permiten dar ese paso— es algo trascendental en nuestro rol como trabajadores. Es importante entender que, si lo hacemos, no estamos poniendo necesariamente el punto final a nuestra carrera, sino que estamos poniendo un punto y seguido o, en casos más intensos, un punto y aparte. Además, ese punto no llega en la nada, sino que viene de una trayectoria determinada y facilitará lo siguiente que haya de llegar en nuestra faceta profesional. 

Por este motivo, quizá ha llegado el momento de que los responsables del área de Personas de las empresas lean la Gran Renuncia también como un movimiento masivo de Gran Pausa, o simplemente como la manera que muchos empleados han encontrado de realizar una pausa laboral en su carrera profesional para proteger su bienestar psicológico. Un momento en el que los empleados deciden dar un paso al lado con la intención de prosperar como personas y no solo como trabajadores. 

Aspectos a tener en cuenta en una pausa laboral

1. Desarrollo profesional

Esta dimensión de nuestro rol como trabajadores es la primera que puede ponerse en crisis cuando decidimos hacer una pausa laboral. El motivo es la tentación de interpretar este tipo de acciones como interrupciones improductivas en nuestra faceta laboral que nos llevan a quedarnos estancados u obsoletos, por lo que hacer una pausa laboral da mucho miedo desde este punto de vista. Sin embargo, es importante interpretar este tipo de parones precisamente como una opción necesaria para revitalizar un desarrollo profesional que, quizá, está quedando estrangulado por nuestra actual situación. 

2. Motivación laboral

Este punto está en la raíz de toda pausa laboral, dado que las personas que la realizan no sienten el tipo de motivación hacia su trabajo, que necesitarían para poder continuar en él con toda su energía e implicación. Esto se observa, por ejemplo, cuando los empleados empiezan a procrastinar más de lo usual, o simplemente no sienten el interés que antes sentían por las mismas actividades. Por el contrario, su motivación laboral va enfocándose hacia otro tipo de empleo, o hacia el mismo, pero haciendo algunas modificaciones. 

3. Afrontar psicológicamente el paro

Lo queramos o no, muchos procesos de pausa laboral van vinculados de manera provisional a un periodo de desempleo que puede resultar desafiante a diferentes niveles. Contar con ello, hacer los preparativos necesarios y lograr hacer que ese periodo de desempleo sea lo más fructífero posible es fundamental para que la decisión de hacer una pausa laboral no pierda sentido. Para ello, en este post te explicamos lo que debes saber sobre cómo afrontar psicológicamente el paro

pausa laboral

Proteger el bienestar mental en las organizaciones

En ifeel creemos que, interpretando en profundidad la complejidad de fenómenos laborales y sociológicos como la llamada Gran Renuncia, las empresas se abren a la posibilidad de aprender qué pueden hacer ellas para minimizar las dimisiones evitables. También cómo una organización puede acompañar a un empleado, en concreto a hacer la pausa laboral que necesita hacer ahora sin que eso sea perjudicial para ninguno de los dos. 

Para ayudar en el proceso, nuestro equipo de psicólogos expertos ha diseñado un manual, especialmente pensado para ayudar a los responsables de Recursos Humanos a detectar el estrés laboral en sus empleados, y las claves para enfrentar esta situación.

Adicionalmente, ponemos a tu alcance nuestro servicio global de bienestar mental para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral. Esta colaboración permite a los managers del área de Personas, Talento y Recursos Humanos recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo cuidar el bienestar psicológico de los equipos que tienen a su cargo. 

¿Perteneces al departamento de Recursos Humanos de tu organización? Prueba ahora nuestro programa para que veas cómo podría ayudaros. Nuestro programa ofrece a todos los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental que incluye soporte emocional y terapia online con uno de nuestros profesionales. 

New call-to-action

Esperamos que este post sobre por qué algunos empleados necesitan hacer una pausa laboral en un determinado momento de sus carreras profesionales te haya resultado interesante, y te invitamos a leer cómo desde ifeel podemos apoyarte a manejar todo tipo de estrés laboral.

Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar mental para empresas, solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

¿Qué es una pausa laboral?

Normalmente esta expresión se refiere a los descansos que realizamos durante nuestra jornada laboral. Sin embargo, también a podemos utilizar cuando tomamos la decisión de hacer un parón prolongado en nuestro trabajo habitual para redefinir nuestra carrera.

¿Las pausas laborales están relacionadas con la Gran Renuncia?

En cierto sentido sí, dado que muchas personas que han dimitido de sus puestos en los últimos años desean empezar a trabajar de otra manera en lugar de mantener las condiciones de trabajo que tenían.

¿Para qué sirve hacer una pausa laboral?

Cada persona realiza pausas en su carrera profesional por motivos diferentes, que tienen que ver con sus necesidades en ese momento y su propia manera de potenciar su bienestar. A veces es necesario parar para analizar, experimentar otras opciones y tomar decisiones que permitan continuar el desarrollo profesional.

¿Pueden las empresas evitar las pausas laborales?

A veces, si la decisión del empleado es firme, no hay mucho que hacer. No obstante, las empresas pueden prevenir muchas pausas laborales en sus empleados, mejorando sus condiciones laborales y potenciando en ellos una buena experiencia dentro de la compañía.

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar