Empoderamiento en el trabajo

10 sugerencias para aumentar tu empoderamiento en el trabajo

El empoderamiento en el trabajo es el resultado de un proceso de autoconocimiento y validación de las propias capacidades a la hora de llevar a la práctica nuestro rol profesional. No tiene que ver con el engreimiento ni con inflar la percepción que tenemos acerca de lo que somos como empleados o lo que podemos hacer: un sano empoderamiento en el trabajo nos ayuda a colocarnos en nuestro sitio, reivindicar nuestras aptitudes y poner nuestro propio desarrollo profesional al servicio de los objetivos de la empresa. 

Empoderamiento en el trabajo

¿Cómo puedo aumentar mi empoderamiento en el trabajo?

Como siempre decimos, no existen recetas mágicas ni atajos para crecer en el trabajo ni, por supuesto, para convencernos a nosotros mismos de nuestra valía o capacidades. No obstante, a continuación te damos 10 sugerencias que puedes tener en cuenta para poder aumentar tu nivel de empoderamiento en el trabajo. 

1. Conoce tus capacidades

Podemos entrenar talentos incluso sin ser conscientes de que los tenemos o de que los estamos desarrollando. No obstante, será mucho más eficiente saber cuáles son nuestros puntos fuertes para emplearlos, hacerlos valer, desarrollarlos y disfrutarlos. 

Para ello, potenciar el autocuidado en el trabajo juega un papel fundamental, pues proporciona la base para el bienestar, permitiéndote conocer y atender tus necesidades físicas y emocionales. Una vez conoces y trabajas en tus capacidades, se fortalecerá tu capacidad para enfrentar desafíos laborales.

2. Confía en tus capacidades

Para conseguir un nivel de empoderamiento en el trabajo adecuado para nuestro bienestar, no basta con conocer que tan buenos trabajadores somos, o aquello en lo que somos buenos. Hay algo más: la confianza, es decir, esa experiencia emocional que nos conecta con nuestras cualidades, las que sabemos que tenemos y las que aún no conocemos, y seguir adelante. 

New call-to-action

Para conseguir esa confianza, es importante trabajar para alcanzar una autoestima sólida. Esto contribuye a cultivar dicha confianza en nuestras habilidades y decisiones, promoviendo un sentido de valía personal en el entorno profesional que se traduce en un mayor empoderamiento en el trabajo.

3. Confía en el proceso

Sentir el poder no significa que tengamos que poderlo todo ni que tengamos que poderlo ya. Hay que conocer los ritmos de las cosas y de las otras personas y cultivar una actitud paciente y optimista, de confianza en que a veces, aunque no lo parezca, estamos yendo en la buena dirección, esa que nos conduce hacia nuestros objetivos laborales. 

Descubre la solución líder de bienestar mental


4. Aprovecha las oportunidades de desarrollo

Nadie aumenta su empoderamiento en el trabajo solo con desearlo ni moviéndose exclusivamente dentro de su pequeña parcela profesional. Empoderarse viene de crecer, experimentar, y, por supuesto, aprovechando todas aquellas oportunidades de ejercitar aquello que sabemos que tenemos, aprender nuevas habilidades profesionales y comprobar si tenemos tal o cual capacidad

5. No esperes (eternamente) el mejor momento 

Lo acabamos de dar a entender: ser prudente y no hacer locuras está bien, pero no te paralices, experimenta, ponte a prueba, ten solo el miedo necesario. Hay veces que sabemos a ciencia cierta que no estamos preparados para encargarnos de una determinada responsabilidad, y ahí está bien parar. Otras veces no está tan claro, y no sabemos para qué estamos preparados hasta que lo hacemos. 

6. Siente el poder de manera realista

Y seguimos en cadena. Si conoces tus capacidades después de haberlas analizado con ecuanimidad y desarrollas una adecuada confianza en ellas que te permite exponerte a ciertos desafíos en condiciones de seguridad, entonces es posible moverse con un empoderamiento en el trabajo realista. 

Empoderamiento en el trabajo

7. Desarrolla tu capacidad crítica

En nuestra vida todos -incluyendo nosotros mismos- opinamos constantemente sobre las capacidades que tenemos, aquello para lo que estamos llamados, aquello para lo que estamos negados, cómo nos tenemos que evaluar… Por eso es importante desarrollar una adecuada capacidad crítica para no confundir las conclusiones, no creernos porque sí todo lo que nos dicen (especialmente lo malo) e impulsar nuestro desarrollo profesional. 

8. Busca una adecuada mentorización

Para alcanzar un buen grado de empoderamiento en el trabajo es fundamental contar con alguien que nos recuerde quiénes somos, que nos ayude a encontrar respuestas y caminos y que nos dé buenos ejemplos de cómo ejercer de manera saludable el poder en nuestras carreras profesionales. Esa figura, de manera formal o informal, es la que provee una buena mentorización

9. Diferencia entre empoderar a otros y empoderarte tú

Como hemos dado a entender en diferentes puntos de esta lista, no debemos olvidar que todos, en cierto sentido, podemos actuar como mentores para otros compañeros, estén o no en nuestro mismo nivel jerárquico. El empoderamiento en el trabajo no es algo que solo atañe a mi propio crecimiento, sino también a la influencia que cada cual ejercemos en el de los demás. 

En este sentido, fortalecer nuestras habilidades sociales nos puede ayudar a facilitar la comunicación, la colaboración y la construcción de relaciones laborales sólidas, fundamentales no solo para nuestro propio proceso de empoderamiento en el trabajo, sino para poder apoyar a otros en su proceso.

10. No te limites a pensar en tus capacidades: ejércelas

El empoderamiento en el trabajo es el proceso de adquisición de capacidades (habilidad, autonomía, conocimientos, solvencia) y la conciencia de poseerlas. Pero también el ejercicio de esas capacidades, que es lo que te permite avanzar, generar los mejores resultados y mantener vivo el círculo virtuoso de tu desarrollo profesional. 

Empoderamiento en el trabajo

Promover en los empleados el empoderamiento en el trabajo 

Alcanzar un nivel aceptable y, sobre todo, útil de empoderamiento en el trabajo es una responsabilidad individual, pero eso no quiere decir que estemos solos en ello: el apoyo y cooperación de otros son indispensables para lograrlo. 

Por eso, los managers de equipo y, fundamentalmente, quienes tienen responsabilidad en el departamento de Recursos Humanos deben tener claro que todos nos influimos mutuamente en nuestro empoderamiento en el trabajo y que podemos promover el desarrollo del otro

Si tienes personas a tu cargo, ten en cuenta esto, por ejemplo, a través de los tres aspectos que te señalamos a continuación.  

Acciones para promover el empoderamiento en el trabajo
1.Entrevistas de evaluación de desempeñoAprovecha las entrevistas de evaluación de desempeño para ofrecer reconocimientos y devoluciones que permitan a los empleados conocer, desarrollar y ejecutar sus habilidades presentes y futuras. 
2.Oportunidades de crecimientoApuesta por dar oportunidades de forma progresiva y controlada. Nunca podemos estar seguros de lo que alguien será capaz de lograr hasta que le encomendamos nuevas responsabilidades que impulsan su desarrollo profesional y los logros del equipo. 
3.Modelaje de empoderamientoActúa como un modelo de confianza en uno mismo y manejo adecuado de las situaciones difíciles. Todos los empleados necesitan contar con referentes inspiradores en su equipo y, por supuesto, aprender a través de una emulación constructiva. 

Dentro de este contexto empresarial, las soluciones de bienestar mental para empresas emergen como una herramienta valiosa en el ámbito laboral, ofreciendo beneficios significativos que van más allá de la salud mental individual. 

La razón es que al participar en sesiones terapéuticas, los empleados tienen la oportunidad de explorar y comprender mejor sus fortalezas y desafíos personales, lo que contribuye a un mayor empoderamiento en el trabajo. 

Al cultivar la autoconciencia y la gestión emocional, los trabajadores pueden enfrentar situaciones laborales con mayor confianza y seguridad. Y, para ello, la psicoterapia juega un rol fundamental, al ser el espacio en el que las personas son capaces de reflexionar, conocerse y plantearse objetivos. 

De esta manera, las empresas que aprovechan esta conexión entre la terapia psicológica y la capacidad de aumentar el empoderamiento en el trabajo, observan un entorno laboral más positivo, donde los empleados se sienten capacitados para contribuir de manera significativa. Y, claro está, esto genera un impacto positivo en la productividad y la satisfacción laboral de los empleados.

Fomentar el bienestar mental en las organizaciones

El empoderamiento en el trabajo nos permite cumplir con los objetivos corporativos y disfrutar de nuestra experiencia como empleados, manteniendo a raya el estrés laboral y el llamado “síndrome del impostor. Sin embargo, no siempre llega de manera fácil o estable, sino que hay que promoverlo de manera activa.  

En ifeel contamos con servicio global de bienestar mental para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral. Esta colaboración permite a los managers del área de Personas, Talento y Recursos Humanos recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo cuidar el bienestar psicológico de los equipos que tienen a su cargo, incluído el acceso a nuestras Rutas terapeuticas. 

¿Perteneces al departamento de Recursos Humanos de tu organización? Prueba ahora nuestro programa para que veas cómo podría ayudaros.

Nueva llamada a la acción

Además, nuestro programa ofrece a todos los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental que incluye soporte emocional y terapia online con uno de nuestros profesionales. 

Esperamos que este post sobre cómo aumentar tu empoderamiento en el trabajo y el de los miembros de tu equipo te haya resultado interesante, y te recomendamos leer nuestro blog sobre cómo aprender a gestionar la carga de trabajo adecuadamente. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar mental para empresas, solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

¿Qué es el empoderamiento en el trabajo?

Es el resultado de un proceso personal en el que tomo conciencia de mis capacidades, las valoro adecuadamente y construyo una percepción de eficiencia y valía que me permite desenvolverme con éxito en mis tareas. 

¿Cómo pueden los managers empoderar a su equipo?

Motivar, reconocer y dar oportunidades al equipo es fundamental. No obstante, siempre es bueno que los managers reciban asesoramiento por parte de psicólogos profesionales para aumentar las capacidades de su equipo.

¿El empoderamiento en el trabajo favorece el rendimiento?

Por supuesto: influye en nuestra motivación e implicación respecto a las tareas, nos permite desarrollarnos profesionalmente y argumentar mejor lo que hacemos y lo que necesitamos. 

¿Cómo puedo aumentar mi empoderamiento en el trabajo?

Empoderarse en un proceso y no basta con “creérselo”. Implica, descubrir, ejercer y experimentar a nivel emocional nuestras capacidades, márgenes de crecimiento y logros alcanzados.

New call-to-action

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar