cultura de empresa en las startups

Así es la cultura de empresa en las startups

La cultura de empresa en las startups suele ser una de las grandes olvidadas cuando la prioridad es posicionarse, crecer, vencer los obstáculos que pone la competencia y sobrevivir en medio del ecosistema laboral. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no prestarle atención puede tener consecuencias negativas en el bienestar psicológico de los empleados. En este post te hablamos sobre ello. 

¿Cómo es la cultura de empresa en las startups? 

Con frecuencia, escasa: aunque ya va emergiendo, todavía no le ha dado tiempo a configurarla de manera sólida. En realidad la cultura empresarial no solo se genera a través de la teoría, sino también a través de la práctica acumulada de esa cultura, es decir, a través de la andadura de la empresa en el tiempo. En los comienzos probablemente sea más implícita que explícita, más inconsciente que consciente, más práctica que teórica y más desconocida que conocida.

Eso permite que la cultura de empresa en las startups se vaya concretando, transformando y, sobre todo, mejorando, haciéndose más acorde a la misión y el propósito corporativos de la compañía en cada momento de su ciclo vital y también más conocida, apreciada y practicada por los empleados. 

Recordemos que una startup, es una empresa pequeña en cuanto al tamaño de la plantilla, de reciente creación, con poco pasado, con un futuro incierto y con poca biografía. Por tanto, su cultura empresarial tenderá a ser algo más difusa de lo que lo será en el futuro si la empresa prospera. 

apoyo emocional para empresas
cultura de empresa en las startups

¿Cómo crear una cultura corporativa en una startup de reciente creación? 

Pensando, comunicándonos y practicando. La cultura empresarial no es solo una idea, sino una idea que se lleva a la práctica. No es un eslogan, sino una referencia de comportamiento y de identidad como miembros de la empresa que debe, además, guiar la metodología de trabajo: el producto que se fabrica o el servicio que se ofrece deben reflejar la cultura empresarial, es decir, ser coherentes con ella.

Factores de riesgo para el bienestar en startups

1. Crecimiento desordenado

Tanto en producción, como en recursos como, por supuesto, en personal. El ritmo al que crece el equipo dentro de una startup tiende a ser inconstante e incierto. Esto afecta a la estructura: toda persona que se incorpora a un equipo de trabajo no solo lo enriquece, sino que lo cambia, altera su dinámica y pasa a establecer una influencia mutua con la cultura de empresa en la startup: la cultura le influye, pero él también la construye con su actitud y su conducta. 

2. Alto nivel de tensión e incertidumbre

Ninguna empresa tiene garantizado su futuro, pero algo que caracteriza a las startups es el alto nivel de incertidumbre acerca de su supervivencia, sus logros, las inversiones que recibirá o los retos a los que será capaz de atender no ya a largo plazo, sino a un plazo relativamente corto. 

calendario de bienestar laboral

Esto impacta directamente sobre el clima emocional del equipo, transmitiendo un alto nivel de tensión que puede llegar a ser incongruente con la cultura empresarial y perjudicar al bienestar psicológico de los empleados. 

3. Problemas con el liderazgo

Al igual que el resto de aspectos de una compañía joven y de rápido crecimiento, el liderazgo de este tipo de empresas también está experimentando su propio proceso de nacimiento y desarrollo. Es importante que lo haga de manera armónica a la cultura de empresa en las startups, aunque a veces se dan algunos tumbos hasta que se configuran bien los equipos y se tienen claros los procesos, los objetivos y el estilo que se desea imprimir a la organización. 

encuesta clima laboral

4. Cultura empresarial incoherente

Como hemos apuntado más arriba, suele estar más basada en lo que queremos ser que en lo que todavía somos como empresa. La cultura empresarial en las startups tiene en común con la del resto de empresas que siempre tiene un cierto grado de estabilidad pero también un cierto grado de dinamismo: nunca deja de ser algo abierto, que puede cambiar incorporando nuevos matices y dejando ir los que ya no se ajusten a la misión o el propósito corporativo de la compañía. El problema para las startups es que, por muy claras que tengan las cosas, todavía están construyendo su cultura empresarial a través de la teoría (pensarla, comunicarla), y también en la práctica.

5. No tener un verdadero departamento de Recursos Humanos

Es evidente que algunas de las tareas más urgentes de cualquier área de Recursos Humanos van a hacerse sí o sí desde el primer día de andadura de una empresa, independientemente de que exista o no un verdadero departamento encargado de hacerlo. Sin embargo, no es lo mismo tener recursos humanos para ocuparse de los recursos humanos que ir “cubriendo el expediente” desde la urgencia. Esto acaba derivando en dedicar las energías a la parte más burocrática e inaplazable de este área pero dejando todo lo que se refiere a la gestión del bienestar psicológico del empleado para más adelante. 

Claves para cuidar el bienestar laboral en una startup

1. “No dar por hecho que”

Uno de los errores típicos que pueden cometer los responsables de Recursos Humanos, especialmente en startups, es sacar conclusiones importantes sobre el estado de ánimo de la plantilla, es decir, sobre el clima laboral a través de presuposiciones, observaciones superficiales o proyecciones (atribuir a otras personas nuestros propios estados de ánimo). 

Concretamente en las startups, donde a veces el equipo es realmente reducido, puede darse el caso de que tengamos un buen acceso al clima laboral de la plantilla, porque tenemos un trato muy estrecho, hay mucha confianza y, sobre todo, es difícil disimular. Sin embargo, el hecho de estar en una situación precaria y vulnerable como empresa puede volver a las personas proclives a disimular más sus estados de ánimo y opiniones, o bien llevar a los responsables a no prestarles atención porque hacerlo no se considera prioritario. Cuidado.

2. Visión panorámica

Como ya hemos indicado, todas las empresas deben preocuparse por el futuro, independientemente de lo sólidas que sean. No obstante, en el caso de las startups esta obligación es urgente y definitoria: si no se ocupan y preocupan intensamente por su futuro es altamente probable que no lo tengan y que, literalmente, desaparezcan en cuestión de semanas. 

Esto hace que el futuro por el que se preocupan las startups sea tan inmediato que se confunda a menudo con el presente y se genere un funcionamiento altamente cortoplacista: solo importa la supervivencia urgente y todo lo demás puede esperar. A veces, en ese “todo lo demás” se incluye el bienestar psicológico de las personas, que siempre tiene dificultades para encontrar un momento oportuno para ser atendido y gestionado. 

Una visión panorámica, que tenga en cuenta el corto plazo pero también el medio y el largo, es necesaria también en las startups. 

3. Contar con información y asesoramiento profesional

Las empresas no tienen que saber de todo, por ejemplo ser expertas en cómo cuidar del bienestar psicológico de sus empleados. Bastante trabajo tienen con salir adelante con éxito, cumpliendo sus objetivos y siendo fieles a su propósito corporativo. 

Lo importante es tomar responsabilidad sobre aquellas áreas corporativas que no sabemos cubrir por nosotros mismos y pedir ayuda a expertos que puedan ofrecer la mejor ayuda. En el caso del bienestar psicológico de los trabajadores y también de la cultura de empresa en las startups, esos expertos son los psicólogos especializados en bienestar laboral, como los de ifeel

cultura de empresa en las startups

Bienestar emocional para empresas

​​​​En ifeel entendemos que no es posible cuidar de la empresa sin cuidar el bienestar psicológico de sus trabajadores. Para ello, contamos con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral con un objetivo principal: ayudar a las compañías a colocar la salud de los empleados en el centro de su estrategia de trabajo.

Gracias a esta colaboración, las personas que están al frente de los departamentos de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo tomar buenas decisiones en una empresa para sacar el máximo partido de los equipos que tienen a su cargo y cuidar mejor del bienestar psicológico de las personas que los integran.

Por otro lado, este programa ofrece a los empleados un servicio holístico de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de sus necesidades. Este servicio incluye, si lo requieren, la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre la cultura de empresa en startups te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar