La guía definitiva: logra tus propósitos 2017

Compártenos en tus redes:

Empieza un año nuevo y con él llegan nuevos propósitos también.

Llega enero y te apuntas al gimnasio o decides que es el momento de comenzar esas clases de batería. ¿Nunca os habéis planteado por qué los propósitos son tan difíciles de mantener?

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Constancia y perseverancia son piezas fundamentales en esta partida, pero para responder a esa pregunta en profundidad, es necesario pensar en otros aspectos clave que no solemos tener en cuenta.

Para comenzar, es importante reflexionar sobre los motivos que te llevan a marcarte esos propósitos. Por ello, el primer paso consiste en pararnos a pensar qué es lo que queremos nosotros para nuestra vida.

Imagina que decides hacer una maratón: el entrenamiento no va a ser fácil, requiere constancia, dedicación y hay peligro de lesión. Si no tienes claro que acabar esa carrera es importante para ti -de verdad- y por qué, lo más probable es que abandones en el camino.

Muchas de nuestras metas u objetivos, se ven impulsados por el deseo de convertirnos en ese ‘yo ideal’ que todos tenemos en nuestra cabeza: ‘cómo me gustaría ser’, ‘cómo se supone que debería’ etc. Sin embargo, es habitual que ese ‘yo ideal’ que hemos creado, se encargue de satisfacer a otras personas, y no tanto a nosotros mismos.

No es igual hacer deporte para sentirte bien contigo mismo y sentirte más ágil, que para resultar más atractivo a ojos de los demás. No es igual estudiar o trabajar en algo que te motiva, que te estimula y que es interesante para ti, que desarrollar una carrera profesional para contentar a tu familia, o para seguir lo que la sociedad te dice que debes hacer.

Son ejemplos básicos, pero el ‘para qué o para quién’ asumen un papel fundamental a la hora de comprometernos con nuestros propósitos. No es igual hacer algo para ti, donde no importa tanto lo que diga el resto; que hacer algo donde la opinión de las demás personas condiciona o resulta crucial.

Por ello es interesante preguntarse si ese ‘yo ideal’ está construido para satisfacerte a ti a nivel personal; o si ése es la persona que otros consideran que debes ser. Una imagen de tu ‘yo ideal’ que tú mismo has interiorizado de alguna forma, pero que ni siquiera se corresponde con lo que tú quieres ser en realidad.

Otro día hablaremos sobre ello, pero llegados a este punto la pregunta clave es…

¿Cómo conseguir tus propósitos?

  1. Escribe los motivos. Cuanto más argumentes las razones que te mueven para conseguir esos propósitos, cuanto más peso tengan en tu vida, más difícil será renunciar a ellos: explica las consecuencias positivas que tendrían en tu vida, por qué es importante para ti…
  2. Analiza si tus propósitos son realistas. Igual es difícil montar un imperio de moda en un año, pero no crear tu propia marca y comenzar a comercializar algunos de tus diseños, por ejemplo.
  3. Establece una jerarquía. Para alcanzar ese objetivo tan grande, tal vez necesites establecer y lograr antes otros objetivos más pequeños. Es como una escalera, no se puede llegar al último peldaño sin subir el primero.
  4. Prioriza. ¿Alguno de tus propósitos es más importante o prioritario para ti en este momento?
  5. Compártelos con alguien. Exponerlo públicamente aumenta las posibilidad de compromiso. Así como pedir ayuda si tienes alguna dificultad.
  6. Coloca la lista de propósitos en un lugar visible. Pon tu lista de propósitos y razones (o algo que te la recuerde) en algún lugar en el que puedas verlo con frecuencia, y donde puedas ir tachando aquellos que vas consiguiendo.
  7. Analiza tus resultados. Establece un tiempo -una alarma en tu calendario por ejemplo- para revisar de tanto en cuando cómo va la consecución de tus objetivos. En caso de que sientas que no estás en el camino correcto: cambia la estrategia, contrástalo con otras personas, pide ayuda...

Ahora que ya sabes cómo conseguir tus propósitos… ¡A por el 2017!

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más


Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Llama al 112 para ayuda inmediata.