Así te ayuda la psicología frente al tecnoestrés laboral

Para hablar de tecnoestrés en general y, en particular, de tecnoestrés laboral, primero debemos conocer las bases psicológicas de esta expresión. Cualquier psicólogo está familiarizado con el concepto de estrés y cuenta con las herramientas básicas para ayudar a su paciente a manejarlo. No obstante, a no ser que haya otros asuntos asociados y que requieran otro tipo de modelos terapéuticos, el enfoque más habitual para abordar este problema sería el cognitivo-conductual. En este post hablamos sobre lo que el trabajo de un psicólogo puede hacer para ayudar a las personas que sufren estrés, particularmente tecnoestrés laboral.

Enfoque cognitivo-conductual para abordar el tecnoestrés laboral

Desde esta perspectiva, el profesional comienza identificando los síntomas experimentados por la persona, las situaciones en las que aparecen, los posibles factores desencadenantes tanto a corto plazo como remotos y, por supuesto, las consecuencias que eso tiene en su bienestar, sus relaciones interpersonales y el funcionamiento en sus diferentes responsabilidades.

Además, antes de explorar posibles estrategias de afrontamiento que la persona debería poner en práctica para manejar su estrés, en este caso su estrés relacionado con el uso de aparatos electrónicos, es imprescindible averiguar cómo lo ha ido manejando hasta ahora de manera intuitiva. 

El objetivo de esta última indagación es reforzar positivamente aquellas estrategias que sean beneficiosas para hacer frente a los estresores, de manera que la persona continúe implementándolas, e identificar posibles estrategias que, de manera inconsciente, estén actuando como mantenedoras del estrés en lugar de disminuirlo. 

apoyo emocional para empresas

¿Cuándo debe preocuparme mi nivel de tecnoestrés laboral?

No es posible precisar un número concreto de sesiones para “resolver” este problema, ya que cada persona es diferente en su personalidad, su estilo de afrontamiento, las circunstancias en las que se desenvuelve su vida cotidiana y su vulnerabilidad al “tecnoestrés laboral”

Además, es difícil acotar una situación como el tecnoestrés en la consulta del psicólogo sin que aparezcan por el camino diversos asuntos relacionados directa o indirectamente con él y que van a prolongar (y enriquecer) el proceso de terapia. 

tecnoestrés laboral

Percibir un cierto nivel de tecnoestrés laboral es inevitable para una gran parte de la población, especialmente en un momento en el que, por obligación o por comodidad, hasta la más mínima actividad tiende a llevarse a cabo de manera online. Por otra parte, el estrés en sí mismo es inherente a la vida humana y necesario para adaptarnos. 

calendario de bienestar laboral

No obstante, como con cualquier otro problema psicológico, es necesario pedir ayuda especializada si por la intensidad, duración y frecuencia de los síntomas percibimos que estamos padeciendo un problema de salud mental y física y no somos capaces por nosotros mismos de hacer las modificaciones necesarias en nuestra rutina.

Las empresas pueden prevenir el tecnoestrés laboral

Además, las empresas deben prestar atención a fenómenos como el llamado tecnoestrés, que puede ser entendido como la experiencia de sentirse saturados por el uso excesivo e invasivo de dispositivos electrónicos tanto en nuestra vida personal como profesional. 

En este sentido, el teletrabajo ha sido una metodología enormemente útil para que muchas compañías se hayan adaptado a la pandemia de Covid-19. Sin embargo, cuando se ha manejado inadecuadamente, ha constituido el escenario perfecto para que la tecnología acabe volviéndose en contra de nuestro bienestar psicológico por un mal manejo del teletrabajo en nuestra empresa

En ifeel recibimos cada día cientos de consultas sobre multitud de situaciones que resultan estresantes para las personas. A menudo estas situaciones tienen que ver con cómo son actualmente las relaciones, el trabajo, el ocio y otros hábitos de consumo: muy “tecnificadas”. Por tanto, estas consultas pueden tener detrás -incluso aunque la persona no sea consciente- algún componente de saturación de tecnología, relacionada con no estar haciendo un buen uso de la misma, lo que hace que muchos trabajadores vean alterados su estado de ánimo, su activación fisiológica u otros parámetros. 

Parar antes de que aparezca el problema

A veces el problema no es tanto un “tecnoestrés” sino lo que podríamos llamar una “tecnoaversión”, o una fatiga tecnológica, aunque la persona la maneje aparentemente bien y no tenga percepción de estar sobrepasada por ello.

En este sentido siempre es interesante recordar que, a menudo, las personas tendemos a sobreestimar nuestras fuerzas y minimizar las consecuencias y los signos de nuestro desgaste físico y psicológico, especialmente si tenemos un gran interés en continuar en marcha.

Esto, aplicado al mundo laboral, es un factor de riesgo a tener en cuenta para prevenir el tecnoestrés laboral, y podríamos resumirlo haciendo un paralelismo con el clásico consejo de cada verano: igual que tenemos que beber antes de tener sed, quizá conviene parar de sobrecargarnos de trabajo antes de experimentar el desgaste que eso supone.

En cualquier caso, lo conveniente es no abusar de los aparatos electrónicos y pedir ayuda con un psicólogo si la situación se agrava. 

Ser conscientes de esto como trabajadores y responsables dentro de la compañía no va hacer que dejemos de lado el teletrabajo de la noche a la mañana como si regresáramos a la añorada antigua normalidad: la situación epidemiológica sigue sin permitirlo, al menos de manera generalizada y extendida. 

No obstante, eso no nos exime como organización de conocer cómo el tecnoestrés laboral puede afectar a la salud mental de la plantilla y, por tanto, a la productividad de la compañía. Debemos tener en cuenta recomendaciones básicas que todos podemos llevar a cabo en nuestra vida cotidiana y también estrategias más estructuradas de prevención y abordaje de problemas de salud mental en los trabajadores que puedan estar perjudicando a su rendimiento profesional. 

tecnoestrés laboral

Programa de bienestar emocional para empresas

En ifeel sabemos que el trabajo no debe suponer una interrupción en el bienestar de las personas. Por eso, nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral ha creado un programa de bienestar emocional para empresas. que mejora la retención del talento, reduce el absentismo laboral y combate el estrés de los trabajadores. 

En nuestra sección de Recursos encontrarás material valioso, como Podcast, Guías para Recursos Humanos o Entrevistas con cargos importantes de RRHH. Además, tenemos una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, que puedes utilizar para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.  

Gracias a nuestro programa de bienestar emocional, los responsables de recursos humanos de tu empresa pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar el bienestar psicológico de sus equipos. Además, este programa ofrece a los empleados un servicio 360º de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de sus necesidades. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre el tecnoestrés laboral te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar