Terapia online y maternidad

La maternidad

La maternidad trae consigo nuevos retos, emociones intensas y múltiples cambios a nivel físico, emocional y personal. Desde que surge el deseo de concebir, comienza un proceso de adaptación que puede dificultarse al aparecer emociones difíciles de gestionar como miedo, tristeza, estrés y ansiedad.

En ifeel queremos acompañarte durante las diferentes etapas de la maternidad, desde el deseo de concebir hasta la crianza temprana. Contamos con psicólogos especializados en psicología perinatal que te ayudarán a afrontar este momento tan importante para ti. Dispondrás de un espacio seguro donde expresar tus emociones y preocupaciones de forma inmediata, cómoda y confidencial. Podrás escribir a tu terapeuta cada día todos los mensajes que desees siempre que lo necesites, y obtendrás respuestas a lo largo del día.

¿Que dificultades puedo encontrar durante mi maternidad?

La maternidad es un proceso de continuo aprendizaje donde podemos encontrarnos diferentes obstáculos dependiendo del la etapa en la que nos encontremos. Algunas de las más habituales son las siguientes:

En el momento de la concepción: ambivalencia ante la idea de ser madre, problemas de fertilidad, dificultades sexuales y duelo por la herencia genética.
Durante el embarazo y el parto: miedos y preocupaciones, altibajos emocionales, pérdida gestacional (voluntaria o involuntaria), toma de decisiones en diagnóstico prenatal, duelo perinatal, dudas y miedos sobre el momento del parto.
Durante el posparto: parto prematuro, depresión posparto y dificultades en las relaciones socio-familiares.
En la crianza: vínculo materno-filial, vuelta a la vida laboral y monoparentalidad.
De forma transversal a cada una de estas etapas la relación de pareja y familiar puede verse amenazada por las tensiones propias de la llegada de un nuevo miembro a la familia.

¿Cómo puedo prepararme para un tratamiento de reproducción asistida?

Comenzar un tratamiento de reproducción asistida significa albergar en nuestro interior emociones ambivalentes como esperanza, ilusión, deseo, miedo e incertidumbre.

Durante el tratamiento, será de ayuda contar con personas cercanas a las que expresar las preocupaciones que vayan surgiendo. Además es importante confiar en el equipo médico para resolver las dudas y contar con la ayuda de un psicólogo para manejar los sentimientos presentes y minimizar el impacto del estrés propio del tratamiento.

La maternidad y nuestro entorno

El tipo de sociedad en la que vivimos nos condiciona de alguna forma. Desde el momento en el que empezamos incluso a plantearnos la posibilidad de tener un hijo/a, ya estamos tomando decisiones.

A veces lo que queremos no concuerda con lo que opinan o quieren los demás. Compartir esta etapa, desde el cariño, con las personas que nos rodean permite que nuestra red social no se resienta.

¿Cómo puede ayudarme la terapia online?

El papel del psicólogo es comprender la estructura familiar y las estrategias de afrotamiento con las que cuenta la madre (y el padre) para hacer frente a la llegada del bebé. El psicólogo acompaña e interviene con el fin de ayudar a regular los procesos internos de forma adaptativa. El objetivo es ganar confianza y seguridad para afrontar los obstáculos que puedan surgir en esta difícil y maravillosa etapa del ciclo vital.

Puedes necesitar ayuda profesional si:

Estás en un proceso de reproducción asistida
Desde que eres madre no te sientes bien contigo misma
Has perdido a tu bebé durante el embarazo
Afrontas la maternidad sin pareja

Pensamos que estos artículos pueden interesarte

Sobrevivir a una separación con hijos de por medio

Superar una separación nunca es fácil pero si, además, se trata de una separación con hijos de p [...]

Leer más

I feel like Christmas!

¿Lo oyes? Efectivamente: son los cascabeles, las panderetas y... la playlist que hemos preparado en [...]

Leer más

Violencia entre hermanos, ¿cómo detectarla?

Siempre hemos podido observar la rivalidad y peleas entre hermanos en la niñez y en la adolescencia [...]

Leer más



Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Llama al 112 para ayuda inmediata.