Baja menstrual

¿Qué debes saber sobre la baja menstrual en España?

La baja menstrual —o, cuando menos, la necesidad de acogerse a ella— es una realidad que afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Sin embargo, a menudo se pasa por alto su impacto en el entorno laboral. En este artículo, exploraremos la importancia de tener en cuenta el acceso a una baja menstrual en las empresas cuando es necesario y cómo abordarlas de manera adecuada, promoviendo la salud y la igualdad en el lugar de trabajo.

La baja menstrual para promover la salud y el bienestar

La menstruación puede ser una experiencia incómoda y dolorosa para muchas mujeres. Algunos síntomas comunes, como calambres, fatiga y cambios de humor, pueden afectar significativamente a la capacidad de una mujer para desempeñar plenamente su trabajo. Reconocer y respetar estas necesidades es fundamental para promover la salud y el bienestar de las empleadas.

Baja menstrual

Adaptaciones en el entorno laboral

Las empresas pueden tomar medidas sencillas para facilitar el manejo de las bajas menstruales por parte de sus empleadas. Por ejemplo, pueden proporcionar acceso a espacios privados donde sea posible descansar o aliviar el dolor, así como la flexibilidad para modificar las tareas u horarios de trabajo cuando sea necesario, lo que puede marcar una gran diferencia. Estas adaptaciones no solo benefician a las empleadas directamente afectadas, sino que también contribuyen a fomentar un entorno laboral más inclusivo y empático en general.

New call-to-action

Equidad de género y diversidad

La consideración de la baja menstrual en el entorno laboral es un paso hacia la equidad de género y la promoción de la diversidad. Al abordar adecuadamente las necesidades específicas de las mujeres, las empresas envían un mensaje claro de apoyo y reconocimiento, lo que ayuda a romper los estigmas y a crear una cultura empresarial más inclusiva. 

Además, al ofrecer adaptaciones y flexibilidad para acogerse a una baja menstrual, se evita que las mujeres se sientan obligadas a ocultar o minimizar su dolor, lo que contribuye a una mayor transparencia y confianza en la empresa.

Baja menstrual por regla dolorosa 

En febrero de 2023, España se convirtió en el primer país de la Unión Europea en aprobar una ley que otorga el derecho a una baja médica por regla dolorosa. La ley reconoce que el dolor menstrual puede ser incapacitante y establece que las mujeres que sufren de dismenorrea secundaria asociada a patologías como la endometriosis pueden recibir una baja laboral por esta razón. La ley busca eliminar cualquier sesgo negativo en el ámbito laboral y garantizar una regulación adecuada para esta situación patológica.

La baja menstrual por regla dolorosa permite a las mujeres recibir un descanso médico por el dolor menstrual. Es importante destacar que las bajas médicas son emitidas por médicos y no se pueden tomar libremente sin justificación. La ley garantiza que el Estado asuma el pago de estas bajas desde el primer día, sin perjuicio para la empresa.

Un avance para el bienestar de las mujeres

Esta nueva ley representa un avance significativo para el bienestar femenino, ya que reconoce la realidad de los dolores menstruales que las mujeres experimentan mensualmente. Históricamente, la regla ha sido un tema tabú y sus dolores se han invisibilizado. Esta ley busca facilitar el cuidado de las mujeres en estas situaciones y equipara la baja menstrual con otras situaciones médicas, como el tratamiento del cáncer de próstata.

Nueva llamada a la acción

Algunas personas temen que esta ley pueda llevar a una discriminación laboral contra las mujeres. Sin embargo, en lugar de oponerse a la ley, es importante educar a la sociedad y legislar para que el embarazo, la maternidad y la regla no sean vistos como problemas, sino como situaciones normales en la vida de las mujeres. 

Las trabajadoras pueden rendir igual o mejor si el ambiente laboral es favorable para su bienestar, apoyando la baja menstrual por regla dolorosa y permitiendo opciones como el teletrabajo.

Productividad y satisfacción laboral

Cuando las mujeres se sienten respaldadas y apoyadas durante las bajas menstruales, es más probable que puedan continuar trabajando de manera eficiente y productiva. Al ofrecer un entorno que les permita manejar sus síntomas y cuidar de su salud, las empresas pueden ayudar a minimizar el impacto negativo en la productividad. Además, al reconocer las necesidades de las empleadas, se fortalece el vínculo entre la empresa y sus trabajadoras, lo que puede aumentar la satisfacción laboral y la retención de talento.

En resumen, la baja menstrual es una realidad para muchas mujeres en el ámbito laboral y no debe pasarse por alto. Al considerar y abordar adecuadamente estas necesidades, las empresas no solo promueven la salud y el bienestar, sino que también fomentan la equidad de género, la diversidad y la productividad

Baja menstrual

Reconocer y respetar las bajas menstruales es un paso importante hacia la creación de entornos laborales más inclusivos, donde todas las personas se sientan valoradas y respaldadas.

New call-to-action

Es hora de romper el tabú en torno a la menstruación y reconocer que es una realidad que afecta a las mujeres periódicamente. Las medidas de bienestar menstrual en el entorno laboral benefician a las trabajadoras y no deben ser motivo de discriminación. Es momento de abogar por la empatía y la defensa de los derechos laborales.

​​Esperamos que este post sobre la baja menstrual te haya resultado interesante, y te invitamos a conocer 12 ejemplos de machismo en el trabajo en nuestro blog. Si quieres más información sobre el servicio de bienestar emocional para empresas de ifeel solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar