bienestar financiero

¿En qué consiste el bienestar financiero?

El bienestar financiero de los empleados parece haberse convertido en uno de los grandes objetivos a conseguir por parte de estos y también de las empresas. No obstante, se hace necesario definirlo de alguna manera de cara a potenciarlo de una manera estratégica

Existen diferentes aproximaciones a este concepto pero, inicialmente, podríamos considerar que el bienestar financiero tiene que ver con la experiencia subjetiva de satisfacción que los empleados tienen sobre el dinero que ingresan, que gastan y que poseen en un momento determinado. Esa experiencia debe ser considerada más allá de los indicadores objetivos de sus finanzas, es decir, no solo en términos absolutos sino en términos relativos y que, por tanto, se prestan más a la subjetividad. 

bienestar financiero

Entendido de esta manera, el bienestar financiero de los empleados pone en juego el manejo que hacen de su dinero y las consecuencias que dicha gestión tiene en su bienestar emocional, tal y como ellos las perciben. 

New call-to-action

¿Qué es el bienestar financiero?

Es una experiencia subjetiva satisfactoria que aparece cuando las personas perciben un equilibrio entre el dinero que poseen y el que necesitan para cubrir sus diversas necesidades.

¿El bienestar financiero consiste en tener mucho dinero?

No exactamente. Tener dinero ayuda, pero no hay un criterio objetivo sobre cuánto es mucho dinero y hay personas que, sin tener un gran nivel adquisitivo, sí experimentan un bienestar financiero razonable.

¿Las empresas pueden contribuir al bienestar financiero de sus empleados?

Por supuesto, pueden y deben hacerlo, a través de buenas condiciones laborales pero también de diferentes beneficios que complementen el salario y enriquezcan su experiencia en la compañía. 

¿Qué efecto tiene para la empresa mejorar el bienestar financiero de sus empleados?

El bienestar financiero de los empleados contribuye a su salud psicológica, mejora su rendimiento, fortalece su vinculación con la empresa y mejorar su reputación interna y externa. 

¿Es lo mismo bienestar financiero que tener dinero?

Nos guste o no, a lo largo de la historia el dinero se ha convertido, en cierto sentido, en la medida de todas las cosas. A un nivel estrictamente material no deja de ser metal, papel o números en una cuenta corriente. Sin embargo, es el instrumento que, en sociedades como la nuestra, hemos construido para facilitar el intercambio de bienes y servicios, trascendiendo el milenario sistema conocido como trueque. 

Adquirir dinero (o contar con él) es, sin duda, completamente indispensable para tener una vida adecuada e integrada en la sociedad: resulta muy difícil, por no decir imposible, subsistir y participar de los diferentes actos de una vida cotidiana normal si no contamos con un mínimo de dinero. Además, poseerlo en grandes cantidades —y no solo en cantidades relativamente suficientes— es una aspiración poco menos que atávica de cualquier persona. 

El dinero es absoluto, su impacto es relativo

Aunque la avaricia tiende a convertir el dinero en un fin en sí mismo, en realidad es más saludable considerarlo como un medio: sea mucha o poca, nuestra fortuna sirve en la medida en que sirve para hacer cosas con ella. Por tanto, dado que en realidad el dinero en sí mismo solo es metal, papel o cifras en una pantalla, es importante considerar su importancia por las cosas que nos permite hacer o nos permitiría, llegado el caso. Observarlo como un bien a acumular de manera acrítica, o de una manera que no se traduce en utilizarlo para vivir bien, tiene menos sentido, aunque no carece completamente de utilidad psicológica. 

Cuando tenemos en cuenta estos matices entendemos que el dinero aporta bienestar financiero solo en relación con los bienes que nos permite adquirir y, por supuesto, la seguridad que nos aporta percibir que lo poseemos o que lo vamos a ingresar a corto, medio o largo plazo. Esto quiere decir que el dinero sirve incluso cuando no se gasta, al menos cuando no se gasta de manera inmediata. 

Tipos de bienestar financiero

1. Bienestar financiero directo

En el dinero hay un beneficio psicológico directo: la mera posesión del dinero es placentera porque aporta seguridad psicológica, al facilitar la sensación de que el individuo puede hacer frente a sus necesidades básicas y no tan básicas presentes. También porque refuerza su expectativa de que seguirá siendo capaz de satisfacer esas necesidades en el futuro, o de hacerse cargo de gastos imprevistos sin alterar significativamente su nivel económico. Desde ese punto de vista, podemos hablar de un bienestar financiero directo.

Nueva llamada a la acción

2. Bienestar financiero indirecto

Por otro lado, es posible apreciar un tipo indirecto de bienestar financiero. Probablemente, este sea el más común y más fácil de entender: en este caso, la satisfacción, gratificación o placer no están generados por el dinero en sí mismo, sino por todo aquello a lo que el dinero da acceso, tal y como se ha descrito anteriormente. 

bienestar financiero

Bienestar financiero dentro del marco del bienestar laboral

Aunque hasta ahora hemos hablado solo de la experiencia subjetiva que los empleados tienen respecto al dinero, es evidente que las empresas tienen mucha influencia a la hora de potenciar el bienestar de estos en general y el bienestar financiero en particular. Para ello, cuentan con diferentes herramientas (beneficios sociales, el llamado “salario emocional”, retribución flexible, bonus, revisiones de las condiciones, salario a demanda) sin descartar lo que pueden hacer para facilitar el acceso al cuidado de su salud psicológica.  

Esto tiene mucho que ver con lo que hacemos en ifeel. ¿De qué se trata? Muy sencillo. Nosotros ponemos a tu alcance nuestro servicio global de bienestar mental para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral. Esta colaboración permite a los managers del área de Personas, Talento y Recursos Humanos recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo cuidar el bienestar psicológico de los equipos que tienen a su cargo. 

¿Perteneces al departamento de Recursos Humanos de tu organización? Prueba ahora nuestro programa para que veas cómo podría ayudaros.

Además, nuestro programa ofrece a todos los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental que incluye soporte emocional y terapia online con uno de nuestros profesionales. 

New call-to-action

No olvides que en nuestra sección de Recursos pueden encontrar diferentes materiales, como Podcast, Guías para Recursos Humanos sobre temas diversos (por ejemplo, un glosario de bienestar laboral, una guía para prevenir el burnout, o cómo plantear adecuadamente los OKR desde el punto de vista del manager de Recursos Humanos). También cuentas con Entrevistas con cargos importantes de RR. HH..  Además, tenemos una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, que puedes utilizar para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.

Esperamos que este post sobre la importancia del bienestar financiero te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar mental para empresas solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar