blue monday

Sobrevivir al Blue Monday

A estas alturas del año, quizás ya has escuchado hablar del fenómeno “Blue Monday”. Pero, ¿te has cuestionado realmente qué es?, ¿es real?, o ¿es solo uno de esos términos que, como las modas, se popularizan y luego dejan de repetirse?

La realidad es que en esta época del año, que ya acabaron las fiestas, y con ellas las vacaciones, los días de descanso, o de —al menos— salir de la rutina, es común encontrar que las personas experimenten muchas emociones al mismo tiempo. Pero, ¿por qué ocurre esto? Describamos un poco el contexto.  

El fin de las vacaciones implica retomar el trabajo y la rutina. Sea desde el teletrabajo o teniendo que ir a la oficina de toda la vida, esta época implica volver, pero sin las decoraciones, luces, y sin la cena de Navidad o la lotería que trae consigo ese toque de esperanza característico de estas fechas. Además, el año nuevo hace que nos enfrentemos con ese “yo del futuro”, que en diciembre esperábamos que se encargara de ese problemilla o mail que dejamos para enero. Y claro, hace frío. Mucho frío. 

Visto, así, suena todo muy deprimente. Y esta es, precisamente, la razón de etiquetar al tercer lunes de enero, (fecha que suele coincidir con la vuelta de las vacaciones), como “Blue Monday”, describiéndolo como “el día más deprimente del año”. 

Sin embargo, utilizar el nombre de un trastorno de la salud mental, como lo es la depresión, de forma tan general, asumiendo que es un fenómeno que le afecta a todas las personas, es un poco insensato. Básicamente, porque el simple hecho de categorizar una fecha con cargas emocionales, sin ningún tipo de basamento científico o explicación que lo avale, puede ser peligroso.   

New call-to-action
blue monday

¿Mito o realidad?

La sola idea de querer averiguar cuál es el día más deprimente del año ya resulta increíble en sí misma. Tener la pretensión de haberlo logrado a través de una fórmula matemática rebasa todos los límites imaginables de lo que podemos considerar como serio o riguroso. Porque… ¿Deprimente en función de qué criterio? ¿Deprimente para quién? ¿Deprimente en el sentido clínico o en el sentido coloquial de la palabra? La realidad: no hay criterios que lo definan.

Sin embargo, no se pueden ignorar las características del contexto descrito anteriormente. Que, si bien no es aplicable a todas las personas, es común que se repitan ciertas condiciones que puedan hacer que las personas experimenten una bajada de ánimo, o simplemente, que les cueste retomar el ritmo que se traía del año anterior. 

Descubre la solución líder de bienestar mental


Y es aquí donde resulta clave marcar la diferencia. No es igual experimentar emociones displacenteras, como pueden ser un estado de ánimo bajo, pereza o incluso fatiga, (que además son emociones completamente normales y acordes al contexto); que estar diagnosticado con depresión. 

Todo lo mencionado, además de la carga de trabajo o una situación financiera posiblemente estresante, puede contribuir a que nos sintamos mal en estas fechas. Pero no son criterios clínicos para diagnosticar una “depresión”. La realidad es que el “Blue Monday” no es más que una invención estadística, y no una ley general, por lo que tener este dato en cuenta es importante para poder hacerle frente a ese “bajón” o “resaca emocional” del fin de las fiestas. 

Funciona así: si considero al Blue Monday como una ley, de la que no puedo escapar, solo me rendiré ante ese hecho y asumiré que debo sentirme mal en estas fechas. Pero, si al contrario, comprendo de donde viene el término y observo el panorama completo, seré capaz de entender que SI hay mucho que podemos hacer. Esta visión cambiará por completo nuestra perspectiva y el cómo nos enfrentamos a estas fechas, para que nuestro “yo del año nuevo” comience a trabajar y nos ayude a sentirnos mejor.

blue monday

Cómo afrontar el Blue Monday

En primer lugar, recordemos que no porque algo “está ahí” tiene que afectarnos realmente. Volvamos a las preguntas anteriores: ¿deprimente en qué sentido y para quién? Tu, tu equipo o tus colegas pueden tener un estado de ánimo un poco más bajo al retomar la rutina, pero no por ello vamos a llamarle depresión. De hecho, la vuelta es un buen momento para reconectar y volver juntos a la rutina, y si hay relaciones complicadas, poder buscar soluciones con la mente fresca.

El primer paso, por ende, sería indagar y cuestionarnos para identificar el origen del malestar. A todos nos afectan cosas diferentes, quizás algunos estén más sensibles al clima, u otros estén nostálgicos por los reencuentros navideños. La verdad es que puede haber tantas razones como personas: las deudas post-navideñas, la fatiga de las vacaciones, la acumulación de trabajo y el estrés de las fechas límite, etc. 

En los entornos laborales, los líderes y managers tienen una responsabilidad especial en estas fechas: detectar y atajar dichas necesidades a tiempo. Si bien las compañías no son los entes encargados de la salud mental de las personas, si juegan un papel importante en la creación de ambientes de trabajo saludables, capaces de apoyar a su plantilla cuando más lo necesite. 

Para ayudarte en este proceso, hemos desarrollado desde ifeel esta guía para superar el desafío de volver a trabajar después de las vacaciones. Con consejos de expertos en bienestar mental, aprenderás a retomar tus tareas con confianza y progreso. ¡Descárgala ahora y afronta la vuelta con éxito!

Cuidando el bienestar desde las empresas

Desde los lugares de trabajo, las empresas pueden adoptar diversas estrategias para ayudar a sus empleados a enfrentar el Blue Monday, o cualquier otra situación que pueda afectar su bienestar mental. Dentro de estas estrategias se encuentran: 

  1. Promover un ambiente de trabajo positivo: Fomentar una cultura organizacional que valore la positividad y el apoyo mutuo, en el que se celebren los logros y éxitos del equipo.

  2. Implementación de programas de bienestar: Implementar programas saludables para empresas, capaces de velar por la salud mental y física de los empleados, es sinónimo de ofrecerles las herramientas para afrontar las dificultades de la mejor manera posible.

  3. Flexibilidad en el trabajo: Implica proporcionar opciones de trabajo flexible, como horarios de trabajo ajustables o la posibilidad de trabajar desde casa, para ayudar a reducir el estrés laboral.

  4. Fomentar una comunicación abierta: Crear espacios en los que se promueva la comunicación honesta entre empleados y líderes, puede ayudar a que los trabajadores se sientan escuchados y apoyados.

  5. Ofrecer recursos de apoyo: También resulta importante psicoeducación a los trabajadores, proporcionándoles información sobre recursos externos, como líneas telefónicas de ayuda o servicios de asesoramiento, para aquellos que puedan necesitar apoyo adicional.

  6. Actividades de equipo: Organizar actividades de equipo divertidas o eventos especiales puede fomentar el trabajo en equipo, y ayudar a elevar el ánimo de los empleados.

  7. Establecer un sistema de reconocimiento y recompensas: Reconocer y recompensar el arduo trabajo de los empleados puede ayudar a fortalecer su moral y motivación, especialmente durante estas fechas.

  8. Entrenamiento en gestión del estrés: También, dentro de los programas psicoeducativos, resulta muy útil proporcionar capacitaciones en técnicas de gestión del estrés y resiliencia para ayudar a los empleados a enfrentar desafíos emocionales, y a gestionar las cargas de trabajo.

  9. Acceso a apoyo psicológico: La mejor forma de ayudar a los empleados que pasan por momentos difíciles, es facilitarles el acceso a servicios de psicología, terapia o asesoramiento, así como fomentar un entorno en el que los empleados se sientan cómodos buscando ayuda.
blue monday

Confía en los expertos

En ifeel sabemos que velar por el bienestar mental de los empleados es un esfuerzo continuo y no debe limitarse a un solo día del año. La creación de un entorno de trabajo saludable y de apoyo puede tener un impacto positivo a lo largo del tiempo.

Por esta razón, nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral ha creado una solución de bienestar mental para empresas que aporta beneficios realmente relevantes a todo el equipo, incluyendo a los responsables de Recursos Humanos.

Sabemos que los líderes realizan una labor que influye mucho en los resultados finales de la compañía. Por eso, a través de nuestro programa pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar el bienestar psicológico de los equipos que tienen a su cargo. ¿Formas parte del departamento de Recursos Humanos de tu organización? Prueba ahora nuestro programa para que veas cómo podría ayudaros.

Nueva llamada a la acción

Además, esta solución ofrece a todos los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental al que pueden acceder por diferentes vías en función de sus necesidades: quienes lo deseen, tienen acceso a un servicio de terapia online con uno de nuestros psicólogos, especializado en casos como el suyo, o bien interactuar con uno de nuestros profesionales para recibir soporte emocional en alguna circunstancia más específica que les preocupe.

Esperamos que este post sobre el Blue Monday te haya resultado interesante, y te invitamos a leer para qué sirve la psicología organizacional en este blog. Si quieres más información sobre nuestra solución de bienestar mental para empresas, solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

New call-to-action

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar