¿Qué buscan los empleados en una empresa?

Compártenos en tus redes:

¿Te has preguntado alguna vez qué buscan los empleados en una empresa? Si te dedicas al sector de los recursos humanos, concretamente a la selección de personal, seguro que sí. Y también es seguro que no habrás encontrado una única respuesta.

Está claro que no siempre tenemos la posibilidad de trabajar en algo que nos guste, nos motive y que, además, esté bien pagado. No obstante, eso no es impedimento para que tengamos ojos en la cara y sepamos distinguir lo que nos gusta de lo que no nos gusta cuando evaluamos a la empresa para la cual trabajamos. Y muchas cosas nos gustan. O, al menos, nos gustaron en algún trabajo anterior y nos encantaría recuperarlas. 

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Existen cientos de puntos positivos que los trabajadores de una organización pueden destacar. Sin embargo, a continuación te detallamos los 8 aspectos más valorados por los trabajadores cuando se les pregunta qué buscan en una empresa y que les gusta del lugar en el que desempeñan su profesión. Seguro que te identificas con más de uno.  

¿Qué buscan los empleados en una empresa?

1. Disfrutar de un buen ambiente de trabajo

Que haya “buen rollo” en el lugar de trabajo es fundamental para trabajar bien. Por eso, no es extraño que sea uno de los parámetros que siempre aparecen en las listas de los elementos que los empleados buscan en una empresa. Esto es importante tanto cuando se trabaja de manera presencial en la oficina como cuando se trabaja desde casa y las interacciones son más distantes. 

¿qué buscan los empleados en una empresa?

No importa lo interesante, importante o agradable que sea la tarea: si las relaciones interpersonales no funcionan los trabajadores se sienten mal, entran en conflicto unos con otros y tienen más dificultades para cooperar. Por supuesto, tampoco su rendimiento nunca será tan bueno como si el ambiente, es decir, el “clima emocional” de la empresa, fuera positivo.  

2. Ser tenido en cuenta

Cuando las empresas estructuran su política de beneficios sociales, también llamados “salario emocional”, no lo hacen de cualquier manera. Al contrario, incluyen en ese programa de incentivos aquellos elementos que hacen que un trabajador sienta que no es una mera mano de obra, sino que se le tiene en cuenta. 

De hecho, cuando se pregunta a los trabajadores qué es lo que valoran positivamente de las compañías para las que trabajan es el ser considerados de manera personalizada y no como un número. Es decir, sentir que participan en los procesos de toma de decisiones, que se les dan responsabilidades basadas en la confianza, que sus logros se premian y que, en definitiva, se les trata bien. 

3. Capacidad para adaptarse a las necesidades del trabajador

Además de obtener refuerzos positivos y ser tratados con cercanía y confianza, a las personas les gusta experimentar que sus trabajos no son como una cárcel. Lejos de eso, la mayoría de los trabajadores dan mucha importancia a la capacidad de la empresa para adaptarse a sus necesidades, con flexibilidad y generosidad, siempre dentro de un marco de reciprocidad en que el trabajador también se adapta a las necesidades de la empresa en la medida de sus posibilidades. 

Los clásicos ejemplos de esta adaptación son la posibilidad de hacer ajustes en el horario o en el a la hora de afrontar de manera saludable el teletrabajo en función de necesidades cotidianas continuadas o que aparecen de repente, de manera puntual. 

4. Recibir un buen sueldo

Uno de los clásicos que no puede faltar cuando se pregunta qué buscan los empleados en una empresa es, naturalmente, el sueldo. Más allá de los mínimos que todos podemos considerar como imprescindibles para vivir, el buen sueldo se caracteriza por lo bien ajustado que esté a la tarea que se realiza y las responsabilidades que tenga el trabajador. 

Normalmente las personas son realistas y conocen cómo está el rango salarial dentro de su categoría y su sector. Precisamente por eso saben reconocer cuándo una empresa paga bien o, incluso, muy bien a sus trabajadores e incluyen esta característica entre aquellas mejor valoradas en este contexto. 

5. Tener un buen jefe

En un apartado anterior hablábamos de la importancia de crear un buen clima laboral a través de la construcción de relaciones positivas. Una de esas relaciones, de hecho una de las más importantes, es la que los jefes y sus subordinados tienen entre sí. 

Un buen jefe es aquella persona que no comete errores graves si aspira a liderar un equipo, no solo en cuanto a las tareas, sino también en cuanto a las relaciones y los afectos, a través de su buen ejemplo y también de su carisma personal

Los trabajadores no suelen tener la posibilidad de elegir quién les va a dirigir o coordinar en una tarea determinada ni mucho menos pueden influir en ello cuando hacen su entrevista en medio de un proceso de selección. Sin embargo, todos destacan positivamente el hecho de tener un “buen jefe” como uno de los elementos que más agradecen en su día a día en la compañía. 

6. Trabajar en algo significativo

Antes hemos mencionado la importancia del sueldo y también del valor de las relaciones. Otro de los elementos que resultan cruciales para tener una experiencia profesional plena es la tarea. No se trata solo de que lo que hacemos sea más o menos fácil o agradable sino de que, a ser posible, sea importante para nosotros o para otros. 

Trabajar en un proyecto que va más allá de lo puramente utilitario resulta motivante para muchas personas, incluso en aquellas situaciones en las que el sueldo u otras condiciones flaquean notablemente. 

Llevándolo un poco al extremo, se trata de aquellas situaciones en las que alguien afirma: “Lo habría hecho gratis” o “Debería haber pagado yo por hacerlo”. Sobre todo es cuando sentimos que esto que estamos haciendo nos trasciende y genera un bien realmente importante para muchas personas.  

7. Ofrecer un buen servicio o un producto de calidad

Aunque la tarea no consista en algo muy trascendental, a muchas personas les gusta simplemente la sensación de que trabajan en un sitio que hace las cosas bien y que se toma su trabajo en serio. No importa si lo que hacen no es de vida o muerte ni mucho menos. 

Se trata del amor por las cosas bien hechas, independientemente de cuánto cuesten, de quién las vaya a comprar o de la relevancia que tendrán. Por eso, a muchos trabajadores les resulta desmoralizador sentir que trabajan en una compañía caótica, chapucera o que no se preocupa por sus clientes sino que solo trata de aprovecharse de ellos. 

8. Valores que sostienen a la empresa

Ninguna compañía está exenta de tener una cultura empresarial. Dentro de ese marco de referencia en el que ocurre todo, incluimos los valores en los que se asientan las acciones que se realizan. 

Aunque empresas que pertenecen a sectores realmente diferentes pueden compartir ciertos valores, desde dentro los trabajadores perciben muy bien cuáles son los principios que imperan y su coherencia con la tarea y el trato que se da a la plantilla. Es decir, no todos los trabajos están estructurados en torno a los mismos valores. Por eso, a la gente le gusta trabajar en empresas que tengan no solo valores acordes a los suyos, sino que puedan ser acogidos por un gran número de personas. 

Aunque estés de acuerdo con estos 8 puntos de los que acabamos de hablar, lo más probable es que no hayas podido identificarlos todos en tu realidad actual como trabajador. No importa: los trabajos perfectos no existen, no es fácil llevar a la realidad la pregunta de qué buscan los empleados en una empresa. 

¿qué buscan los empleados en una empresa?

Ahora bien, si has leído estos 8 puntos y ninguno de ellos te ha venido a la mente cuando piensas en tu empresa, lo más probable es que tu estado de ánimo, tu motivación y tu sensación de realización personal estén un poco perjudicados. Si ese es tu caso, es conveniente que puedas examinar qué está pasando, cómo te está afectando y qué margen de maniobra tienes para hacerle frente. 

Por otro lado, es probable que tú seas un directivo o un responsable de recursos humanos dentro de tu empresa. Por eso es muy importante que tengas en cuenta estos 8 puntos porque son aquellos que pueden marcar la diferencia entre una plantilla razonablemente satisfecha y eficiente y una plantilla donde el rendimiento está viciado sin que se identifiquen las causas.

En cualquier caso, sobre todo con una perspectiva de prevención, puedes asesorarte a través del programa de bienestar emocional para empresas de ifeel. Nuestros expertos te asesorarán de manera personalizada y continuada para que puedas trasladar a tu empresa aquellos elementos que los trabajadores mejor valoran. Al fin y al cabo, no hay ninguna compañía saludable con una plantilla que no se encuentra bien

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.