método kaizen

¿Aplicas el método kaizen en tu trabajo?

Como tantas cosas asociadas al orden y la pulcritud, el método kaizen viene de Japón y toma su nombre de la combinación de dos ideas fundamentales en diferentes ámbitos de la vida, también el laboral. 

Por un lado, kai, que hace alusión a la idea de “cambio”. Por el otro, algo que nos suena más: zen, que remite a la idea de “bueno” o “mejor”. ¿En qué se basa esta manera de hacer las cosas? ¿Puede ayudar a empresas y empleados a funcionar de forma más inteligente? En este artículo te hablamos de ello. 

¿En qué consiste el método kaizen?

El método kaizen, que puede aplicarse a diferentes contextos de nuestra vida, además del laboral, es un conjunto de herramientas ordenadas y orientadas hacia un fin, en este caso mejorar el funcionamiento de los procesos corporativos. ¿Cómo lo consigue? 

New call-to-action

Principalmente poniendo atención a una destreza importante: eliminar los obstáculos e interferencias que impiden fluir a esos procesos, lo cual promueve resultados más eficientes y actúa como una potente herramienta de prevención de factores de riesgo psicosocial como el estrés, el mal clima laboral o el burnout. 

método kaizen

1. Tener voluntad de perfeccionamiento

Para aplicar el método kaizen a nuestras tareas lo primero que debemos hacer es huir del conformismo con un determinado nivel de calidad en la ejecución y plantearnos si el resultado obtenido es el mejor posible y qué podríamos hacer para mejorarlo o completarlo. Aunque hayamos alcanzado el mejor nivel de rendimiento, la mera reflexión al respecto tiene un valor. 

2. Hacer las cosas con primor

Además de hacer las cosas bien o lo mejor posible, el método kaizen enfatiza un matiz que, en el lenguaje coloquial, llamaríamos “currárselo mucho”. La idea es hacer las cosas con cuidado, poniendo atención y mimo en los detalles, incluso en aquellos que nos parecen irrelevantes. Cuando trabajamos siguiendo este método, lo hacemos con plena conciencia de un deseo: que la ejecución tenga el máximo nivel de calidad en todos sus aspectos como sea posible. 

3. Mejorar la ejecución en cada momento

El método kaizen es una actitud y también un estilo de hacer las cosas que implica pleno arraigo en el momento presente. La recomendación es no esperar a los momentos finales para repasar, pulir y rastrear la posible aparición de errores o desperfectos en la ejecución de las tareas. Por el contrario, esta metodología preconiza la corrección de los errores según se van produciendo, aplicando el máximo nivel de calidad en cada fase de un proceso productivo. 

¿Cuáles son los valores en los que se asienta el método kaizen?

Cuando trabajamos conforme a estas directrices intentamos no perder de vista que obtener un buen resultado no es posible sin un buen proceso. Eso requiere darle importancia a ciertos aspectos de nuestro desempeño incluso por sí mismos, independientemente del resultado que acaben generando. 

Nueva llamada a la acción

Se trata de no perder de vista que hacer las cosas lo mejor posible es un valor en sí mismo y, también, una manera concreta, práctica, de realizar las tareas que cada cual tiene asignadas. Desde este punto de vista, se ponen en el centro aspectos como el orden, la buena organización y la síntesis

La manera de entenderlos es la siguiente: como la eliminación de lo superfluo, porque todo aquello que no contribuye a la realización de la tarea está estorbando en la ejecución, es decir, está dificultando que se realice de la mejor manera posible. 

Asumiendo que la disciplina es trabajar con seriedad y rigor, el método kaizen se apoya en diversos valores, como estos:

1. Calidad de ejecución

Si algo caracteriza al método kaizen es la relevancia que otorga a conseguir el máximo nivel posible de calidad en cada tarea. Eso se consigue persiguiendo el máximo nivel de calidad posible en cada fase del proceso de ejecución. 

2. Profundidad en la observación

Quienes desean poner en práctica el método kaizen no pueden hacerlo sin tener una visión completa, compleja y profunda de las tareas que realizan, los resultados que obtienen y cuánto se parecen estos a los que quieren obtener. La superficialidad en el trabajo no genera la mejor ejecución posible. 

3. Análisis del proceso

Junto con la profundidad que acabamos de mencionar, la mirada del método kaizen es analítica: va al detalle, busca las conexiones, se molesta en sacar una conclusión acerca de lo que está sucediendo en cada momento del proceso de producción. 

4. Implicación en la tarea

Desde este punto de vista, la calidad en la realización de las tareas requiere tomárselas en serio, asumir la responsabilidad de conseguir la mejor ejecución posible y, por qué no, con el deseo de dejar una huella personal en nuestros resultados. 

5. Foco en el presente

Según la filosofía de fondo del método kaizen, es importante que el mejor rendimiento posible suceda en cada momento de la ejecución, no solo que se busque como un remate final a la tarea. El mejor resultado a nuestro alcance se persigue desde el primer momento y en cada momento. 

¿Cómo aplicar el método kaizen a nuestras tareas? 

Para aplicar esta metodología a nuestros quehaceres laborales pero también aquellos externos al trabajo hace falta capacidad de observación: parar, observar e intentar, entender aquello que vemos y hacemos. Esto nos permite hacernos preguntas sobre la tarea, rastrear los pormenores de la ejecución y darnos cuenta de los mismos para mejorar los resultados en la medida de lo posible. 

El método kaizen muestra la importancia que puede tener la realización cuidadosa y de la máxima calidad de cada pequeña acción que compone la realización de nuestras tareas diarias, tanto fuera como dentro del trabajo. 

En este sentido, pone de relieve cómo a veces el desinterés, la fatiga o la desidia nos hacen no valorar un pequeño fallo que no se corrige, deficiencias no relevantes que se pasan por alto, falta de reflexión a la hora de tomar una decisión. 

Cada uno de estos pequeños, medianos o grandes sucesos de la metodología corporativa pueden no tener una gran gravedad cuando los observamos de manera aislada. El problema para las empresas y, por tanto, para los empleados, aparece cuando observamos qué efecto tiene en la productividad del equipo la acumulación de desperfectos no corregidos.

método kaizen

Fomentar el bienestar emocional en las organizaciones

No es fácil obtener un nivel de rendimiento óptimo en todos los procesos de la empresa, pero sí es posible cuando managers y empleados cuentan con la ayuda de los mejores profesionales

Por eso, en ifeel ponemos a tu alcance nuestro servicio global de bienestar emocional para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral. Esta colaboración permite a los managers del área de Personas, Talento y Recursos Humanos recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo cuidar el bienestar psicológico de los equipos que tienen a su cargo. 

¿Perteneces al departamento de Recursos Humanos de tu organización? Prueba ahora nuestro programa para que veas cómo podría ayudaros.

Además, nuestro programa ofrece a todos los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental que incluye soporte emocional y terapia online con uno de nuestros profesionales. 

New call-to-action

No olvides que en nuestra sección de Recursos pueden encontrar diferentes materiales, como Podcast, Guías para Recursos Humanos sobre temas diversos (por ejemplo, un glosario de bienestar laboral, una guía para prevenir el burnout, o cómo plantear adecuadamente los OKR desde el punto de vista del manager de Recursos Humanos). También cuentas con Entrevistas con cargos importantes de RRHH. Además, tenemos una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, que puedes utilizar para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.

Esperamos que este post sobre el método kaizen te haya resultado interesante, y te invitamos a leer nuestro blog sobre la metodología OKR. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas, solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

¿Qué es el método kaizen?

Es una metodología diseñada hace varias décadas en Japón para optimizar los procesos de producción y aumentar la calidad de los resultados obtenidos.

¿Cómo beneficia a las empresas el método kaizen?

Las empresas no necesitan solo buenos resultados, sino resultados que sean de la mejor calidad posible gracias al perfeccionamiento de los procesos y la eficiencia de los procesos, que son la base del método kaizen.

¿El método kaizen solo se aplica en el trabajo?

No. El método kaizen es una metodología de trabajo pero también una actitud o filosofía aplicable a cualquier tarea que nos propongamos realizar en nuestra vida.

¿El método kaizen es bueno para los empleados?

Por supuesto, dado que les permite mejorar su rendimiento, aumentar su motivación y amortiguar factores de riesgo psicosocial relacionados con la presencia de distractores en su trabajo. 

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar