Estrés laboral

¿Cómo afrontar de forma eficiente el estrés laboral?

Combatir el estrés laboral cuando se apodera del equipo y bloquea la productividad es un imperativo en toda estrategia de cuidado del bienestar psicológico de los trabajadores. Sin embargo, no todas las empresas saben cómo llevar a cabo una labor eficiente de prevención y abordaje adecuado del estrés en la oficina. Por esta razón, resulta tan útil la implementación de soluciones de bienestar mental para empresas como el que ha diseñado el equipo de psicólogos de ifeel

¿Qué entendemos por estrés laboral?

El estrés es la reacción de nuestro organismo cuando percibe que las tareas a las que tiene que hacer frente exceden a sus recursos. Es una respuesta natural que nos permite adaptarnos a esa circunstancia. Sin embargo, cuando la respuesta de estrés es demasiado elevada y/o se prolonga más allá de lo necesario, nuestro organismo sufre un gran desgaste que puede perjudicar seriamente a la salud. 

El lugar de trabajo es un escenario muy proclive a que se den situaciones de estrés, tanto coherentes con la situación como excesivas. Algunas de sus principales manifestaciones son:

Deterioro de las relaciones entre los compañeros y con los jefes/subordinados.

Descenso de la motivación y compromiso con la empresa, lo cual empeora la situación.

New call-to-action

Deterioro de la salud física y psicológica: el estrés desgasta mucho, perjudica al sistema inmune, empeora la atención y la memoria, genera sensación de angustia e indefensión si es muy prolongado. Por eso está detrás de tantas bajas médicas cuando no se aborda a tiempo. 

Por esta razón, tan importante es corregir las circunstancias que están poniendo en riesgo el bienestar emocional del equipo como tomar medidas preventivas ante estas situaciones. 

A continuación te resumimos algunas de las causas que pueden fomentar el síndrome de burnout y el estrés laboral, cómo se manifiesta esta respuesta y cuáles son algunas de las medidas preventivas que puedes poner en marcha. 

Estrés laboral

Algunas causas del estrés laboral

Diversas investigaciones han demostrado que identificar los estresores resulta clave a la hora de elaborar las estrategias de afrontamiento, para que estas puedan estar adaptadas a la causa específica del estrés laboral de los equipos. En este sentido, no solo se debe evaluar las condiciones laborales sino también algunos factores individuales que pueden estar involucrados.

Sin embargo, dentro del mundo empresarial, las causas más comunes del estrés laboral son:

1. Mala organización del equipo

Distribución y priorización erróneas de tareas y tiempos dentro del equipo, problemas de comunicación, desaprovechamiento del talento, falta de liderazgo o perfil coordinador. 

2. Equipo insuficiente

El volumen de trabajo excede a los recursos humanos con que se cuenta. Puede que sea por las capacidades de los miembros del equipo o por la escasez de recursos temporales y materiales de los que se dispone para llevarlas a cabo.  

3. Mala organización personal

El equipo es suficiente y su organización es adecuada, pero es el empleado a nivel individual quien tiene que mejorar su manera de trabajar para poder amortiguar el estrés laboral. 

¿Estoy atravesando un periodo de estrés laboral?

Para responder a esta pregunta, a veces hace falta reflexionar acerca de la vida cotidiana en el trabajo. Una buena manera de hacerlo, es contestando a las siguientes preguntas con sinceridad y sin pensarlo demasiado. Confía en tu intuición. 

PreguntasNO
1.A menudo me siento desbordada/o cuando veo las tareas que tengo pendientes.
2.Solo de pensar en todo lo que tengo que hacer, siento un enorme agobio. 
3.El ritmo de trabajo está siendo muy elevado últimamente y cada vez nos organizamos peor. 
4.A menudo me distraigo mirando la prensa, el mail o mis chats y se me acumula el trabajo.
5.Últimamente, hemos tenido picos de trabajo importantes y eso hace que no se respeten los horarios.
6.En los últimos meses ha habido bajas en el equipo, pero el volumen de trabajo no ha descendido: yo no doy abasto. 
7.En la oficina funcionaríamos mejor si hubiera un ambiente mejor, pero al no comunicarnos bien trabajamos de una manera muy ineficiente. 
8.Al principio me gustaba más el trabajo, pero ahora siento que tengo más responsabilidades de las que puedo abarcar y le estoy cogiendo manía. 
9.Entiendo que en la empresa hay que rendir, pero siento que avanzamos a costa de nuestra salud. 
10.Tengo la sensación de que la empresa me absorbe la energía, pero que no me recompensa a cambio.

¿Lo tienes? Ahora fíjate en tus respuestas. 

Si has contestado afirmativamente a la mitad o más de ellas, es probable que estés experimentando un periodo de estrés laboral considerable. Si es así, conviene que busques ayuda para empezar a combatir el estrés en la oficina, es decir, para explorar las causas y manifestaciones de esta situación, diagnosticarla adecuadamente y empezar a revertirla dentro de tus posibilidades. Un psicólogo puede ayudarte con ello, ya que se trata de uno de los temas más frecuentes en la consulta de cualquier terapeuta. 

También resulta relevante comenzar a evaluar nuestros proceso de manera temprana, para evitar que los niveles de estrés agraven el clima laboral. Datos de ifeel revelan que 57% de los usuarios que acuden a asistencia terapéutica lo hacen luego de haber experimentado síntomas durante un año o más. Esto quiere decir que todavía existe una brecha entre la evaluación y la toma de acción, que resulta necesario resolver desde las organizaciones, para prevenir posibles consecuencias negativas para la empresa.

Aprender a prevenir el estrés laboral

1. Identifica las fuentes de estrés

El primer paso para combatir el estrés laboral es identificar las fuentes que lo desencadenan. Pueden ser altas demandas de trabajo, plazos ajustados, falta de apoyo o relaciones laborales conflictivas. Identificar estas fuentes te permitirá abordarlas de manera más específica.

2. Establece límites saludables

Es importante establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal. Define un horario de trabajo adecuado y respétalo, evitando llevar trabajo a casa. Asimismo, asegúrate de reservar tiempo para actividades que te brinden placer y relajación fuera del entorno laboral.

3. Practica técnicas de manejo del estrés

Existen diversas técnicas que pueden ayudarte a reducir el estrés laboral. Algunas opciones incluyen la práctica de ejercicios de respiración profunda, meditación, yoga o realizar actividades físicas regulares. Estas prácticas promueven la relajación y reducen los niveles de estrés.

4. Organiza y planifica tu trabajo

La falta de organización puede generar estrés adicional. Toma el tiempo necesario para organizar y planificar tus tareas. Prioriza las actividades más importantes y establece metas realistas. Además, divide las tareas complejas en pasos más pequeños y manejables para evitar sentirte abrumado.

5. Busca apoyo y comunícate

No tengas miedo de buscar apoyo cuando lo necesites. Conversar con colegas, amigos o familiares sobre tus preocupaciones puede aliviar la carga emocional del estrés laboral. Además, mantén una comunicación abierta y efectiva con tus superiores y compañeros de trabajo para resolver conflictos y solicitar ayuda si es necesario.

6. Cuida tu bienestar físico y emocional

El estrés laboral puede afectar tanto tu salud física como emocional. Asegúrate de cuidarte manteniendo una alimentación equilibrada, durmiendo lo suficiente y dedicando tiempo a actividades que disfrutes. Además, busca formas saludables de gestionar tus emociones, como practicar la gratitud, mantener una actitud positiva y cultivar hobbies o intereses fuera del trabajo.

Combatir y gestionar el estrés laboral requiere un enfoque integral que abarque tanto aspectos prácticos como emocionales. Al implementar estas estrategias es posible manejar de manera efectiva el estrés laboral y mejorar tu calidad de vida en general.

Estrés laboral

Beneficios corporativos de prevenir el estrés laboral

Existen varias razones por las cuales las empresas se benefician al tener en cuenta el nivel de estrés de sus empleados y abordarlo a través de programas de incentivos para empleados y servicios completos de bienestar mental, manejados por psicólogos profesionales:

1. Mejora el rendimiento y productividad

El estrés crónico puede afectar negativamente el rendimiento laboral. Los empleados estresados tienden a tener dificultades para concentrarse, tomar decisiones acertadas y mantener un nivel óptimo de productividad. Al gestionar el estrés laboral de los empleados, las empresas pueden ayudarles a mantener un rendimiento más alto y constante.

2. Reduce el absentismo

El estrés laboral puede llevar al absentismo y a una mayor rotación de personal. Cuando los empleados se sienten abrumados y estresados, es más probable que se acojan a bajas médicas por enfermedad o busquen otras oportunidades laborales. Al abordar el estrés laboral y promover un entorno de trabajo saludable, las empresas pueden reducir el absentismo y retener su talento.

3. Mejora el clima laboral 

Un ambiente laboral estresante puede generar tensiones entre los empleados y afectar al clima laboral. Si los empleados se sienten constantemente presionados y agobiados, es más probable que experimenten conflictos interpersonales y empeoramiento de su estado de ánimo. Al crear un entorno de trabajo que promueva la gestión del estrés, las empresas fomentan un clima laboral más positivo y una mayor satisfacción de los empleados.

Para ello, el equipo de psicólogos expertos de ifeel, ha creado esta encuesta de medición de clima laboral que puedes descargar de manera gratuita, y que te ayudará a implementar acciones prácticas para fomentar un clima laboral saludable.

4. Fomenta la salud y bienestar de los empleados

El estrés laboral crónico puede tener un impacto negativo en la salud física y mental de los empleados. Esto puede derivar en problemas de salud a largo plazo, como enfermedades cardiovasculares, trastornos del sueño y deterioro del bienestar psicológico. Al tener en cuenta el nivel de estrés de los empleados y proporcionarles herramientas y recursos para manejarlo, las empresas pueden contribuir a mejorar la salud y el bienestar general de su personal.

5. Protege la reputación de la empresa

Las empresas que se preocupan por el bienestar de sus empleados y adoptan medidas para gestionar el estrés laboral suelen ser vistas como empleadores responsables y éticos. Esto puede tener un impacto positivo en la imagen y reputación de la empresa, lo que a su vez puede atraer y retener talento de calidad.

Nueva llamada a la acción

Para ayudar en el proceso, el equipo de psicólogos expertos de ifeel ha diseñado un manual, especialmente pensado para ayudar a los responsables de Recursos Humanos a detectar el estrés laboral en sus empleados, y las claves para enfrentar esta situación.

Esperamos que este post sobre cómo combatir el estrés laboral te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestra solución de bienestar mental para empresas, solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

New call-to-action

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar