dimisión silenciosa

La dimisión silenciosa: hacer lo justo y que te culpen

La expresión dimisión silenciosa -o “renuncia silenciosa” en su versión más poética- es una de los últimos asuntos controvertidos que están apareciendo en el ámbito empresarial y al cual se enfrentan los departamentos de Recursos Humanos. Queremos prestarle un poco de atención por las implicaciones que tiene en cuanto al bienestar psicológico de los trabajadores. 

¿Qué es eso de la dimisión silenciosa?

A pesar de las palabras, no se trata de una dimisión real ya que, precisamente, alude a trabajadores que no dimiten de su puesto, sino que dimiten de los esfuerzos extra no retribuidos que puedan esperarse de ellos. La parte negativa es que eso les hace aparecer como empleados de algún modo inexistentes, que dimiten de facto aunque sigan en su puesto, cuando en realidad son empleados que cumplen de manera escrupulosa con sus tareas. 

La expresión dimisión silenciosa se aplica, por tanto, a aquellas personas que realizan única y exclusivamente las tareas que tienen asignadas, respetando de manera estricta el tiempo oficialmente asignado para ello e invirtiendo en ello solo la cantidad imprescindible de esfuerzo, creatividad y preocupación para que sean realizadas. 

dimisión silenciosa

En otras palabras: ni una tarea más, ni una hora más, ni un sobreesfuerzo más. 

ifeel online therapy

La renuncia silenciosa al compromiso: ¿verdad o atrevimiento?

A esto que acabamos de describir se le llama renuncia silenciosa, o dimisión silenciosa, y suele explicarse a través de uno de los fenómenos más temidos en los cuarteles generales de todo departamento de Recursos Humanos: la falta de compromiso del empleado con su puesto de trabajo y, por tanto, con su empresa. 

No obstante, hacer lo necesario, requerido e imprescindible, cumpliendo estrictamente las instrucciones dadas y observando con exactitud el tiempo estipulado de trabajo, ¿no debería considerarse precisamente un indicador de buenas prácticas, compromiso e implicación? ¿El compromiso laboral solo se explica a través de los extras de recursos que el empleado ofrece a la empresa, basados en su miedo al despido, su deseo de estar bien considerado, la expectativa de que su abnegación y generosidad serán recompensadas en el futuro?

Dalo todo o vete a casa

Parece como si, de fondo, se diera por buena la premisa de que solo hay dos actitudes posibles para los empleados: dar el máximo de sus esfuerzos o renunciar a su puesto. Es decir, ofrecer más de lo pactado, más de lo necesario y más de lo retribuido económica y no económicamente o bien dimitir del puesto por carecer de compromiso con la empresa. Se considera que hacer “lo justo” para cumplir con el trabajo es poco, olvidando que, en realidad, “justo” también significa adecuado, correcto, suficiente o bueno. 

calendario de bienestar laboral

El empleado se mueve entonces en un rol en teoría irreprochable, dado que cumple con sus obligaciones, pero a la vez reprobable, dado que no se implica más allá, no coloca su faceta laboral por encima de cualquier otro aspecto de su vida. 

Entendida de este modo, la dimisión silenciosa o aquello que se considera como tal es una concepción del trabajo y de la relación entre empleado y empresa que ya se debería considerar pasada de moda y que, en cambio, se resiste a desaparecer. 

encuesta clima laboral

Por alguna razón -o poderosas razones- en numerosos sectores profesionales existe una inercia a considerar negativamente a aquellos trabajadores que no lo dan todo, enfocando su profesión desde la pasión, la motivación desmedida o la entrega absoluta a los intereses de la compañía para la que trabajan. 

De este modo, la probablemente mal llamada renuncia silenciosa puede estar en el centro de un grave desencuentro entre muchas empresas y muchos de sus trabajadores, incluso aunque muchas veces ninguna de las dos partes sea consciente de ello: la empresa no se siente cuidada por el empleado, ve frustrada una expectativa y coloca sobre el empleado que hace lo que debe pero solo lo que debe la responsabilidad de que la empresa no avance más y, por supuesto, la responsabilidad de que el empleado no vea acelerado su desarrollo profesional.

¿Por qué dimitir “en silencio” en lugar de hacerlo de verdad? 

La dimisión silenciosa es una mezcla entre el plante de los trabajadores (“Hasta aquí hemos llegado”) y una especie de llamada de atención del empleado hacia la empresa como preparación a una renegociación implícita de las condiciones de un determinado puesto de trabajo (“El pacto es el que es y está para cumplirlo, si quieres otro pacto, hagámoslo”). 

Sin embargo, ¿qué razones llevan a un empleado a cumplir estrictamente con sus tareas y su horario, sin esforzarse más allá de lo necesario para realizarlas? 

1. Entender bien el trabajo

Podríamos explicarlo a través de una actitud positiva y ecuánime respecto a su trabajo: no siente que sea necesario dar más para conseguir algo más o algo mejor así que, ¿por qué iba a quedarse más horas o por qué iba a exprimirse más la cabeza? Tal y como estos empleados entienden la eficiencia y la profesionalidad, se trata de obtener el máximo nivel de resultados con el mínimo nivel de desgaste y todo lo que se salga de ahí es ineficiente y poco profesional. 

2. Estar a disgusto con la empresa

También podríamos explicarlo a través de una posible vinculación negativa con la empresa, que le lleva a no comprometerse más allá: no siente que la empresa se comporte con él de la misma manera, incluso puede que perciba que se comporta peor, así que, ¿por qué debería dar lo que no recibe? 

3. El trabajo no es lo primero

Otros empleados perciben su trabajo con un nivel más o menos adecuado de agrado o motivación pero, sencillamente, consideran que el trabajo es solo el trabajo: un método digno y adecuado para satisfacer sus necesidades alimenticias y que, con un poco de suerte, ayuda a desarrollarse como persona, tejer una red social… pero no mucho más. No viven el trabajo desde la “pasión” ni lo colocan en el centro de su vida: sus prioridades son otras. 

La premisa de los trabajadores que, consciente o inconscientemente se adscriben a la tendencia de dimisión silenciosa es “No voy a hacer nada por lo que no se me compense de alguna manera”. Es decir, todo lo que queda fuera de lo pactado y no es re-pactado explícitamente también a favor del empleado es colocado por ese empleado fuera de su agenda. Probablemente sin contemplaciones, sin remordimientos, sin alardear de ello y sin permitir que se confunda con una presunta cobardía por su parte a abandonar de verdad la empresa. 

dimisión silenciosa

Cuidar el bienestar emocional en las organizaciones

En ifeel entendemos que la productividad a toda cosa no tiene sentido a largo plazo para ninguna compañía. En otras palabras, trabajamos bajo la premisa de que la prioridad es estar bien, no producir más de cualquier manera, ya que el bienestar de los empleados es una de las armas más poderosas a la hora de producir mejor. 

Para transmitir esta idea, nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral ha creado un programa de bienestar emocional para empresas que aporta beneficios realmente relevantes a todo el equipo, incluyendo a los responsables de Recursos Humanos.

Estos managers realizan una labor que influye mucho en los resultados finales de la compañía. Por eso, a través de nuestro programa pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar el bienestar psicológico de los equipos que tienen a su cargo. ¿Formas parte del departamento de Recursos Humanos de tu organización? Prueba ahora nuestro programa para que veas cómo podría ayudaros.

Además, este programa ofrece a todos los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental al que pueden acceder por diferentes vías en función de sus necesidades: quienes lo deseen, tienen acceso a un servicio de terapia online con uno de nuestros psicólogos, especializado en casos como el suyo, o bien interactuar con uno de nuestros profesionales para recibir soporte emocional en alguna circunstancia más específica que les preocupe.

Por supuesto, en nuestra sección de Recursos pueden encontrar diferentes materiales, como Podcast, Guías para Recursos Humanos sobre temas diversos (por ejemplo, la experiencia del empleado, o cómo diseñar una buena estrategia de HR) o Entrevistas con cargos importantes de RRHH.  Además, tenemos una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, que puedes utilizar para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.

Esperamos que este post sobre la dimisión silenciosa te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar

    wellness action plan