Oficinas multisensoriales

Sensehacking: oficinas multisensoriales más allá de la decoración

Si no has oído hablar de las oficinas multisensoriales es probable que pronto te lleguen noticias al respecto. Evidentemente, todo en la vida está relacionado con nuestros cinco sentidos, de modo que no existen las oficinas no-estimulantes a través de los sentidos. La cuestión está en cómo es posible manipular esas características de los lugares de trabajo para proporcionar a los empleados una estimulación sensorial que influya para bien en su experiencia dentro de la empresa. 

Estimulación sensorial en oficinas

No es nada nuevo: los colores, la decoración, la temperatura, el mobiliario, las texturas, los ruidos, los olores… Es evidente que las características llamémosle físicas de los lugares de trabajo son fundamentales a la hora de producir y tener una determinada experiencia psicológica.

No es lo mismo trabajar en una oficina en la que hace mucho calor que en otra bien ventilada. No es lo mismo trabajar en una oficina decorada en tonos oscuros que en otra con colores claros y vivos. No es lo mismo una determinada calidad de las sillas y mesas, de suelos y paredes, o en cuanto al nivel de luz, que otra. 

New call-to-action
Oficinas multisensoriales

Oficinas multisensoriales sin saberlo

De este modo, hace ya tiempo que la estimulación sensorial en las oficinas se ha convertido en un foco de atención por parte de los departamentos de Personas, Recursos Humanos o similares. 

Por ejemplo, en el mundo anglosajón se utiliza el término sensehacking para hablar de cómo el llamado diseño multisensorial puede promover un mejor grado de bienestar de los empleados en cuanto a sus formas de relacionarse entre ellos, su capacidad para recibir y procesar información y, por supuesto, sus emociones y estado de ánimo.  

Convertir las oficinas en lugares estimulantes

Por supuesto, cuando decimos estimulantes nos referimos a lograr una estimulación sensorial en la oficina en el buen sentido de la palabra. Es importante que los empleados perciban que la empresa es un lugar adecuadamente preparado para trabajar, que cuenta con los mínimos materiales y equipamiento para producir aquello que se necesita producir, pero también que va más allá de esos mínimos. 

Esto quiere decir que la empresa no se conforma con una ergonomía correcta pero básica, sino que quiere influir en la experiencia sensorial de los empleados para potenciar un buen clima laboral y una buena disposición para el trabajo que acabe repercutiendo en los resultados. 

Descubre la solución líder de bienestar mental


Tratar a los sentidos con amabilidad

De este modo, muchas organizaciones ya se plantean la relevancia que puede tener en cuanto a la experiencia de los empleados y el clima laboral, la posibilidad de convertir el “cuartel general” de la compañía en un espacio que proporciona placidez, tranquilidad y amabilidad también en lo físico. 

Al igual que sucede con las calles, las viviendas o los medios de transporte, esos espacios y también las oficinas pueden llegar a ser lugares bastante hostiles física y psicológicamente si no se tienen en cuenta ciertos detalles, a veces sencillos y no necesariamente costosos en lo económico. 

¿No te ha pasado alguna vez que pasas un calor o frío innecesarios, o que el mobiliario te agrede o aprisiona, que las salas no se cierran bien y no ofrecen privacidad o que el color de las paredes te agobia? 

Todas estas cuestiones, que probablemente te suenen por su relación con el mundo de la ergonomía, la psicología social o, por qué no, el diseño de interiores, tienen que ver con lo que estamos llamando oficinas multisensoriales: esas que son capaces de proporcionar una estimulación sensorial en el trabajo favorable para los empleados. 

Oficinas multisensoriales

El contacto humano, clave en las oficinas multisensoriales

Por supuesto, y como ya se ha dejado caer en este artículo, las oficinas multisensoriales no tienen que ver únicamente con el tipo de materiales utilizados para construir y decorar los lugares de trabajo. Además de eso, influyen enormemente en las relaciones y la comunicación interna dentro de la empresa. 

Oírse a través de una pantalla, verse a través de una pantalla, percibir el afecto positivo o negativo del equipo a través de una pantalla (a veces ni siquiera con caras, sino con mensajes escritos) no es lo mismo que recibir esos estímulos en directo. 

Nueva llamada a la acción

El contacto, el apego y el tipo de comunicación entre compañeros están muy relacionados con el poder de la palabra y los gestos expresados y escuchados en vivo, sin intermediarios tecnológicos (pantallas, micrófonos, auriculares, grabaciones). Esto no quiere decir que el teletrabajo sea nefasto para las relaciones o sea antiestimulante para los empleados. Quiere decir que influye en el tipo de estímulos que recibimos por parte de los lugares y que intercambiamos entre las personas. 

Esperamos que este post sobre las oficinas multisensoriales te haya resultado interesante, y te invitamos a leer nuestro blog sobre cómo potenciar la salud y el bienestar de las empresas. Si quieres más información sobre el servicio de bienestar emocional para empresas de ifeel solo tienes que solicitarla y en seguida nos pondremos en contacto con tu equipo.

New call-to-action

  • Nueva llamada a la acción
  • Te puede interesar