Así te afecta psicológicamente encadenar contratos temporales

Compártenos en tus redes:

Los contratos temporales son aquellos que tienen una duración concreta (a veces incluso de un solo día, otras veces de semanas o meses). Es decir, tienen una fecha de finalización determinada más allá de la cual o se renuevan o se acaban, por contraste con los contratos indefinidos. 

Esta figura jurídica resulta útil como solución flexible a multitud de relaciones laborales que el mercado necesita establecer permanentemente. Sin embargo, cuando se abusa de ella, empleándola de manera sistemática con un mismo individuo, incluso cuando se podrían mejorar sus condiciones laborales a través de un contrato indefinido, se producen consecuencias perniciosas tanto para la empresa como para el bienestar psicológico del trabajador

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Por tanto encadenar contratos temporales con un trabajador puede tener ventajas a corto plazo para las partes implicadas, pero su rentabilidad real desciende si se acude a esta fórmula de manera innecesaria dando lugar a una situación de precariedad laboral (y, por tanto, malestar psicológico) así como a un impedimento para la productividad óptima de la compañía. 

contratos temporales

Consecuencias de abusar de los contratos temporales

El contrato temporal tiene su razón de ser en muchas situaciones pero es el contrato indefinido el que acaba aportando al empleado una verdadera sensación de estabilidad, formalidad y seguridad en la relación laboral. 

Por tanto, si los contratos temporales se encadenan más allá de lo necesario, la percepción inequívoca que tienes como trabajador es que la empresa no se compromete contigo y no apuesta por ti. Si ese es el caso, ¿por qué ibas tú a comprometerte con ella? De este modo, el abuso de la temporalidad hace que descienda el sentido de pertenencia y la identificación del trabajador con la compañía, perjudicando a su motivación y, en consecuencia, a su rendimiento. 

1. Empeora la experiencia del empleado

En muchas ocasiones la relación de contrato temporal impide total o parcialmente que el empleado acceda a todos los recursos de formación, beneficios sociales y participación en los procesos que están disponibles en la empresa para los trabajadores indefinidos. Si esto se prolonga en el tiempo más allá de lo estrictamente indispensable, su experiencia como empleado empeora y eso influirá negativamente en la reputación interna y externa de la compañía. 

2. Genera incertidumbre y dificultad para planificar

La temporalidad sostenida en el tiempo acaba constituyendo una situación de precariedad laboral para el empleado que le impide planificar asuntos importantes de su vida o afrontarlos sin pensar que está haciendo algo arriesgado, lo cual acaba resultando muy estresante. No disponer de una mínima garantía sobre si su contrato será renovado, a veces incluso hasta el último momento, a menudo le impide percibir que tiene un control significativo sobre su vida

3. Dificulta la productividad

Cuando una persona no sabe si continuará mañana, o la semana que viene o el año que viene formando parte de un determinado proyecto, es probable que su nivel de implicación o interés en la tarea desciende. Esto se debe a que no tiene el incentivo de proyectarse a sí misma participando de la evolución de lo que hace actualmente y, por tanto, tenderá a sentirse menos responsable de lo que hace que si su situación en la empresa fuera más estable. El mal uso de los contratos temporales no es bueno para la productividad. 

4. Resulta frustrante y deteriora la autoestima

Cuando una persona es joven y tiene poca experiencia puede asumir con naturalidad que, por su ciclo vital como trabajadora, le toca foguearse durante un tiempo con algunos contratos temporales, al menos al comienzo de su estancia en una empresa. Sin embargo, en trabajadores más experimentados y con mayor antigüedad puede resultar muy frustrante comprobar que su trayectoria puede generar resultados para la empresa pero no contribuye a mejorar sus condiciones laborales. La incertidumbre y falta de reconocimiento asociados al uso sistemático de contratos temporales dificulta la construcción de un proyecto profesional que avance, atribuyéndolas a carencias propias que le hacen parecer menos valioso como trabajador. 

5. Genera sensación de indefensión

Al estar en una situación continuada de mayor vulnerabilidad contractual respecto a otros compañeros, es difícil que un trabajador se sienta con capacidad para hacer reivindicaciones de mejora, sugerencias o peticiones, aunque sean razonables y estén justificadas. De este modo, por miedo a que eso pueda perjudicar su futura renovación, que siempre está pendiente de ser aprobada, la tendencia es la de inhibirse, en lugar de participar activamente en la vida de la compañía o tener control sobre los asuntos que le afectan. 

contratos temporales

Cuidar el bienestar psicológico en la empresa

La precariedad laboral originada por un mal uso de los contratos temporales tiene consecuencias reales en tu salud laboral. 

Para paliar sus efectos y acompañarlas en el proceso de funcionar de una manera más eficiente, ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos. El objetivo es ayudar a las compañías a poner el cuidado del bienestar psicológico de sus empleados en el centro de su cultura empresarial y de su estrategia para potenciar la productividad de una manera sostenible. Se trata, entre otras cosas, de utilizar la relación contractual entre el trabajador y la empresa para construir una relación laboral y profesional que redunde en el bienestar de ambos. 

A través de esta colaboración, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos acerca de los principales factores de riesgo para la productividad de la compañía.  

Por otro lado, el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel pone a disposición de los empleados un servicio de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles según sus necesidades en cada momento. De este modo, pueden acceder a diferentes recursos de cuidado de su salud mental con la app de ifeel. También pueden recibir soporte emocional a través de un chat con uno de nuestros psicólogos colegiados. Si requieren una ayuda más continuada en el tiempo pueden acceder al tercer nivel del programa: la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. 

Contacta hoy mismo con nosotros y pide más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.