¿Buscas al trabajador ideal? Te lo presentamos

trabajador ideal

El trabajador ideal, en términos aplicables a cualquier trabajo, no existe. La razón que lo explica es muy sencilla: los superhéroes solo existen en los tebeos, mientras que en el mundo real lo que encontramos son personas reales, no seres humanos perfectos. 

apoyo emocional para empresas

No obstante, lo que sí podemos plantearnos es cuál es el trabajador ideal para un determinado puesto de trabajo en un determinado momento del ciclo vital de nuestra compañía. 

En este artículo te hablamos de ello. 

Trabajador ideal o “A” player

En el mundo anglosajón se conoce al trabajador ideal como un “A” player. Este término remite a una analogía entre el empleado ideal y un miembro de un equipo deportivo, en el que varios jugadores desarrollan diferentes funciones para lograr su objetivo en el terreno de juego: vencer. 

encuesta clima laboral

De vuelta en el terreno profesional, un “A” player o trabajador ideal sería básicamente alguien brillante o, como se dice coloquialmente, alguien “muy bueno en lo suyo”. ¿En qué se traduce esa brillantez? Por ejemplo en ser ambicioso, con ganas de implicarse plenamente en proyectos que le resulten significativos para poder aportar en ellos sus altas capacidades y crecer a nivel profesional. Su manera de funcionar es una muestra de lo que serían una metodología y rendimiento dignos de ser imitados

Además, el trabajador ideal es capaz de trabajar bien en equipo. Cuando un reclutador se lo encuentra en un proceso de selección de personal, siente claramente que está deseando incorporarlo al equipo. Desde este punto de vista, se trata de alguien que trabaja de manera excelente y que, por lo tanto, encaja a la perfección en la compañía. 

trabajador ideal

Las verdaderas cualidades del trabajador ideal

Cuando nos preguntamos cómo es el trabajador ideal nos imaginamos a alguien que reúne todo tipo de cualidades en grado óptimo, es decir, alguien sencillamente perfecto. Sin embargo, como ya hemos indicado, ese alguien perfecto a secas no existe. 

Por el contrario, si queremos encontrar al trabajador ideal pero, sobre todo, si queremos que nuestros actuales trabajadores se conviertan en “ideales” o se acerquen a ello, tenemos que plantearnos la cuestión en otros términos: cómo debe ser la persona perfecta para este puesto en concreto. Veámoslo con más detalle. 

Características del trabajador ideal

Lo mínimo que necesitamos saber para conocer al trabajador ideal que buscamos incorporar a nuestra empresa es que esa persona reúne dos requisitos: alta puntuación habilidades personales y técnicas (las conocidas como hard skills y soft skills) y buen equilibrio entre ambos grupos de capacidades. Es precisamente ese equilibrio lo que le permite producir no al máximo de su capacidad, sino de manera óptima para las necesidades de la empresa en un momento concreto. 

No obstante, esto es tan general y abierto que se hace necesario concretarlo. Para ello hay que tener en cuenta las características de la empresa en particular: su misión, su cultura empresarial (no todo el mundo es “ideal” para cualquier propósito corporativo), así como las necesidades de personal que la compañía tiene en un determinado momento y que hacen que lo considerado ideal vaya variando conforme la estructura se transforma. 

Los vínculos del trabajador ideal

Después de considerar esas características de la organización, para describir al trabajador ideal debemos contemplar cuestiones relativas a su vinculación con la empresa (compromiso, sentido de pertenencia), con la tarea (motivación, buen ajuste con sus propios valores) y con sus compañeros (capacidad para el trabajo en equipo bien combinada con capacidad para desenvolverse de manera autónoma). 

Aunque normalmente se incluyen todas estas características en las listas de rasgos que describen al trabajador ideal, hacerlo de manera rígida no es del todo exacto. Una vez más, insistimos en que el empleado ideal para ciertos empleadores puede ser alguien muy cooperativo, mientras que para otros lo que le hace ideal es la capacidad de superar los resultados de sus compañeros y destacar por encima de ellos. 

Por otro lado, en una determinada empresa puede ser necesario alguien capaz de vincularse a largo plazo con la misión de la compañía mientras que, en otras ocasiones, lo que se necesita es alguien que lleve a cabo un determinado proyecto y que luego, simplemente, desaparezca. 

De este modo, dimensiones como la proactividad, la autonomía, la actitud positiva o la capacidad para cooperar serían ejemplos de cualidades que fácilmente podemos valorar como buenas -en términos absolutos– en cualquier trabajador de manera descontextualizada. Sin embargo, en realidad, resultan relativas si lo que queremos es determinar qué características debe tener el trabajador ideal para un puesto determinado en una empresa concreta en un momento dado. 

Esa organización puede requerir, por ejemplo, una actitud más pasiva que proactiva, para que no haya fricciones con sus superiores, o más competitiva que colaborativa si lo que necesita la empresa es ver qué trabajador produce mejores resultados en lugar de qué equipo lo logra. 

trabajador ideal

Aprender a encontrar y generar trabajadores ideales

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con el objetivo de ayudar a las compañías a colocar la salud de los empleados en el centro de su estrategia para potenciar la productividad de una manera sostenible.  

Gracias a esta colaboración, las personas que están al frente de los departamentos de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo tomar buenas decisiones en una empresa para sacar el máximo partido de los equipos que tienen a su cargo y cuidar mejor del bienestar psicológico de las personas que los integran. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Por otro lado, este programa ofrece a los empleados un servicio holístico de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de lo que necesiten en cada momento y que incluye, si lo requieren, la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. 

Esperamos que este post sobre cuáles son las principales características del trabajador ideal te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible. 

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Últimos artículos

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar