¿Superar un aborto en un tratamiento de reproducción asistida?

Por Ana Heredia Carrasco (psicóloga)
Publicado 30 de abril de 2019

Compártenos en tus redes:

La interrupción espontánea de un embarazo es una realidad dolorosa en reproducción asistida. En este artículo no hablaremos de datos, probabilidades o causas. En cambio, queremos prestar atención a la vivencia de esta pérdida para que os sintáis comprendidos y acompañados.

El proceso de duelo tras sufrir un aborto espontáneo

Perder a un bebé deseado y que ha costado tanto esfuerzo mental, físico e incluso económico puede dar lugar a un dolor indescriptible. Ante una pérdida así de significativa se inicia un proceso de duelo que merece la pena atender. Superar un duelo es un proceso de transformación de uno mismo. Eso no significa necesariamente volver a sentirse o a ser exactamente igual a como éramos antes de la pérdida.

Si acabas de sufrir un aborto natural es posible que no te creas lo sucedido. Quizá has perdido la esperanza de ser madre o padre, te sientes culpable, sientes la necesidad de olvidarte cuanto antes de lo sucedido. También puede que pienses de vez en cuando que esto no te ha sucedido a ti, que revises mentalmente una y otra vez los pasos que diste ese día o que tengas miedo de volver a pasar por lo mismo.

No existe una forma adecuada de seguir un proceso de duelo tras sufrir un aborto natural. Cada persona cuenta con unas herramientas psicológicas diferentes para hacer frente a esta vivencia. Por eso, a no ser que tu vida cotidiana, tu salud y tus relaciones interpersonales se hayan vuelto muy problemáticas después del aborto, tus reacciones son normales aunque no se correspondan con las que tienen otras personas en la misma situación.

Para que entiendas qué puedes esperar en esta situación respecto a tu evolución personal, piensa que un indicador de estar avanzando en ese proceso es poder hablar de la pérdida sin huir de las emociones que te despierta y sin que esas emociones te impidan llevar a cabo con normalidad tus ocupaciones y relaciones cotidianas.

En un duelo la prisa no es buena compañera. Aunque anheles dejar de sentir el dolor, el permitirte sentir tus emociones, sean las que sean, te ayudará a transitar ese camino.

¿Cómo te puede ayudar tu entorno después de un aborto?

También es frecuente que encontréis cierta dificultad en vuestro círculo social para entender lo que significa vuestra pérdida. Al no ser una pérdida visible para ellos, o ser una pérdida que ellos nunca han experimentado, puede que haya ocasiones en que no entiendan vuestras reacciones.

Lo cierto es que, para vosotros, ese bebé ha sido una realidad desde el momento en que se produjo la transferencia embrionaria, la beta o las ecografías de control. Los avances tecnológicos y la reproducción asistida nos dan la posibilidad de observar la evolución del embarazo desde el momento inicial. Esto hace que el vínculo materno/paterno-filial empieza a generarse antes. Piensa que el duelo es la reacción normal que sigue a la interrupción de una relación importante o significativa.  

No te sorprendas si tus amigos y familiares no saben cómo ayudarte en esta situación. Aunque no sepan cómo expresarlo, lo más probable es que detrás de sus palabras esté su deseo de que dejes de sufrir lo antes posible y vuelvas a ser “la persona que eras”. Puede que te aconsejen sobre qué debes hacer cuando quizá para ti sea suficiente con que te escuchen o te acompañen a dar un paseo. Si son personas con las que tienes suficiente confianza, indícales cómo te sientes para que entiendan lo que necesitas de ellos. Eso les ayudará a acertar más contigo.

Consejos que te pueden ayudar a superar un aborto espontáneo

Cada caso es particular y tú tienes derecho a vivirlo a tu manera. De hecho, aunque hablemos de “superación”, las personas no somos robots, de modo que superar una pérdida significativa es un proceso que significa una cosa diferente para cada persona. No obstante, a continuación vamos a darte ocho pautas que te ayudarán a situarte en este momento doloroso de tu proceso de maternidad.  

1.Expresa lo que sientes

Compartir tus emociones con tu pareja, un familiar, alguien cercano con quien estés a gusto puede ayudarte. Si esta opción en un principio te resulta muy difícil puedes escribir un diario donde esas emociones encuentren su lugar o utilizar cualquier otro soporte. Las actividades manuales y artísticas son un vehículo extraordinario para tener una vivencia más concreta de nuestras emociones.

2.Respeta el duelo de tu pareja

Aunque sea de formas a veces contradictorias, ambos sentís dolor por perder el hijo que esperábais. En ocasiones, cada miembro de la pareja afronta el aborto espontáneo que estáis viviendo de forma diferente y resulta difícil conectar. Cada persona cuenta con unas estrategias de afrontamiento diferentes y válidas para superar el duelo.

3.Haz visible lo invisible

Si crees que te irá bien, puedes hacer un ritual de despedida que te ayude a ordenar tus experiencias internas tras la interrupción de tu embarazo. Puedes fabricar una caja de recuerdos del bebé o plantar un árbol. Estas son algunas ideas de cosas que puedes hacer para dar un lugar al bebé que has perdido, pero puedes encontrar otras que respondan mejor a lo que sientes o necesitas en cada momento, o que se ajustan mejor a tu estilo personal.

4.Date el tiempo que necesites

Todos estamos de acuerdo en que, cuando se trata de un proceso de reproducción asistida, el tiempo es oro. Sin embargo, tras sufrir un aborto espontáneo también es muy importante que dispongas del tiempo necesario para procesar la pérdida a tu ritmo. En este camino hacia tu hijo tienes derecho a parar si surge algún obstáculo. Esto te permitirá seguir adelante con fuerza.

5.Dedica tiempo a tu autocuidado

Estás pasando por una situación muy dolorosa, así que mereces encontrar formas de mimarte, tanto si te ayudan los demás como si las buscas tú sola. Un abrazo de alguien cercano, un baño, un masaje, una comida apetitosa, un fin de semana con tus seres queridos, un viaje con tu pareja, disfrutar de la naturaleza, una actividad que hace tiempo deseas o un capricho. Cualquier cosa que elijas para cuidar de ti en estos momentos te hará bien.

6.Recupera tus rutinas poco a poco

Si después de sufrir el aborto has ido dejando de hacer cosas que anteriormente te resultaban agradables, tu estado de ánimo va a mantenerse decaído. Si ahora no disfrutas igual que antes no te preocupes, paso a paso. También puedes buscar lo que pueda resultarte agradable ahora.

7.Vive el miedo como algo normal

El miedo ante un nuevo embarazo es normal. Vivir la interrupción espontánea de un embarazo tan deseado te da un conocimiento que anteriormente no tenías sobre esta posibilidad. El miedo va a estar ahí durante un tiempo, lo importante es que no te dejes llevar por él. Confía en tu ginecólogo, quien te indicará cualquier medida extra a tomar, si es necesario, para que tu embarazo siga adelante.

8.Busca apoyo psicológico

El proceso de reproducción asistida empieza con la pérdida de la fertilidad. A esta pérdida pueden sumarse otras como la herencia genética, el embarazo, o el proyecto familiar. Estas vivencias van a transformar tu forma de ver la vida.

Recibir ayuda psicológica es aconsejable, especialmente, si no es la primera vez que sufres un aborto. En ifeel contamos con psicólogos especializados tanto en procesos de reproducción asistida como en acompañamiento durante un duelo. Tómate el tiempo que necesites para adaptarte a tu nueva situación y cuenta siempre con la posibilidad de recibir ayuda profesional. No estás sola en la búsqueda de tu embarazo ni mucho menos cuando este no llega a su término. Estamos aquí para ayudarte.   


Compártenos en tus redes: