¿Por qué no consigo el embarazo?

Por Ana Heredia Carrasco (psicóloga)
Publicado 05 de octubre de 2018

Compártenos en tus redes:

Quizá te hayas hecho esta pregunta si estás a la búsqueda de un bebé o si conoces a alguien que está buscando un embarazo sin éxito. Si llevas menos de un año manteniendo relaciones sexuales sin utilizar ningún anticonceptivo, no te desesperes: tu situación está dentro de la normalidad. Ten en cuenta que en cada ciclo menstrual existe una probabilidad de embarazo del 25% aproximadamente (mucho más baja de la que seguramente pensabas). No obstante, este porcentaje varía en función de la edad de la mujer. Por otro lado, si llevas intentándolo más de un año, es aconsejable que acudas a tu médico de cabecera.

 

El éxito de la reproducción humana depende de la acción coordinada de las hormonas, el sistema nervioso y el sistema reproductivo. De forma general, son necesarios gametos (óvulos y espermatozoides) con unas características adecuadas y un embrión de buena calidad. Por supuesto, también es imprescindible un ambiente uterino óptimo para la implantación del embrión. Si no contamos con alguna de estas características puede darse un problema de fertilidad.

¿Qué es la infertilidad?

Según la Organización Mundial de la Salud, la infertilidad es una “Enfermedad crónica del sistema reproductivo, caracterizada por la no consecución de un embarazo clínico tras 12 meses o más de relaciones sexuales habituales sin anticoncepción”. Si te encuentras en esta situación habrás pensado “¿Por qué a mí?”. La realidad es que no estás sola o solo en esta situación. De hecho, 15 de cada 100 parejas en España se ven afectadas por la infertilidad

Las causas de este problema son variadas y pueden afectar a ambos sexos. Entre las más habituales se encuentra la endometriosis, el síndrome del ovario poliquístico y la baja calidad del esperma. Aunque estas causas orgánicas son frecuentes, debemos tener en cuenta que el aumento de los casos de infertilidad que vivimos en nuestros días se debe a un retraso en la edad a la que decidimos ser padres. La mujer tiene su máxima fertilidad entre los 20 y los 30 años. A partir de los 30 años la fertilidad empieza a disminuir.

Actualmente la media de edad a la que las españolas tienen su primer embarazo está en 31’5 años, 5 años más tarde de lo que lo hacían en 1975 y 4 años más tarde que la media internacional (27’7 años), según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2017. Aun así, nuestra percepción de éxito no ha cambiado, por lo que solemos sobreestimar nuestra capacidad reproductiva sin tener en cuenta cómo afecta el paso de los años a la calidad de nuestros óvulos.

¿A qué esperamos para ser padres? A encontrar trabajo y pareja estables y poseer un nivel económico adecuado. Además del esfuerzo que supone compaginar las exigencias del trabajo con la maternidad/paternidad. Teniendo en cuenta todo esto… ¿la solución es tener hijos antes de los 30 años? Podríamos decir que no, ya que lo importante es recibir información veraz sobre nuestra capacidad reproductiva para tomar las decisiones adecuadas a la hora de iniciar nuestro proyecto reproductivo.

 


Compártenos en tus redes: