vuelta al trabajo tras un periodo de baja

Vuelta al trabajo tras un periodo de baja

La vuelta al trabajo tras un periodo de baja supone un reencuentro con nuestra faceta como trabajadores después de una pausa necesaria para recuperar fuerzas, reordenar energías y tomar impulso para intentar ser ese profesional que deseamos ser

Cuando la baja laboral ha sido especialmente prolongada, es decir, de varios meses, la desconexión con el trabajo puede haber sido tan intensa que retomar la actividad necesite todo un periodo de adaptación. En este post te hablamos de ello. 

Volver a trabajo después de un periodo de baja

Puede ser por un problema de salud física, una maternidad que se prolonga con la lactancia (y que a veces puede haber incluido gran parte del embarazo) o, incluso, una excedencia. Los periodos que nos alejan de nuestro trabajo pueden tener diferentes causas y, por tanto, diferentes duraciones. 

No obstante, uno de los ejemplos más críticos lo encontramos en esas bajas -especialmente si son prolongadas- debidas a un deterioro de nuestra salud mental. Aunque las situaciones pueden ser variopintas, los ejemplos más conocidos son las bajas debidas a ansiedad, estrés o depresión.

apoyo emocional para empresas
vuelta al trabajo tras un periodo de baja

Diferentes maneras de experimentar el regreso

Si todo va bien y la medida cumple su cometido, llega un momento en el que toca poner en marcha la vuelta al trabajo tras un periodo de baja.

Muchas personas viven ese momento como lo que es: una vuelta a su vida normal tras un receso para cuidarse. Sin embargo, también muchas lo experimentan con un cierto recelo, temor o estrés, ante la perspectiva de no tener claro cómo les afectará el regreso y qué se encontrarán cuando estén de nuevo sentadas en su puesto. 

No en vano, en esos meses el tiempo no se ha detenido. Antes de nuestra vuelta al trabajo tras un periodo de baja nosotros hemos continuado nuestro camino por nuestra cuenta durante un tiempo, cuidando de nuestro bienestar o intentando hacerlo. También lo ha hecho la empresa, cuyo funcionamiento no se ha detenido: el trabajo ha continuado, igual que se ha seguido tomando decisiones y diseñando estrategias, en este caso sin nuestra participación directa. 

calendario de bienestar laboral

Al regresar, hay parte de nosotros que pone el play donde puso pause, pero en realidad durante ese periodo de pausa han pasado ciertas cosas en nosotros y en la empresa que hacen que, al reanudarse la película, la trama sea distinta. 

Protocolo de reincorporación al trabajo tras una baja laboral

Para facilitar las cosas tanto a la persona como al equipo, es importante que las compañías prevean una estrategia para acompañar al trabajador en su proceso de vuelta al trabajo tras un periodo de baja. 

No tiene que ser una estrategia compleja ni ese proceso de acompañamiento tiene que ser muy largo. Basta con que contemple ciertos riesgos de carácter psicosocial que pueden dificultar esa reincorporación y ciertas medidas a tener en cuenta para prevenirlos y abordarlos. 

En el caso de una reincorporación por un permiso de maternidad probablemente no es tan necesario o no de la misma manera. Sin embargo, cuando la baja se ha producido por un problema de salud mental -especialmente si las causas están vinculadas con el trabajo- es imprescindible que uno de los ejes principales de esa estrategia de acompañamiento sea tener en mente cuáles fueron los factores que desembocaron en la decisión de acogerse a una baja por un problema de salud mental: el objetivo, por supuesto, es no repetirlos. 

Sensaciones en la vuelta al trabajo tras un periodo de baja

1. Pereza, pérdida de rutinas, falta de energía

El compromiso entre el trabajador y sus tareas puede haber mermado cuando la duración de su baja es prolongada, debido a la desconexión con esas mismas tareas, los compañeros, la dinámica en general de la compañía. 

Parte del protocolo que la empresa contemple para la vuelta al trabajo tras un periodo de baja debe tener en cuenta este factor para reconstruir las grietas que se hayan podido producir entre el empleado y su papel en la compañía. 

2. Miedo a la oxidación

Es muy común que un empleado que ha estado un periodo de tiempo más o menos largo fuera de la oficina tenga miedo a haberse oxidado o, incluso, la certeza de haber perdido facultades y verse más torpe de la cuenta en su vuelta al trabajo tras un periodo de baja. 

De este modo, es importante que ese empleado, acompañado por su manager o por algún compañero, cuente con un mínimo espacio para evaluar el punto actual en el que se encuentran sus capacidades, por si fuera necesario tomar alguna medida de formación orientada al upskilling y reskilling

3. Temor a ver perjudicada su reputación dentro de la empresa

Cuando se produce una vuelta al trabajo tras un periodo de baja, especialmente si se trata de una baja prolongada debido a un problema de salud mental, es probable que el trabajador tenga miedo a ser peor considerado por sus compañeros y superiores, incluso a ser despedido coincidiendo con su reincorporación. 

El empleado puede temer que ellos piensen que es alguien “flojo” (con pocas capacidades para adaptarse a las demandas de su puesto), alguien mentalmente inestable y con el que no se puede contar para tareas de responsabilidad, o bien alguien que se aprovecha de manera egoísta de su baja simplemente para no trabajar, sacando algún beneficio espúreo de ello a costa de la empresa. 

Frente a esto, es importante que la cultura empresarial transmita la idea de que la compañía valora el bienestar psicológico de sus empleados y está aquí para ayudarlos a cuidarlo, por supuesto también si eso requiere que permanezcan un tiempo de baja laboral para recuperarse. 

vuelta al trabajo tras un periodo de baja

De este modo, los trabajadores deben saber que acogerse a una baja laboral no está mal considerado por la empresa porque existe una relación de confianza con los empleados: entendemos que si lo haces es porque lo necesitas para volver más fuerte y nosotros te apoyamos en ello. Por tanto, cuando alguien vive su vuelta al trabajo tras un periodo de baja está bien recabar la implicación del equipo. Igual que acogemos a un nuevo compañero cuando llega, podemos re-acoger a un miembro veterano del equipo en su vuelta al trabajo tras un periodo de baja. 

Programa de bienestar emocional para empresas

En ifeel queremos ayudar a las empresas a cuidar de la salud de las personas. Para ello, nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral ha diseñado un programa de bienestar emocional para empresas destinado a potenciar la retención del talento, reducir el absentismo laboral y disminuir el estrés de los trabajadores. 

Si accedes a nuestra sección de Recursos encontrarás Podcast, Guías para Recursos Humanos o Entrevistas con cargos importantes de RRHH. Además, puedes utilizar nuestra Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial para cumplir con los requisitos indicados por la Inspección de Trabajo.  

Con nuestro programa de bienestar emocional, los managers de recursos humanos de tu empresa pueden recibir un acompañamiento personalizado y basado en datos sobre cómo fomentar el bienestar psicológico de sus equipos. Por otro lado, este programa permite a los empleados acceder a un servicio 360º de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles de profundidad. Prueba ahora nuestro programa y comprueba cómo podría ayudaros.

Ojalá este post sobre la vuelta al trabajo tras un periodo de baja te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar