contrato psicológico

¿Sabes para qué sirve un contrato psicológico?

Como cualquier otro pacto, un contrato psicológico es la formalización de una relación, en este caso de las facetas puramente humanas de la relación laboral entre una persona y la compañía para la que empieza a trabajar. 

De este modo, este contrato sirve para hacer explícitos los términos y condiciones en que cada uno de los miembros de esa relación se van a mover y las diferentes transacciones que deben producirse entre ellos: qué se van a proporcionar mutuamente, qué beneficios van a obtener uno de otro (o, al menos, cuáles esperan obtener) y en qué contexto. 

El contrato psicológico es un compromiso

Por su propia naturaleza, un contrato psicológico implica compromiso por parte de los dos miembros de la relación, un compromiso de cumplimiento que se basa en la confianza en que el otro será leal a los acuerdos alcanzados. Normalmente los contratos de otra naturaleza pueden ser tanto verbales como escritos, si bien el contrato psicológico responde, por lo general, a un acuerdo meramente verbal.

contrato psicológico

Más que a términos estrictamente laborales, se refiere a cómo el empleado y la empresa interpretan el “viaje” que van a emprender juntos en términos de una experiencia satisfactoria para ambos, de modo que los aspectos psicológicos de la relación puedan contribuir a una productividad sostenible, es decir, al éxito de la empresa y a proveer al empleado de una experiencia favorable

ifeel online therapy


Características del contrato psicológico

Ningún contrato psicológico puede ser estrictamente perfecto. Sin embargo, para que sea satisfactorio y cumpla su función (ordenar algunos aspectos importantes de la relación laboral entre un empleado y su empresa), debe reunir una serie de características. Veamos cuáles son. 

1. Debe ser abierto

Un contrato psicológico no puede abarcarlo todo. La vida laboral es demasiado compleja como para que un contrato pueda anticiparse a cada una de las cosas que pueden ocurrir, a cada uno de los matices de la experiencia del empleado y estructurarlos en términos de intercambio y compromiso. 

Siempre que no sean excesivas -en cuyo caso el contrato psicológico es ineficaz- estas lagunas inevitables aportan apertura y flexibilidad al contrato psicológico y permiten que los miembros de la relación laboral puedan ir enriqueciéndolo o completándolo a medida que aparecen las situaciones no previstas, lo que permite una buena adaptabilidad

calendario de bienestar laboral

2. Debe ser equilibrado

Para que las relaciones funcionen, deben ser equilibradas y justas, es decir, permitir beneficios de manera armónica para ambas partes en lugar de estar basados en condiciones abusivas que solo obedecen al beneficio de una de las partes implicadas.

3. Debe ser significativo

Los aspectos menos importantes de la relación laboral no necesitan acuerdos explícitos que los aclaren y estructuren. Los que son realmente relevantes, sí necesitan ese extra de acuerdo. De este modo, el contrato psicológico tiene que hacer referencia a los asuntos importantes del viaje del empleado dentro de la compañía. 

encuesta clima laboral

¿Por qué es importante contar con un contrato psicológico?

1. Formaliza la relación laboral

Eso no quiere decir que el contrato psicológico convierta la relación entre el empleado y la empresa en una especie de “pegote hiper-legal” pero sin papeles de por medio. Por el contrario, pone en palabras concretas algunas expectativas, necesidades y deseos importantes tanto del empleado como de la empresa, en lugar de dejarlos en el mundo ambiguo de las cosas no dichas, o medio dichas. 

2. Aporta claridad a la relación

Al hacer explícitos y concretos algunos términos de la relación entre empleado y empresa, el contrato psicológico permite ambos observar su vinculación de una forma más comprensible, de modo que pueden entender mejor cuáles son algunos de sus deberes y a qué deben atenerse uno respecto al otro. Favorece la experiencia de seguridad dentro de la relación. 

3. Ofrece una guía para empleado y empresa

Los términos y condiciones recogidos en el contrato psicológico indican a ambos miembros de la relación laboral un guion que pueden seguir para favorecer una experiencia satisfactoria mutua, en la medida en que saben qué deben aportar y qué deben recibir mientras dure el ciclo de vida del empleado dentro de la compañía. El contrato psicológico da previsibilidad a la relación.

contrato psicológico

Bienestar emocional para empresas

En ifeel dirigimos nuestro compromiso a aumentar el bienestar laboral de los empleados y de sus empresas. Por eso nos dedicamos a ayudarlos en el reto de generar entornos de trabajo estimulantes y saludables para sus empleados.  

Para ello, nuestro equipo de psicólogos ha creado un programa de bienestar emocional para empresas. A través de esta colaboración, los managers de recursos humanos de tu empresa podrán recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar el bienestar psicológico de sus equipos. Por otro lado, este programa pone a disposición de los empleados un servicio completo de cuidado de su salud mental organizado en diferentes niveles según sus necesidades. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Pásate por nuestra sección de Recursos, donde encontrarás Podcast, Guías para Recursos Humanos o Entrevistas con cargos importantes de RRHH. Además, tendrás acceso a una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, que os servirá para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.  

Esperamos que este post sobre el contrato psicológico te haya dado buenas ideas para facilitar el cumplimiento de tus tareas. Contacta con nosotros para conocer mejor cómo funciona nuestro programa de bienestar emocional para empresas. Solo tienes que escribirnos y te responderemos lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar