mejorar las relaciones laborales

¿Cómo pueden mejorar las relaciones laborales?

Mejorar las relaciones laborales dando al bienestar de los empleados la importancia que merece es fundamental para construir equipos de alto rendimiento. Para ello hay que armonizar las expectativas de los empleados con los objetivos corporativos y dotar a las empresas de las herramientas que necesitan para atraer y retener el talento, ofreciéndoles asesoramiento experto en beneficios para empleados.

Mejorar las relaciones laborales como parte del compromiso

Pretender que las personas que forman parte de nuestro equipo ofrezcan en todo momento el máximo de su potencial quizá es un ideal difícil de alcanzar. No obstante, mejorar las relaciones laborales entre los compañeros y también entre empleados y empresa pasa por ayudarles a acercarse a ese ideal. 

Es un horizonte necesariamente inspirador en el que los empleados de una empresa se sientan bien consigo mismos, bien entre ellos y bien con la empresa, lo que les permite dar al proyecto lo mejor de sus capacidades y favorece que permanezcan en la compañía a largo plazo.

Que esto suceda tiene mucho que ver con un elemento: la relación entre la persona y la organización, el vínculo entre el empleado y la empresa. Eso sí, no es posible lograrlo sin un compromiso equilibrado por parte de todos los implicados. 

apoyo emocional para empresas
mejorar las relaciones laborales

“Lo más importante de esta empresa son las personas”

Quien más, quien menos, ha escuchado alguna vez de alguno de sus jefes esta frase o bien ha sido ese jefe que la ha pronunciado en alguna ocasión. Aunque parece sacada de una de esas revistas que se leen en los aviones y que parecen diseñadas especialmente para managers en busca de inspiración, no es una mala frase. Sin embargo, ¿cuántos de quienes la pronuncian se han parado a pensar en su verdadero significado?

Creemos que las empresas son entes más o menos abstractos que se componen de unos objetivos, un capital, una sede, unos materiales, un logo, una marca… Esto es cierto. Pero lo que olvidamos a menudo es que las empresas están hechas de personas

Las empresas son todo eso que hemos nombrado (una marca, una estrategia, una misión) pero, sobre todo, son las personas que las forman. Por desgracia, mientras repetimos (u oímos) una y otra vez que lo más importante de la empresa son las personas, a menudo sucede que a lo que más importancia damos es a todo menos a las personas. 

calendario de bienestar laboral

Esto tiene consecuencias: cuando nos olvidamos de las personas y no las ponemos en el primer plano es imposible mejorar las relaciones laborales porque nos olvidamos de la importancia que tiene el bienestar de los miembros del equipo para el éxito de la empresa. Es decir: no cumplimos con nuestra responsabilidad de poner en marcha una estrategia concreta de cuidado de las personas como la que recogen los planes de bienestar emocional para empresas como el que ha diseñado ifeel

Esto tiene graves consecuencias para la cuenta de resultados de la organización. Al fin y al cabo, el bienestar físico y psicológico de los empleados es la herramienta fundamental con la que cuenta una empresa para marcar la diferencia entre una mala productividad, una buena productividad y una productividad excelente. 

Puede potenciarse dotando a los empleados de herramientas de diferente tipo para que cuiden de su salud emocional, por ejemplo facilitando el acceso a un servicio de terapia online y facilitando a sus responsables de Recursos Humanos el asesoramiento personalizado sobre cuál es la mejor manera de cuidar del capital humano con el que cuentan. 

Mejorar las relaciones laborales es facilitar la vida de los empleados, no complicarla sin pensar en las consecuencias que eso tiene para la empresa. 

¿Qué significa poner en primer plano a las personas?

Mejorar las relaciones laborales poniendo en primer plano a las personas significa tener en cuenta la influencia que tienen los procesos psicológicos que tenemos todos los trabajadores en nuestro rendimiento y, por tanto, en el progreso de la compañía para la que trabajamos. 

Es decir, significa tener en cuenta que las personas tenemos pensamientos, emociones, cuerpo, creencias, sensaciones, aspiraciones, intereses, necesidades, defectos, virtudes… Además las personas nos relacionamos. Pero no solo de tú a tú, sino que también formamos grupos. Y, sobre todo, recordar que cada persona establece una relación particular con su empresa

La relación entre un empleado y su empresa 

No es posible mejorar las relaciones laborales si no entendemos su engranaje. En primer lugar, la relación entre un empleado y su empresa tiene un proceso, como todas las relaciones: nos conocemos, flirteamos, nos enamoramos (o no), nos prometemos cosas (más o menos imposibles), nos comprometemos una con la otra (habrá que ver con qué equilibrio), discutimos, nos enfadamos, nos reconciliamos (de verdad o en falso)… Con un poco de suerte nos escuchamos, tenemos en cuenta nuestras necesidades y nos cuidamos mutuamente. O, al menos, deberíamos hacerlo. 

Pero claro, hemos quedado en que una empresa, además de lo que produce, de cómo, dónde y por qué lo produce, es las personas que la forman. Así que si hablamos de la relación entre un empleado y su empresa estamos hablando de la relación entre diferentes personas que trabajan juntas para lograr un objetivo común. Y pueden trabajar bien juntas, o pueden hacerse la vida imposible. 

Tipos de entorno laboral

Hablar de la relación entre el empleado y la empresa suele llevar a un tema que puede que os suene: el de tipos de entorno laboral. Normalmente se habla de entornos autoritarios, paternalistas, consultivos o participativos en función de la cantidad de control e influencia que el empleado tiene sobre su trabajo y sobre la estrategia de la empresa. Esto influye mucho en su bienestar psicológico. 

Sin embargo, podemos ponernos más psicológicos todavía y proponer otra clasificación, más sencilla, que también tiene que ver con cómo la empresa hace sentir al empleado y, por tanto, con cómo mejorar las relaciones laborales. 

Esa clasificación dividiría los tipos de entorno laboral en seguro o inseguro, según si el vínculo que el empleado establece con su empresa se basa en la seguridad y previsibilidad o bien en la desconfianza, la ambivalencia o el caos. Es decir, empresas que se preocupan por fomentar el bienestar psicológico de sus empleados y empresas que no lo hacen.   

Requisitos para mejorar las relaciones laborales

Teniendo en cuenta lo que acabamos de explicar, a continuación mencionaremos 4 aspectos que tienen que caracterizar a la relación entre los empleados y la empresa para favorecer el bienestar psicológico de los primeros. 

1. Aportar seguridad

Para mejorar las relaciones laborales que se establecen entre una empresa y sus empleados esas relaciones deben ser un espacio seguro y de confianza. La seguridad viene de la lealtad, coherencia, honestidad, el no mentirse y sentir que el otro cumple su parte aunque yo no esté supervisándolo todo el rato. 

2. Permitir el crecimiento de todos

La relación entre el empleado y la empresa debe ser un espacio que permita el crecimiento de ambas partes. La empresa no debe parasitar al empleado sino formarle, poner a su disposición los medios que necesita para convertirse en el mejor empleado posible pero también poner a su disposición los medios que necesita para cuidar de su bienestar. 

3. Estructurarse equilbradamente

No es posible mejorar las relaciones laborales si estas no están construidas en función de unos términos justos y equitativos. Empleados y empresa deben dar y recibir de una manera equilibrada, no explotarse, abusar ni forzar la confianza de la otra parte. 

4. Tener detalles

La relación entre la empresa y sus empleados debe constituir un espacio de cuidado y para ello son fundamentales no solo los aspectos básicos del afecto, sino también los “detalles”: dar un poco más de afecto del que toca, del que se supone que corresponde.

mejorar las relaciones laborales

Generar seguridad en los empleados

Obviamente, si el entorno laboral es seguro, la relación entre el empleado y la empresa es un espacio en el que al empleado le apetece estar, quedarse e implicarse. Si el entorno laboral es inseguro, el empleado querrá irse y, desde luego, se implicará lo justo. 

Las 4 claves para potenciar el apego seguro del empleado con la empresa y así mejorar las relaciones laborales son potenciar que el trabajador sea tenido en cuenta (dando importancia a su influencia dentro de los procesos corporativos); que sea validado (recibiendo feedbacks concretos que destaquen sus logros de una manera honesta y oportuna); que trabaje en algo significativo (o, al menos, en un proyecto ordenado, coherente y, al menos, no dañino) y percibir el trabajo como algo positivo para su bienestar (no como una amenaza a su vulnerabilidad física y psicológica). 

Bienestar emocional para empresas

Las empresas que quieran tener un éxito sostenible deben cuidar del bienestar psicológico de sus empleados, cuidando la relación con ellos, dándoles seguridad y ganas de continuar juntos. Si no saben cómo mejorar las relaciones laborales de esta manera, los profesionales de la salud mental en el ámbito laboral estamos aquí para ayudarlas. 

Con el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral, cada empleado tiene un espacio para recibir ayuda de forma individualizada, no recibe propuestas de soluciones estandarizadas y que quizá no responden a sus necesidades y características particulares. Por eso funciona y por eso notan el cambio. Además, los managers de recursos humanos de tu empresa recibirán asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar la salud mental de sus equipos. 

Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros. También puedes pasarte por nuestra sección de Recursos y haz un recorrido por los Podcast, Guías para Recursos Humanos o Entrevistas con cargos importantes de RRHH que tenemos preparados para ti. Además, puedes utilizar la Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.  

Si te ha gustado este post sobre cómo mejorar las relaciones laborales y quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y te contestaremos lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar