llevar una vida saludable en la oficina

Razones para llevar una vida saludable en la oficina

Cuando alguien nos explica cuáles son las principales razones para llevar una vida saludable y cuáles son los métodos básicos para conseguirlo, lo más previsible es que nuestra mente se vaya a las mismas ideas de siempre: ir al gimnasio o al menos realizar algún tipo de actividad física, cuidar la alimentación, tener una buena rutina relativa al sueño… 

En realidad no son ideas que vaya desencaminadas: la actividad física, la alimentación y la calidad de nuestro sueño son factores que tienen una influencia directa en nuestra salud. Sin embargo, no siempre nos damos cuenta de que la vida saludable no es solo aquello que sucede mientras dormimos, mientras ojeamos la estantería del súper antes de tomar decisiones sobre nuestra compra o mientras nos tonificamos en la cinta de correr. 

Independientemente de las conductas concretas que realicemos, llevar una vida saludable debe tener una continuidad. Es decir, en la medida de lo posible y sin caer en exageraciones ni fanatismos, debe abarcar el conjunto de facetas de nuestra vida y no ceñirse solo a un ámbito mientras en los demás mantenemos los mismos hábitos poco saludables de siempre. De este modo, ¿por qué no plantearnos la manera de aplicar los hábitos de una vida saludable a la salud laboral de la que podemos disfrutar en la oficina? 

Recuerda que, con algunos cambios sencillos y aplicados de manera progresiva, nuestra manera de trabajar puede contribuir a nuestra salud sin que tengamos que hacer un enorme esfuerzo para ello. 

apoyo emocional para empresas

Por qué debemos potenciar una vida saludable en el trabajo

Debemos hacerlo básicamente por tres razones: 

1. Porque pasamos en nuestro trabajo una parte importante de nuestra jornada. Eso quiere decir que cuidar nuestra salud cuando estamos en la oficina equivale a cuidarnos mucho, en general.

2. Porque, si nos encontramos bien cuando estamos en nuestro lugar de trabajo, eso contribuye a nuestro bienestar tanto antes de comenzar la jornada como después de fichar a la salida. 

calendario de bienestar laboral

3. Porque llevar una vida saludable en la oficina contribuye a mejorar nuestra productividad. Es decir, un trabajador sano es un trabajador que se encuentra razonablemente bien tanto física como psicológicamente. Y alguien que se encuentra bien por dentro y por fuera siempre va a trabajar mejor que alguien que anda más pachucho. 

10 consejos para llevar una vida saludable en la oficina

Tener suficientemente presentes las principales razones para llevar una vida saludable, también en el trabajo, requiere un cierto esfuerzo por nuestra parte. Potenciar nuestro bienestar laboral no es fácil y no siempre está en nuestra mano. No obstante, a continuación te indicamos diez sugerencias que pueden estar fácilmente a tu alcance para que, en la medida lo posible, puedas llevar una vida saludable mientras trabajas.

1. Cuida tu alimentación

Se trata tanto de cuidar los alimentos concretos que ingerimos como la manera en que comemos. Las prisas, la pereza y las “malas” influencias de los compañeros más gamberros con la comida pueden arrastrarnos de manera sistemática a una dieta que no nos conviene. Disfruta de la vida, endúlzatela y ponle el picante que te apetezca, pero no caigas en una dinámica de abandono con la alimentación. Busca la manera de llevar una dieta saludable la mayor parte de los días.  Por supuesto, come despacio y con tranquilidad, deja el estrés fuera de la hora de la comida. 

2. No te anquiloses, haz ejercicio

Interminables jornadas frente al ordenador pueden hacer que nuestra espalda, nuestras piernas y nuestro cuerpo en su conjunto pierdan el tono y la agilidad que necesitan. Asegúrate de que tu postura es la correcta cuando estés trabajando y levántate de vez en cuando. Camina, da un pequeño paseo siempre que sea posible para compensar los largos ratos que pasas sentada.

3. Cuida los tiempos

No llegues a la oficina con prisas ni te quedes más allá de lo estipulado, a no ser que sea para resolver un asunto que no puede esperar. Aprovecha bien las horas que tienes y distribuye tus tareas a lo largo de la jornada de la manera más eficiente que puedas.

4. Aprovecha los descansos

Una de las razones para llevar una vida saludable es que sin estar bien no podemos trabajar bien, y eso depende en gran medida de nuestros descansos. Ten una buena rutina de descansos, realízalos de una manera coherente con el nivel de fatiga que vas acumulando y aprovecha para moverte, conversar con los compañeros, picar algo y alejarte de la pantalla. No permitas que las pausas y el trabajo se diluyan uno en otro.

razones para llevar una vida saludable

5. Haz vida social

Gran parte del salario emocional que va incluido en un determinado puesto de trabajo es la posibilidad de compartir espacio, proyecto y tiempo con otras personas siempre que estas sean majas, conectemos con ellas y la cultura empresarial contribuya a la cohesión del equipo que todas formamos. No eres una máquina productora: si te apetece y siempre que sea pertinente, aprovecha para interactuar y cuidar las relaciones con tus compañeros.

6. Ten ordenada tu mesa

Para trabajar con una cierta eficiencia y, sobre todo, con un buen nivel de concentración y con paz mental, es fundamental que el espacio que ocupamos esté limpio y ordenado. Asegúrate de que no hay distracciones y obstáculos por todas partes alrededor de tu ordenador y que tu entorno de trabajo está despejado, de manera que puedas estar a lo que tienes que estar.

7. Procura no interrumpir sin motivo

Hacer vida social y disfrutar de las interacciones con los compañeros es estupendo y contribuye a mejorar nuestro bienestar. Sin embargo, para que todos podáis trabajar mejor es importante que respetéis un clima de trabajo y concentración, de modo que en otro momento podáis aprovechar para conversar y reír. Para ello, procura no iniciar charlas cada dos por tres ni hacer peticiones a tus compañeros que puedan esperar para más adelante.

8. Cuida tu actitud en todo momento

Desde el momento en que entras a la oficina hasta que te despides de tus compañeros. Obviamente todos nos cansamos, nos enfadamos, tenemos malos días y todo eso que tú ya sabes. No obstante, siempre que no ocurra nada de eso, intenta tener una actitud amable, positiva y educada la mayor parte del tiempo. Parece una tontería, pero pocas cosas contaminan tanto el clima laboral como alguien que refunfuña permanentemente o que no sabemos por dónde nos va a salir.

razones para llevar una vida saludable

9. Utiliza bien aquello que necesites

Haz un uso cómodo y responsable de los materiales y espacios. Para trabajar bien hay que contar con los medios necesarios y en condiciones de comodidad. Haz uso de la oficina y de los materiales que tienes a mano, solicita aquello que sea importante y que puede mejorar la calidad de tu rendimiento. En general, si tenéis un perchero no tengáis los abrigos por en medio, si hay un armario guardad ahí los trastos, si necesitas apuntar consigue un cuaderno y no colecciones notitas. A veces es tan sencillo como eso.

10. Cultiva el compañerismo

Siempre que puedas, ayuda a tus compañeros con lo que necesiten y no les hagas esperar innecesariamente. Una de las cosas que más contribuye a nuestro malestar es la mala coordinación con los compañeros, su egoísmo, su mal funcionamiento o su mal carácter. No seas así y, seguramente, facilitarás que los demás no sean así contigo. Muéstrate amable y disponible y evita que tengan que estar pendientes de ti más de lo necesario para poder avanzar con sus tareas.

Como sabes, sobran las razones para llevar una vida saludable en la oficina aunque a todos nos cueste meternos a fondo con ello. No pasa nada. Puedes comenzar por cuidar de tu salud psicológica con la ayuda de profesionales expertos en este tema. Además, si tienes responsabilidades en el área de gestión del capital humano de tu empresa y necesitas ayuda para mejorar la calidad de vida de las personas a tu cargo, también podemos ayudarte. ¿Cómo?

Bienestar emocional para empresas

En ifeel trabajamos ayudando a las empresas a que cuiden de sus trabajadores de la manera más eficiente para todos pero también más rentable tanto en términos cualitativos y cuantitativos. Para ello, nuestro equipo de psicólogos especializados en bienestar laboral ha creado un programa de bienestar emocional para empresas

A través de esta colaboración que ya está mejorando los resultados de las organizaciones que la prueban, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar el bienestar psicológico de sus equipos. Además, este programa ofrece a los empleados un servicio global de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles de acuerdo a sus necesidades. Prueba ahora nuestro programa para que puedas comprobar todas sus ventajas.

Recuerda que puedes visitar nuestra sección de Recursos. Allí encontrarás mucho contenido que os va a gustar: Podcast, Guías para Recursos Humanos o Entrevistas con cargos importantes de RRHH. Además, disponemos de una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, utilízala para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.

Esperamos que este post sobre las razones para llevar una vida saludable en la oficina te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas? Solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar