Psicología y esport: rendir mejor al competir en la red

psicología y esport

Aunque al principio pase desapercibida, la relación entre psicología y esport está ahí y es bueno que se vaya desarrollando. 

apoyo emocional para empresas

Desde hace varios años asistimos al auge de los esports, también llamados eSports o eGames. Es decir, el mundo de la competición deportiva a través de los videojuegos. Existe todavía un fuerte debate sobre si este tipo de actividades deben ser consideradas como un deporte y si, por tanto, los jugadores que lo practican deben enfocar su entrenamiento igual que lo haría cualquier deportista, especialmente uno de alto rendimiento. 

En cualquier caso, es una actividad que mueve a millones de seguidores por todo el mundo en eventos cada vez más populares y, además, está incorporando de una manera cada vez más estructurada la figura del psicólogo deportivo en el trabajo con los equipos de egamers

Estos profesionales aplican a los esports aquello que conocen sobre la psicología deportiva y, dado lo novedoso de esta actividad, van ampliando poco a poco el campo de aprendizaje al respecto. 

Psicología y esports: mejorar el rendimiento de los egamers

En ningún deporte existen fórmulas mágicas para conseguir éxitos rotundos. Normalmente se hace hincapié en una combinación eficaz entre trabajo y talento, es decir, en la constancia y eficiencia a la hora de desarrollar las habilidades que se tienen. 

No obstante, mientras ese trabajo se lleva a cabo, si queremos relacionar adecuadamente psicología y esports debemos poner el foco en cinco pautas que, como en el resto de deportes, pueden favorecer el rendimiento en el campo de los esports.  

psicología y esport

1. Marcar objetivos realistas

Es un básico cuando nos proponemos cualquier proyecto: objetivos realistas, concretos y adecuadamente calendarizados a corto, medio y largo plazo. Los jugadores de esports deben perfeccionar la capacidad para proponerse metas lo suficientemente ambiciosas como para que lograrlas resulte valioso, pero lo suficientemente asequibles como para tener posibilidades reales de lograrlas. 

Como sabes, la carrera profesional de un deportista no es cosa de un día, sino que se construye de manera progresiva en el tiempo. Por esta razón, los egamers deben plantearse qué quieren lograr a corto, medio y largo plazo. Es decir, deben pensar dónde quieren estar en cada momento de su carrera y qué cumbres se proponen alcanzar para poder plantearse metas secundarias de acuerdo a ese calendario. 

2. Tener claros los propios talentos

Dentro de una misma disciplina existen facetas diferentes en las que cada deportista puede despuntar en mayor o menor medida. Si hay algo que sabemos de la relación entre psicología y esports es que un jugador debe tener un buen nivel de autoconocimiento. 

Esto incluye conocer qué posiciones, destrezas, movimientos, tipos de juego, etc. se le dan mejor que otros, para enfocar por ahí su entrenamiento, en lugar de gastar innecesariamente recursos en áreas en las que, claramente, se tiene menos margen de mejora. Esto no quiere decir que un deportista tenga que conformarse solo con aquello que hace bien y descuidar aquello que se le da peor, sino que tiene que distribuir sus esfuerzos optimizando sus recursos. 

3. Diversificar las técnicas de entrenamiento

Quienes practican esports deben ser creativos, investigar acerca de su disciplina y, además de confiar en los métodos que han demostrado ser eficaces, no conformarse solo con ellos. Para mejorar su entrenamiento, es importante que busquen maneras de aprovechar otras actividades incluso aunque, aparentemente, no tengan que ver con el deporte en el que intentan mejorar. 

Obviamente hay que centrarse en las características del juego en cuestión, pero quién sabe cuánto pueden aportar también otros ejercicios: leer, pasear, ver una película, aprender técnicas de meditación y relajación, ejercitar la memoria y el cálculo, dibujar, realizar bricolaje, etc. 

4. Buscar referentes inspiradores

Todas las personas que pretenden despuntar en una actividad, especialmente en sus comienzos, deben buscar la inspiración en aquellos que abrieron el camino para ellas. Cuando hablamos de psicología aplicada a los esports también nos referimos a que quienes practican estas actividades deben pensar a quién quieren parecerse. 

No se trata solo de deleitarse en la contemplación de los ídolos, como si fueran horizontes inalcanzables a los que admirar. En cambio, es bueno detectar quiénes hacen bien las cosas y qué técnicas y métodos les han permitido alcanzar su nivel de destreza. 

Una vez localizados, la idea es emularlos. No hay que quedarse en imitar a esos referentes, repitiendo automáticamente lo que ellos hicieron, sino comportarnos como ellos para alcanzar su nivel de rendimiento e, incluso, superarlo

5. Cultivar otras pasiones y aficiones

Existe la tentación de pensar que para destacar en una disciplina, por ejemplo en un esport, la persona tiene que dedicarse a ello en cuerpo y alma las 24 horas del día. Sin embargo, aunando psicología y esport en realidad podemos manejar un enfoque alternativo. 

Tener otra actividad, otra pasión o área potente de conocimiento en paralelo puede ser un interesante contrapunto y también un alimento para la práctica del esport. Tanto si es un área relacionada con el deporte como si no tiene nada que ver, esa otra actividad puede ser una fuente importante de entrenamiento para el esport en cuestión si la persona sabe encontrar los puentes adecuados entre ambas disciplinas. 

Además de ayudarla a descansar la mente y poder despejarla para que no quede sometida a demasiada presión por una única actividad, tener otra “carrera” ayuda a perfeccionar habilidades y conocimientos que pueden ser muy beneficiosos el día de la gran partida. 

Habilidades mentales desarrolladas en el esport 

Como sucede en otras actividades de fuerte carácter competitivo o deportivo, también los egames o esports pueden contribuir al desarrollo de diferentes habilidades cognitivas beneficiosas para destacar en ellos y generalizables a otras facetas de la vida. Algunas de ellas serían: concentración (atención sostenida), toma de decisiones, solución de problemas, control de impulsos y planificación. 

psicología y esport

Psicología y esport: la cara menos amable

Estrés, frustración y tilt. Estos tres fenómenos que nos permiten conectar psicología y esport son, en parte, inevitables cuando se practica cualquier deporte, especialmente en el contexto del alto rendimiento. También pueden ser fruto de objetivos mal planteados o estrategias mal diseñadas. 

1. Estrés y esport

El estrés es la experiencia psicológica de percibir que las tareas que tengo que resolver exceden a mis recursos. En ciertos niveles es perfectamente manejable, pero si es demasiado elevado o duradero en el tiempo puede saturarnos. Cuando eso ocurre, el estrés nos impide pensar con claridad y hace que nuestros niveles de motivación para resolver la tarea decaigan drásticamente, lo que acabaría “quemando” al deportista. 

2. Frustración y esport

La frustración es lo que sentimos cuando los resultados que obtenemos son peores de lo que esperábamos o no tienen el nivel de aquello para lo que nos habíamos esforzado. 

Para contrarrestarla, un buen deportista debe hacer una interpretación adecuada de las derrotas: hay que convertirlas en algo útil, no en derrotismo. En este sentido, conviene recordar que, a la hora de plantearnos metas, la ambición desbocada y desconectada de la realidad no es un buen método para tener éxito, es decir, para obtener los resultados deseados. 

Es lo que suele decirse respecto a la fuerza sin control: no conduce a nada. Si las expectativas eran demasiado altas hay que rebajarlas y empezar de nuevo. Si lo que ha fallado era el método, entonces hay que buscar uno más adecuado y volver a intentarlo. 

La fuerza, es decir, el talento, tiene que tener unos cauces adecuados a través de los cuales expresarse. La ambición es uno de esos cauces pero otro es el control, que tiene que ver con la contención, la paciencia y la precisión. También está el autoconocimiento, la conciencia de mis cualidades pero también de mis limitaciones. 

Si solo utilizo el cauce de la ambición emplearé el talento de un modo ineficiente e improvisado, además de mal integrado en el conjunto de la persona que soy, del deportista que soy. Puede que, aun así, obtenga lo que deseo si se dan las circunstancias adecuadas, pero es más probable que eso no suceda y entonces tenga que lidiar con la frustración.

3. Tilt aplicado al esport

El tilt es un término inglés que suele emplearse a menudo en el ámbito de la psicología aplicada a los esports y los videojuegos en general. Tiene que ver con la idea de “declive emocional” asociada a la falta de éxito cuando repetimos una misma actividad. 

Concretamente, se trata de la emoción experimentada cuando comprobamos que hacer siempre lo mismo no trae resultados positivos sino negativos y eso nos provoca malestar y frustración. 

En este sentido conviene analizar bien qué está pasando y por qué en ese caso hacer siempre lo mismo no genera mayor destreza sino el mismo resultado negativo una y otra vez. También hay que programar adecuadamente los periodos de descanso para contrarrestar la fatiga y recordar que las conductas ejecutadas siempre de la misma manera tienden a producir siempre los mismos resultados, por lo que no debemos esperar cambios en estos si no modificamos lo que hacemos. 

Trabajar cuidando de nuestro bienestar

Conseguir el mejor rendimiento posible con un mínimo de desgaste psicológico no es fácil, pero se puede conseguir cuando nos ponemos en manos de profesionales. Ifeel cuenta con un amplio equipo de psicólogos con los que podrás llevar a cabo tu proceso de personal de terapia o de desarrollo de tus capacidades profesionales, lo que te ayudará a progresar en tu práctica de esports

Además, cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con el objetivo de ayudar a las compañías a colocar el cuidado del bienestar psicológico de sus empleados en el centro de su cultura empresarial, como herramienta fundamental para potenciar el rendimiento de una manera sostenible. 

Esperamos que este post sobre psicología y esports te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible. 

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Últimos artículos

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar