¿Para qué sirve la psicología organizacional?

psicología organizacional

Puede que seas de los que piensa que la psicología organizacional es la rama de la psicología encargada de estudiar cómo nos organizamos, cómo organizamos a los demás, cómo hacemos listas y planes… En realidad el asunto no va por ahí. La psicología organizacional se relaciona, más bien, con el ámbito de la psicología del trabajo y tiene una implantación cada vez más rigurosa a través de un amplio espectro que podríamos denominar como psicología en empresas o para empresas. 

apoyo emocional para empresas

En este post vamos a profundizar un poco más en un campo tan relevante como la psicología organizacional si lo que perseguimos es mejorar la salud laboral.   

¿Qué es la psicología organizacional?

La psicología organizacional es el área de la psicología que tiene por objeto el estudio y análisis de la conducta de los seres humanos que forman parte de una organización (por ejemplo una empresa, una asociación o un partido político, entre otros). 

Como es evidente, la psicología organizacional, es decir, la psicología en empresas, tiene una íntima relación con lo que tradicionalmente se conoce como Recursos Humanos, pero va mucho más allá de las de selección de personal. 

Implica analizar las necesidades, motivaciones y características que rigen la conducta de las personas, sus patrones de pensamiento y, por supuesto, su funcionamiento individual y también en el contexto de sus relaciones, incluidas las dinámicas grupales. Como seguramente estás pensando, poner la psicología al servicio de las organizaciones hace que las compañías sean más eficientes en áreas cruciales como la atracción, desarrollo y retención del talento, los beneficios sociales para empleados, la comunicación interna o los ejes de liderazgo, jerarquías y cohesión de equipos.

psicología organizacional

Psicología del trabajo en entornos borrosos

Actualmente se suele describir el entorno empresarial con el acrónimo VUCA, que hace referencia a las ideas de volatilidad, incertidumbre (uncertainty en inglés), complejidad y ambigüedad. 

Estas características del llamado ecosistema empresarial suponen un gran desafío para las organizaciones, no solamente a la hora de mejorar su productividad, sino también de promocionar el bienestar psicológico de las personas que las forman. Es por ello que la psicología organizacional tiene una importancia cada vez mayor para aquellas empresas que quieren sobrevivir dentro de ese entorno VUCA y, además, adaptarse y crecer dentro de él. 

En este sentido, las compañías deben entrenar su capacidad para ajustarse no tanto al cambio, sino a las características del cambio que determinan el actual contexto organizacional. En este sentido, si los cambios se produjeran de manera lenta, coherente, predecible y suave las empresas no necesitarían aplicar los conocimientos de la psicología organizacional para acomodarse bien a ese movimiento. Sin embargo, como indica la idea del entorno VUCA, lo que observa y trata de comprender la psicología organizacional es una tendencia al cambio rápido, contradictorio, impredecible, intenso

¿Cómo adaptar la empresa al cambio actual?

Esta capacidad de las organizaciones para relacionarse adecuadamente con los cambios que va trayendo el paso del tiempo se puede concretar en tres factores o dimensiones que toda empresa inteligente debe aprender a manejar.

1. Flexibilidad-plasticidad 

Se refiere al presente. Tiene que ver con la habilidad de la organización para acomodarse sobre la marcha a circunstancias cambiantes, que la obligan a repensar procesos y dar rodeos en algunas decisiones que se daban por seguras, a través de la apertura y la permeabilidad a las influencias externas que sea interesante incorporar.

2. Anticipación-intuición

Se refiere al futuro. Todo lo que tiene que ver con la planificación estratégica, imaginar soluciones para necesidades o desafíos que ni siquiera han llegado todavía, también la previsión y la prevención, especialmente en lo que se refiere al cuidado del bienestar psicológico de los trabajadores. En definitiva, toda empresa que aplique adecuadamente los principios de la psicología organizacional tiene que tener una buena capacidad para intuir y ver más allá, preferiblemente más allá de donde alcanzan a ver sus competidoras directas. 

2. Aprendizaje-educabilidad

Se refiere al pasado. El aprendizaje es la capacidad de un organismo para modificar su conducta en función de una experiencia. Por eso hablamos de “aprender de la experiencia” y, por tanto, de acumular conocimiento, ser instruidos o educados en algún tema. La dimensión aprendizaje-educabilidad tiene que ver con el pasado, es decir, con la capacidad de la compañía para aprovechar lo que va sucediendo e incorporarlo a su biblioteca de experiencias, a su “histórico”, para enriquecer el panel que examinará cada vez que le toque enfrentarse a un desafío y tomar decisiones sobre el futuro. 

psicología organizacional

Psicología en las empresas para las personas

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con un objetivo principal: ayudar a las compañías a colocar la salud de los empleados en la cúspide de su pirámide estratégica cuando quieren potenciar una productividad sostenible.  

Gracias a esta colaboración, las personas que están al frente de los departamentos de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo manejar adecuadamente los diferentes tipos de necesidades que, se lo planteen o no, presentan los miembros de su equipos y sean más eficientes a la hora de potenciar su bienestar psicológico. 

Por otro lado, este programa ofrece a los empleados un servicio holístico de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de sus necesidades. Este servicio incluye, si lo requieren, la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre la psicología organizacional te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

¿Por qué es importante un psicólogo en una empresa?

Si todavía te preguntas por qué es importante un psicólogo en la empresa o cómo mejorar tu bienestar emocional como empleado sigue leyendo, porque es lo que vamos a contarte en este artículo. 

En primer lugar, queremos explicarte por qué es bueno, en general, que te plantees la posibilidad de iniciar una terapia psicológica con un profesional, especialmente si no lo has hecho nunca pero, sobre todo, si sientes que lo necesitas. En segundo lugar, vamos a explicarte por qué la atención psicológica que puedes recibir a través del programa de bienestar emocional para empresas diseñado por ifeel es la mejor solución para que des el paso y empieces a beneficiarte de un servicio completo de cuidado de la salud mental facilitado por tu empresa. 

Beneficios de contar con un psicólogo en la empresa

1. Es bueno para tu salud

Ayuda a conocer mejor nuestro mundo emocional, entender por qué actuamos de una determinada manera, por qué nuestras relaciones son cómo son, tomar conciencia de nuestras necesidades, entrenar habilidades… Es muy raro que una persona se vaya totalmente de vacío después de pasar por un proceso de terapia. Es un espacio para ti, una oportunidad para tu crecimiento personal y, por tanto, profesional.

2. Mejora tu experiencia como empleado

Hacer terapia, por ejemplo a través de tu empresa, es bueno no solo para tu rendimiento sino para tu experiencia global como empleado. Un trabajador que se encuentra mejor consigo mismo va a estar más cómodo en su trabajo, más seguro de sí mismo, más concentrado en realizar sus tareas que en sus conflictos personales o sus insatisfacciones como empleado. Además, se va a relacionar mejor con sus compañeros y eso va a repercutir en el funcionamiento general del equipo. 

psicologos en empresas

3. Es confidencial

El servicio de terapia online (en cualquiera de sus tres niveles) es algo que te ofrece tu compañía a través del programa de bienestar emocional para empresas de ifeel sin que suponga ningún coste para ti, pero la empresa no va a saber de qué hablas con tu psicólogo. La terapia es un espacio para ti y nada de lo que compartas con tu terapeuta va a trascender. 

4. Va a estar bien considerado por parte de la empresa

Si una persona no necesita este servicio, fantástico. Pero si recurre a él, la empresa va a interpretarlo como que toma responsabilidad en su bienestar y aprovecha los recursos que tiene a su alcance, no como que está mal y tiene problemas. Ir a terapia no convierte a un trabajador en alguien sospechoso sino, potencialmente, más valioso. Cuidar de uno mismo, por ejemplo haciendo terapia online con uno de los psicólogos de ifeel, es algo que tiene que estar bien visto en la empresa. No es una imposición corporativa, sino un recurso que la compañía pone a disposición de la plantilla

5. Es cómodo, es gratuito, es beneficioso

Es decir, hacer terapia no es algo fácil sino que puede movilizar mucho a nivel emocional, cognitivo, conductual… Sin embargo, las ventajas de hacerlo son muy superiores respecto a los inconvenientes

6. Es adaptable

El programa de bienestar emocional para empresas diseñado por el equipo de psicólogos de ifeel contempla tres niveles de ayuda según las necesidades y el grado de implicación que el empleado desee en cada momento. Esto hace que sea relativamente fácil de probar sin que resulte abrumador. Hay personas que tienen muy claro que, desde el primer momento, quieren ir a por todas e implicarse al máximo en su proceso de desarrollo personal. Otras necesitan un proceso más secuencial, implicándose poco a poco en el programa. El servicio que ofrece ifeel permite atender a ambos perfiles. 

7. No es algo eterno, no tienes que percibirlo como una carga

Hacer terapia implica compromiso y constancia, pero es algo que se hace porque se quiere y que forma parte del autocuidado. Muchas personas tienen reticencias a la hora de empezar una terapia porque lo ven como algo muy solemne, muy largo, muy caro, muy definitivo, cuando en realidad no tiene por qué ser así de abrumador. Es un proceso que se inicia por la propia iniciativa de la persona y llega hasta donde la persona decida, paso a paso, según su ritmo y sus necesidades y con el acompañamiento de su terapeuta.

8. Puedes utilizarlo para los temas que tú desees

La terapia a través de programa de bienestar emocional para empresas de ifeel no tiene que tratar solo sobre asuntos directamente relacionados con el trabajo. Los empleados pueden percibir que se trata de un recurso para ser utilizado únicamente en lo que tenga que ver con temas del trabajo y de la compañía, cuando en realidad es algo independiente: es un recurso que la empresa pone a disposición para que la persona lo utilice según ella necesite, aunque eso no esté relacionado directamente con lo que ocurre en el lugar de trabajo. 

Lo que debes saber sobre el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel 

Es probable que te preguntes por qué es importante un psicólogo en una empresa. O que te estés planteando iniciar una terapia psicológica pero que todavía no tengas claro que hacerlo a través del programa de bienestar emocional para empresas de ifeel sea la opción más adecuada para ti. A continuación te ofrecemos 5 razones, basadas en nuestra experiencia, por las cuales hacer tu terapia de manera online con un psicólogo de ifeel sí puede ser tu mejor opción.

1. La mayoría de las personas que han hecho terapia están muy contentas de haber dado ese paso y lo recomiendan. 

2. La mayoría de personas que utilizan el servicio de terapia online de ifeel agradecen esa oportunidad por el ahorro de tiempo y la comodidad que les supone el poder comunicarse así con tu terapeuta. 

3. Muchas personas desean hacer terapia pero por motivos económicos deciden posponerlo indefinidamente, lo que les impide beneficiarse de un valioso recurso para su salud. Gracias al programa de bienestar emocional para empresas de ifeel este obstáculo desaparece. 

4. Tener una buena salud psicológica mejora el ambiente de trabajo, las relaciones entre compañeros y tu compromiso con la empresa.

5. Algunas personas pueden mostrarse reticentes al hecho de que sea su propia empresa la que les proporciona el servicio de terapia, ya que les preocupa que se resienta la confidencialidad. Con ifeel eso no va a suceder. La empresa nunca va a saber de qué temas concretos hablarás con tu terapeuta, ya que los psicólogos profesionales no permiten que eso suceda, por ética y porque además sería ilegal. 

psicólogo para empresas

¿Es la primera vez que acudes a terapia? 

Si no tienes ninguna experiencia previa haciendo terapia y has decidido iniciar tu proceso terapéutico con el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel pon atención a estos tres consejos que te permitirán situarte mejor en esa experiencia. 

1. Ten (más o menos) claro un motivo de consulta

Piensa bien cuál es el motivo de consulta que te lleva a consultar con un psicólogo de ifeel y en los objetivos con los cuales te gustaría que ese profesional te ayudara. No quiere decir que ese vaya a ser el único tema del que puedas hablar, pero al psicólogo le resultará más fácil arrancar el proceso de terapia si al principio le das algunas líneas concretas de por dónde van tus necesidades. 

2. Dale tiempo al proceso

Tanto los ejercicios y recursos de la app de ifeel que la persona puede utilizar por sí misma como el soporte emocional puntual que puede recibir por parte de un psicólogo requieren cierto tiempo y expectativas realistas para dar resultado. En el caso de la terapia propiamente dicha esto es mucho más evidente. Un proceso terapéutico tiene lugar en el marco de una relación con el psicólogo/a que se tiene que ir construyendo, y va variando a medida que se va profundizando en la historia y los objetivos del paciente. Conocer al terapeuta y confiar en él lleva su tiempo, abrirse y tomar conciencia de lo que nos ocurre también. Igual que llevar a la acción las conclusiones a las que se va llegando. La paciencia, al igual que la constancia, son dos herramientas fundamentales en cualquier terapia. 

3. No te agobies, nada es definitivo

A veces tenemos la intuición de que necesitamos ayuda profesional pero resulta que no es nuestro momento porque no tenemos tiempo, porque no estamos preparados para abrirnos al otro, porque aparecen imprevistos que impiden continuar la terapia o porque no hemos dado con el profesional adecuado. No pasa nada, podemos parar y retomarlo más adelante, podemos buscar a un terapeuta más adecuado, podemos plantearle al terapeuta que ya tenemos nuestras dificultades con el proceso para que pueda hacer las modificaciones posibles… Si a la primera no ha funcionado no pasa nada: no es que nuestra situación sea imposible de mejorar sino que, por diversas razones, hay que variar la estrategia. 

El programa de bienestar emocional para empresas 

Descubre más sobre el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel que ayuda a las compañías a cuidar del bienestar psicológico de sus empleados como parte esencial de su estrategia de recursos humanos mejora de la productividad laboral

Por un lado, este programa permite a los empleados acceder a un servicio de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles según sus necesidades y el nivel de implicación que deseen tener en cada momento. De este modo, disponen de varias herramientas de cuidado de su salud mental a las que pueden acceder con la app de ifeel. Si lo desean, pueden recibir soporte emocional a través de un chat con uno de los psicólogos colegiados de nuestra plataforma. En caso de que necesiten una ayuda más continuada en el tiempo para poder profundizar en los temas que necesiten pueden acceder al tercer nivel del programa: la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. 

Por otro lado, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos acerca de los principales factores de riesgo para la salud mental de sus equipos que están presentes en la compañía y cómo potenciar los factores protectores que sirvan para contrarrestar esos riesgos. De este modo, se fomenta la salud mental de los trabajadores al tiempo que se preservan buenas condiciones para que la productividad sea óptima. 

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Últimos artículos

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar