Pensar claramente: la reestructuración cognitiva

Por Martin
Publicado 25 de noviembre de 2016

Compártenos en tus redes:

Una de las herramientas que emplean las terapeutas para ayudarnos a cambiar nuestra forma de pensar es la reestructuración cognitiva. Tal vez suena como si alguien fuese a entrar en tu cerebro y ponerle orden, pero lejos de eso. La reestructuración cognitiva es una técnica útil para entender nuestros sentimientos y estados de ánimo y desarticular las creencias subyacentes.

Se trata de ayudarnos a identificar afirmaciones irracionales, entenderlas, y repensarlas de manera más racional. Se emplea extensamente en las terapias cognitivo conductuales para tratar ansiedad, depresión y trastornos alimenticios. Conoce aquí más sobre las terapias para superar la ansiedad o para tratar de paliar la depresión.

Todos somos sujetos a pensamientos racionales y pensamientos irracionales, y la mayoría de las veces interpretamos información ambigua de manera irracional. Pensamos que la gente nos ignora cuando no nos miran a los ojos, o que alguien está enojado con nosotros cuando no nos saluda. Algunos terapeutas llaman estos patrones esquemas de pensamiento desordenado, y emplean la reestructuración cognitiva para ayudarnos a entenderlos y reordenarlos de forma más realista y sana.

La reestructuración cognitiva nos permite identificar aquellos pensamientos potencialmente dañinos, analizarlos y contemplarlos desde otro punto de vista. Puede ser que tu interlocutor no te miraba a los ojos porque estaba distraído, o que no se despidieron de ti porque iban de prisa. Serán ejemplos simples, pero desarrollando esta herramienta nos daremos cuenta que no todos nuestros pensamientos tienen fundamento en la realidad, sobre todo los que más daño nos hacen.


Compártenos en tus redes: