¿Por qué es importante organizar tu trabajo antes de las vacaciones?

Compártenos en tus redes:

Seguro que estos días andas pensando en la mejor manera de organizar tu trabajo antes de las vacaciones. Al menos, el tema de las vacaciones y todo lo que le rodea (bueno y malo) estarán rondando tu cabeza, tus conversaciones, tu ritmo de trabajo y, por supuesto, los contenidos que observas en tus redes sociales

Echa un vistazo a estas frases: 

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

-Hoy es mi último día, si necesitáis algo de mí para la semana que viene decidlo ya.

-Contando las horas para cerrar el chiringuito.

-Activando el vacation responder del correo en 3, 2, 1…

-En dos días tendré los pies en remojo bien lejos de aquí.

-¿Soy el único al que el último día antes de vacaciones se le hace el más largo?

-Nos vamos y volveremos a estar disponibles dentro de X semanas

Tus redes, tus chats internos del trabajo, tus conversaciones cotidianas, están plagadas de frases de este tipo. Puede que, incluso, también estén llenas de fotos ilustrativas de aquellos que ya han dado el salto en el calendario y están disfrutando -o eso dicen- de sus merecidas vacaciones

Ya no basta solo con organizar tu trabajo antes de las vacaciones para irte tranquilo, como sucedía antiguamente. Esta especie de proliferación de declaraciones vacacionales va más allá de los comentarios veraniegas de toda la vida y se alimenta del afán de exhibicionismo que caracteriza a las redes sociales, parece indicar varias cosas. 

organizar tu trabajo antes de las vacaciones

Una vez más, en la actualidad lo importante no es (solo) irte de vacaciones sino decirles a los demás lo mucho que te apetecen, lo mucho que te las mereces, lo mucho que te emocionan, lo mucho que te hacen falta y el poquísimo tiempo que te queda para estar lejos -física y emocionalmente- de tus responsabilidades laborales habituales.

Hay en mucha gente una enorme ansia por que lleguen ya las vacaciones combinada con el ansia de compartirlo con todo aquel dispuesto a escucharle o contemplarle. Parece que, al hacer clic, pensamos: “Si hago partícipe a mi público de la cuenta atrás parece que la cuenta atrás se hace más amena”. No falta tampoco algo de afán por recordar a los demás lo cansados que estamos, lo mucho que merecemos nuestras vacaciones y lo emocionadísimos que estamos ante su próxima llegada. Los hay que tienen una especie de de síndrome prevacacional como si el hecho de irse de vacaciones los llenara de ansiedad. También los hay cuya ansiedad reside, simplemente, en no acabar de ver el momento de decir: Nos vemos a la vuelta, ahí os quedáis. Cuestión de ir calentando motores. 

O, como siempre sucede en las redes, del simple hecho de que no tengo nada más interesante que comunicar a mi audiencia pero sí el tiempo suficiente para comunicarle esto. 

Estos días en los que te esfuerzas por organizar tu trabajo antes de las vacaciones y la conversación de las redes está copada por asuntos veraniegos, también son frecuentes los anuncios oficiales (¡atención, conectamos en directo!) que tienen que ver con cambios en lo profesional. Es el “se vienen cositas” que empleamos durante todo el año pero ahora de una manera más redonda y solemne, aunque muy habitualmente con el formato “te digo que algo ocurrirá pero ya te contaré el qué, just stay tuned”:

-Acaba una etapa profesional llena de satisfacciones y empieza otra nueva.

-Me marcho para emprender nuevos proyectos en los que espero que me acompañéis como hasta ahora. 

-Han sido unos años de aprendizaje, disfrute y mucho trabajo. Ahora llega el momento de parar, tomar impulso y poner las energía en algo nuevo. 

No es extraño que esto suceda, dado que estamos a fin de curso y es el momento propicio para, como suele decirse, “cerrar una etapa” y anunciar que próximamente, o a la vuelta de vacaciones, iniciaremos otra: un nuevo proyecto ilusionante del que ya daremos más información pero al que vamos a entregarnos con energías más que renovadas. Sí, festival de las etiquetas, las frases hechas, los titulares que nos morimos de ganas por decir para alimentar nuestro marketing privado o, al menos, dar la impresión de que lo hacemos. Como ya habrás notado, tus redes sociales también están salpicadas con anuncios oficiales de este tipo. 

Cómo organizar tu trabajo antes de las vacaciones

Pues bien, tanto si lo dices como si no lo dices, tanto si estás hasta arriba como si todavía puedes aguantar hasta que te toque irte de vacaciones, hay dos puntos importantes en este tema que no debes pasar por alto. 

El primero es lo que la sabiduría popular conoce como “Primero la obligación y luego la devoción”, pero aplicado estrictamente al mundo laboral. Se trata de cerrar bien lo que tienes encima de tu mesa de trabajo, es decir, organizar tu trabajo antes de las vacaciones de la manera más adecuada. Es lo mejor para que te vayas con tranquilidad, sin nada que atender o de lo que tener que preocuparte, sin dejar nada a medias que luego te cueste retomar a tu regreso y, por qué no, sin dejarle marrones a tus compañeros que deberías haber resuelto antes de marcharte

El otro punto, fruto de organizar tu trabajo antes de las vacaciones de forma eficiente pero también de otros factores, se refiere a tu manera particular no ya de organizar sino de experimentar eso que llamas “tus vacaciones” e implicarte en ello de una manera saludable y realista. Recuerda que quizá tus planes no van a ser los más ideales del mundo o los que tú habrías deseado (o sí) pero en cualquier caso son tus días de descanso y los necesitas para poder cuidar tu salud mental y mejorar tu productividad cuando te reincorpores a tu puesto. No son para andar con un pie dentro y otro fuera de la oficina como si alguien con muy malas intenciones intentase convencerte de las presuntas bondades de eso llamado “trabacaciones”.

organizar tu trabajo antes de las vacaciones

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con el objetivo de ayudar a las compañías a mejorar el cuidado de sus empleados en cualquier periodo del año, incluyendo la mejor manera de organizar el trabajo antes de las vacaciones. 

Gracias a esta colaboración, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo sacar el máximo partido de los periodos de descanso de sus equipos que tienen y potenciar su productividad de manera sostenible. 

Por otro lado, el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel ofrece a los empleados un servicio de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de lo que necesiten en cada momento. De este modo, pueden acceder a diversas herramientas de cuidado de su salud mental con la app de ifeel. En un segundo nivel pueden recibir soporte emocional a través de un chat con uno de los psicólogos colegiados de nuestra plataforma. Si prefieren una ayuda más continuada en el tiempo solo tienen que acceder al tercer nivel del programa: la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. 

Contacta con nosotros hoy mismo y solicita más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas. Y vayas donde vayas, ¡felices vacaciones!

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.