Mellizos y reproducción asistida

Por Ana Heredia Carrasco (psicóloga)
Publicado 19 de diciembre de 2018

Compártenos en tus redes:

En los tratamientos de reproducción asistida la posibilidad de un embarazo múltiple es una realidad. Ser padres por partida doble es maravilloso pero puede resultar todo un reto para la pareja. Hay parejas a las que les encantaría tener dos bebés. Otras sienten “escalofríos” al pensar en esta posibilidad. Sea cual sea tu deseo, vamos a ver por qué ocurre y cómo se puede afrontar protegiendo nuestra salud psicológica.

 

¿Por qué ocurre?

 

Los embarazos múltiples en la población general suponen en torno a un 2%, mientras que al recibir un tratamiento reproductivo este porcentaje sube al 30%. Este aumento en las tasas de embarazos múltiples tiene su explicación. Ocurre al entrar en juego la utilización de fármacos que estimulan la ovulación (estimulación ovárica) para la inseminación artificial o para el coito programado. Esto permite que haya disponible más de un óvulo para ser fecundado. También durante una fecundación in vitro se transfiere, en algunos casos, más de un embrión.

 

Hasta hace pocos años, era una práctica común transferir hasta tres embriones en un tratamiento de fecundación in vitro. La expectativa era mejorar la probabilidad de embarazo. La realidad es que los estudios científicos advierten de los riesgos de esta práctica.

Además no mejora significativamente las tasas de embarazo con respecto a la transferencia de dos embriones. Según el registro de la Sociedad Española de Fertilidad de 2016, las transferencias de tres embriones se han reducido al 3%. Actualmente la mayor parte de las transferencias son de dos embriones (49%) y se potencian las transferencias un único embrión (48%).

 

Ya puestos… ¡mejor dos!

 

Si estás realizando un tratamiento de reproducción asistida, puede que hayas pensado esto alguna vez. Es normal teniendo en cuenta el gasto económico y emocional que conlleva en muchos casos la búsqueda de un bebé por reproducción asistida.

 

Varios meses -o incluso años- observando cómo mes a mes ese bebé no llega. Cabe pensar entonces que la llegada de dos bebés mediante un embarazo completará nuestro proyecto reproductivo. Puede que así sea, pero también hay que tener en cuenta que afrontar un embarazo múltiple no es fácil.

 

El embarazo múltiple no es una situación deseada por los profesionales de la reproducción asistida. Es una consecuencia del uso de las técnicas con el objetivo de que la pareja tenga un bebé sano en casa. Es decir, se transfieren dos embriones esperando que al menos uno siga adelante, no para que se consiga la gestación de dos bebés. Piensa que esto tiene asociados algunos riesgos, como el parto prematuro, que conviene prevenir.

 

Ante la decisión de cuántos embriones transferir, pregunta a tu ginecólogo y confía en su consejo. Él es quien podrá guiarte sobre la mejor opción en tu caso y quien te acompañará durante todo el proceso de reproducción asistida.

 

Latidos por dos

 

En la mayor parte de los casos, las parejas desean la transferencia de dos embriones. Están centrados en la búsqueda del embarazo y puede que subestimen las implicaciones de un embarazo múltiple. No prefieren la transferencia de dos embriones por ser padres de dos bebés. Lo hacen por la idea de que, así, habrá mayor posibilidad de conseguir el embarazo. Independientemente del deseo de tener dos bebés o no, puede que te encuentres con esta realidad. ¿Y ahora qué?

 

El primer paso es tomarse el tiempo necesario para asimilar la noticia. Después de esto, es importante pararse a pensar en varias cosas. Por ejemplo, si eres madre sola por elección, tu edad, la ayuda que pueda prestar tu familia y amigos, tu economía y tu estado emocional. Probablemente vais a necesitar ayuda de todo tipo, por eso es importante pensar en qué necesitarás durante el embarazo para estar preparados.

Puede que también te preocupe que la gente sospeche que has recurrido a la reproducción asistida. Puede que no quieras tener que responder a preguntas indeseadas por parte de tu círculo social. El tabú en el mundo de la infertilidad sigue presente. Por esto te animamos a que te liberes de ese miedo expresándote con naturalidad, con quien tú desees ( ).

 

Red de apoyo

 

En Internet puedes encontrar información sobre varias asociaciones o blogs de padres y madres de mellizos y trillizos que te pueden ser de ayuda:

 

Somos múltiples

 

Asociación Madrileña de Partos Múltiples  

 

Mellimama 

 


Compártenos en tus redes: