It’s a sin: 10 lecturas desde el punto de vista psicológico

Contenidos:

He tenido muy mala suerte pero qué bien me lo he pasado. ¿Quién no querría que esta fuera su última frase? En la vida la buena suerte es crucial, seguramente tanto como una buena dosis de diversión. De ambas cosas saben mucho los protagonistas de una de las series del momento: It’s a sin. Ritchie, Roscoe, Colin, Ash, Gregory y Jill son una troupe maravillosa que nos invita a un paseo de unos diez años por un Londres un poquito más underground de lo que tenemos por costumbre. Para sacarle todo el partido posible vamos a ver en detalle 10 temas importantes de la psicología que están presentes en la serie.  

1. Salud sexual, placer y responsabilidad

Durante mucho tiempo la educación sexual estuvo muy focalizada en la prevención de embarazos no deseados. Desde hace aproximadamente cuatro décadas el foco se amplió y se centró en la evitación de infecciones de transmisión sexual. El calendario no es casual: el cambio de foco estuvo motivado, principalmente, por la aparición de la pandemia de VIH que tuvo lugar a principios de los años 80. 

Sin embargo, una educación sexual completa tiene que incluir otras facetas de la sexualidad humana al margen de la reproducción y la prevención de enfermedades. Esas facetas tienen que ver con el placer, la capacidad para comunicarse asertivamente y el intercambio mutuo de afecto. 

benedikt geyer A usIlkiiY unsplash 1

Cuesta toda una vida poder desarrollarlas todas de manera óptima y para ejercitarlas hace falta responsabilidad: la capacidad para asumir las consecuencias de los propios actos y conocer la parte de las relaciones sexuales en la que tenemos control y la parte en la que no tenemos ninguno. 

2. Relaciones entre padres e hijos

Lo habitual -y deseable- es que entre padres e hijos haya no solo relaciones de cuidado y protección sino también cariño, complicidad y apoyo. Pero lo deseable no siempre es lo que ocurre, y los padres no siempre cuentan con las habilidades necesarias ni como educadores ni como figuras de apego. 

Algunos se dan cuenta a tiempo de reparar una ruptura total de los vínculos, como ocurre con la familia de Roscoe mientras que otros tienen las emociones tan desorganizadas que acaban generando desastres familiares hasta el final, como ocurre con los padres de Ritchie. Las relaciones no son perfectas y los vínculos familiares nunca aseguran comprensión ni cariño. Lo importante es no empeñarse en imposibles, pretendiendo que los padres o los hijos se conviertan en personas que no están preparadas para ser, y encontrar un espacio mínimo en el que ambos puedan comunicarse sin destruirse.

3. El estigma del VIH

El estigma es una marca real o simbólica que se utiliza para señalar a quienes han hecho algo vergonzoso. De este modo, el resto de la comunidad puede localizarlos fácilmente y alejarse de esas personas para poder protegerse y no ser asociadas a ellas. Hoy en día sigue existiendo un importante -e injusto- estigma hacia la infección por VIH. Ese estigma se traduce en silencio e invisibilidad y perjudica seriamente la salud física y psicológica de las personas que lo padecen. 

4. La necesidad psicológica de autoafirmación

Para vivir necesitamos comer, respirar y beber. Pero también necesitamos otras cosas un poco más sutiles y que solo tienen sentido en el contexto de una relación: por eso las llamamos necesidades relacionales. Una de ellas es la necesidad de autoafirmación, es decir, la necesidad que toda persona tiene de definirse en sus propios términos, como un ser independiente y distinto, delante de las demás: quién soy, qué me gusta, qué pienso, quién quiero ser en la vida. It’s a sin es muchas historias pero, sobre todo, es la historia de un grupo de hombres tratando de vivir sus propios proyectos de vida a pesar de la poderosa presión externa que reciben para que, como suele decirse, no sean ellos mismos. 

5. La importancia de las redes sociales de apoyo

Las redes formales e informales de apoyo son imprescindibles para la supervivencia de cualquier ser humano. Gracias a mecanismos psicosociales como la solidaridad (ayudar a quien lo necesita), la reciprocidad (asociarse con quienes tienen mi mismo problema) y el activismo (reivindicar mediante acciones concretas y visibles la importancia de una causa que se cree justa), los seres humanos intercambiamos información, afecto, recursos materiales y todo tipo de ayuda ante un problema, paliando la soledad y el desamparo y salvando la vida de muchas personas tanto en sentido literal como figurado.  

markus spiske MbG7kwWptII unsplash 1

6. Duelo y pérdida

El duelo es la reacción psicológica compleja que sigue a la pérdida de algo o alguien significativo. Por ejemplo, cuando una persona muere sus seres queridos atraviesan un proceso de duelo. Cuando alguien recibe un diagnóstico médico que implica una pérdida importante de la salud o, incluso, una enfermedad mortal, también atraviesa un proceso de duelo. Para poder organizarse durante ese proceso pondrá en marcha una serie de mecanismos de defensa: es la manera que tenemos de protegernos ante una crisis vital y poder adaptarnos a la vida a partir de dicha crisis. Algunos de esos mecanismos están orientados a evitar todo lo que nos recuerde lo que ha ocurrido, incluso negándolo y haciendo como que no ha ocurrido. Otras estrategias nos llevan a conectar plenamente con el dolor, buscar apoyo e información o resolver asuntos pendientes con otras personas.   

7. Cuando llega el final de vida

Actualmente la situación ha cambiado de manera radical en muchos países gracias al tratamiento médico. Sin embargo, durante muchos años, como sucede en la época en que está ambientada It’s a sin, un diagnóstico de infección por VIH implicaba que la persona moriría en cuestión de varios meses o muy pocos años, dependiendo del caso. Como ocurre en los procesos de duelo, el final de vida activa en la persona una serie de estrategias encaminadas a integrar esta realidad en su día a día y, sobre todo en aquellas con mayor capacidad para conectar con esa realidad, se ponen en marcha tareas psicológicas encaminadas a despedirse de personas significativas, organizar sus pertenencias, resolver asuntos inconclusos (expresar amor, gratitud u otras tareas relacionadas con el perdón) y, en definitiva, hacer balance de su biografía. 

8. Lo mío: encontrar mi vocación

Entendemos por vocación el proyecto profesional que una persona se marca para su vida. A veces es muy intensa desde siempre, otras tarda en descubrirse y algunas personas simplemente no se fijan en ello sino que simplemente trabajan en lo que pueden y no pasa absolutamente nada. Ritchie, el protagonista de It’s a sin, tiene una vocación: él quiere ser artista y renuncia a la seguridad que sea necesaria con tal de conseguirlo porque es una manera más de autoafirmarse

9. Esos otros modelos de pareja

A veces confundimos lo normal en el sentido estadístico (es decir, lo más frecuente) con lo normal en el sentido moral (es decir, lo bueno). Sin embargo, son dos cosas diferentes. Lo más frecuente es que las parejas estén formadas por hombres y mujeres (porque las personas heterosexuales son más abundantes que las que no lo son), que sean relativamente estables y que estén formadas (solo) por dos personas.

Sin embargo, existen otras estructuras de pareja, a veces más tribales (es decir, más parecidas a un clan que a un conjunto de dos personas), más permeables a incorporaciones y deserciones, y con fundamentos diferentes a los de las relaciones más convencionales y visibles. Están ahí y son válidas, solo hay que abrir la mente a su existencia.

10. Amistad: el salvavidas psicológico

It’s a sin es una historia de los comienzos del VIH situada en aquella época divertida, rebelde e implacable. Es una historia de pérdidas, familia, vocación, sexo (mucho) y autoafirmación (¡mucha!). Pero, sobre todo, es una historia de amistad.

Nuestros amigos son la tribu a la que sí elegimos pertenecer y que nos acoge. Son la otra familia que nos sostiene y nos salva la vida con lo que haga falta: un buen consejo, sobrevivir a una resaca, ir al médico cuando estamos malitas, hacer una mudanza o morirse cuando llega el momento.

michael kilcoyne csZMetGp0U0 unsplash 1

It’s a sin es la historia de un grupo de amigos que llegó a la libertad en una época que no estaba del todo preparada para verlos libres y por eso tuvieron que paliar la soledad con lo único que sirve para eso: los vínculos de solidaridad y amor. Un virus desconocido andaba acechando y para hacerle frente hubo que hacer piña. Eso es lo que nos permite sobrevivir mientras sea posible en lugar de quedarnos en el sálvese quien pueda. 

¿Qué nos enseña It’s a sin a nivel psicológico?

-Conoce tus necesidades sexuales para que puedas satisfacerlas desde la responsabilidad.

-Las familias no son perfectas. A veces es mejor tomar distancia y ser civilizados que estar todos juntos y destruirse.

-Nadie elige tener una enfermedad y nadie es más perfecto que nadie. La salud es demasiado compleja como para definirla señalando a alguien con el dedo.

-Conocerse es el camino de toda una vida, pero ser la persona que eres puede ser cuestión de una decisión que tomes hoy. 

-Los seres humanos no estamos diseñados para sobrevivir solos: busca la ayuda que necesitas. Solo podemos salvarnos intercambiando sabiduría y afecto. 

-Vivimos caminando permanentemente entre pérdidas y ganancias. No es una conspiración contra ti, es solo que necesitas tu tiempo para aprender a dar esos pasos.

-Queremos pensar que tenemos toda la vida para solucionar nuestros asuntos pero quienes saben de esto aconsejan, por si acaso, no esperar “toda la vida”. 

-En la vida estamos llamados a muchas cosas, no creas que todo se resuelve con encontrar el trabajo que mejor encaje contigo. En todo momento nos llegan muchas voces, afinemos nuestro oído para poder contestar.

-¿Te has parado a pensar cuántas maneras diferentes existen de bailar? Así es el universo de la pareja para los seres humanos. 

-Todos necesitamos vincularnos y compartir nuestra vida con otras personas, poniendo afecto en las relaciones y dejándonos cuidar por aquellos que nos quieren y disfrutan en nuestra compañía. No hay una buena salud mental en un desierto absoluto de amistades.

En definitiva, este tipo de series ponen encima de la mesa cuestiones que, al margen de la ficción o de aspectos ya superados, pueden remover asuntos pendientes a nivel de bienestar psicológico que puedan estar impidiéndonos tener la vida que queremos tener. Ritchie, Roscoe o el bueno de Colin no tuvieron mucha oportunidad de ir a un psicólogo pero quizá tú sí puedes darte esa oportunidad y darle una vueltecita a tus temas con las relaciones, los padres o, quizá, el VIH. Conéctate hoy mismo con nosotros, vale la pena intentarlo. 

ifeel psicologos online

Te puede interesar