Formas de reconocimiento laboral: cuestiones básicas

Contar con diferentes formas de reconocimiento laboral en la empresa es fundamental para lograr un ambiente de trabajo positivo y mejorar las relaciones entre empleados y supervisores. Por supuesto, eso va mucho más allá de la simple palmadita en la espalda, aunque esta siempre se agradece. En cualquier caso, en este artículo vamos a explicarlo con un poco más de detenimiento.

En general, el refuerzo positivo es una de las formas más básicas que tenemos de aprender cualquier cosa. Consiste, básicamente, en recibir algún tipo de premio por una conducta que llevamos a cabo, a ser posible sin que transcurra mucho tiempo entre que ejecutamos esa conducta y recibimos el premio. El resultado es que la probabilidad de repetir esa conducta en el futuro aumenta, debido a que ejecutarla ha tenido consecuencias positivas. 

Más allá del aprendizaje básico de conductas mediante la administración de sencillos refuerzos positivos, existe una forma más sofisticada de considerar este instrumento en el mundo laboral. Se trata de algo fundamental si queremos que una determinada manera de trabajar por parte de los empleados que ha dado buenos resultados en cuanto al rendimiento se mantenga en el tiempo. En este sentido, eso que en el aprendizaje básico hemos llamado refuerzos positivos se englobarían en un conjunto más amplio y diverso al que llamamos reconocimiento laboral y contribuye enormemente a mejorar la experiencia de empleado que tienen los miembros de nuestra plantilla. 

Algunas formas de reconocimiento laboral

Empresas, tareas, objetivos, circunstancias y, por supuesto, trabajadores, hay muchos. Por tanto lo más útil es ir adaptando las pequeñas y grandes recompensas que administramos a los miembros de nuestro equipo en función de sus características, sin centrarnos únicamente en una o dos formas de reconocimiento laboral que quizá no siempre sean las que mejor diana hacen.

1. Mejorar las condiciones de trabajo: renegociar salario, flexibilizar el horario según las necesidades del empleado, revisar sus responsabilidades y funciones para ver si es posible adecuarlas mejor a sus capacidades, méritos e intereses. 

2. Felicitaciones verbales: aunque el reconocimiento laboral no debe quedarse solo en las palabras, estas son esenciales para que no quepa duda del aprecio del manager sobre el rendimiento del empleado. Aunque al final del día lo que importa son los hechos, las cosas hay que decirlas.

3. Bonus, premios y otras formas de retribución flexible: dentro de lo posible y de acuerdo al rango laboral que tienen, muchas empresas premian a algunos de sus empleados con algún tipo de regalo o incentivo material como un bono, un viaje, algún obsequio o días extra de vacaciones. 

calendario de bienestar laboral

formas de reconocimiento laboral

Ventajas del reconocimiento laboral

Emplear de forma consistente, coherente y oportuna diferentes formas de reconocimiento laboral acaba teniendo en el largo plazo una serie de ventajas corporativas que conviene tener en cuenta, especialmente si tenemos alguna responsabilidad en la gestión del capital humano de nuestra compañía. Veamos cuáles son las principales.

1. Consolidar el vínculo que existe entre trabajador y empresa, fortaleciendo la identificación del empleado con la compañía y aumentando su sentido de pertenencia a la misma. 

2. Fortalecer el compromiso del trabajador con la empresa, contribuyendo así a la estrategia general de retención del talento. Por supuesto, es muy difícil que exista un compromiso a largo plazo si la identificación y sentido de pertenencia del trabajador respecto a la empresa son débiles.

3. Mejora del rendimiento del empleado: si indicamos claramente al trabajador aquello que nos gusta de su trabajo mediante diferentes formas de reconocimiento laboral aumentaremos la probabilidad de que incorpore y conserve las prácticas más eficientes y que pueda trasladarlas a otros, ya sea en procesos de aprendizaje formalmente establecidos o, como mínimo, por imitación. 

4. Mejora del clima laboral general en la empresa: todos sabemos que nadie trabaja a gusto en una compañía donde el rendimiento nunca es suficiente, donde solo se indica aquello que se hace mal pero no lo que se hace bien, o donde prevalecen los gritos, la tensión o las broncas en lugar de la comunicación constructiva. 



Bienestar emocional para empresas

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con el objetivo de ayudar a las compañías a colocar el cuidado de la salud psicológica de sus empleados en el centro de su cultura empresarial. 

Para ello, es fundamental que los managers cuenten con las habilidades necesarias para proporcionar a sus equipos formas de reconocimiento laboral concretas, honestas y eficaces, que ayuden a mejorar el clima laboral de la plantilla y contribuyan a la mejora sostenible de la productividad de la empresa. 

Además, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo sacar el máximo partido de los equipos que tienen a su cargo, no solo exigiéndoles el mejor rendimiento sino reconociéndoles de manera explícita cuando lo consiguen.   

Por otro lado, el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel ofrece a los empleados un servicio de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de lo que necesiten en cada momento. De este modo, pueden acceder a diversas herramientas de cuidado de su salud mental con la app de ifeel. En un segundo nivel pueden recibir soporte emocional a través de un chat con uno de los psicólogos colegiados de nuestra plataforma. Si prefieren una ayuda más continuada en el tiempo solo tienen que acceder al tercer nivel del programa: la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. 

Nueva llamada a la acción

Te puede interesar