¿Se puede pausar la terapia?

Cualquier proceso de terapia requiere constancia para poder ofrecer resultados. No obstante, en algunas ocasiones surge la necesidad de hacer una pausa en el camino, o bien surge alguna circunstancia que requiere detener el proceso de terapia durante un tiempo. Por eso, con tu plan trimestral podrás hacer una pausa de hasta 30 días en tu suscripción. De esta manera, podrás interrumpir el contacto con tu terapeuta durante ese tiempo y retomarlo a tu vuelta sin perder la plaza con ese profesional ni el tiempo pausado.

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.