Familia y amigos en procesos de fertilidad, ¿cómo ayudan?

Compártenos en tus redes:

En ocasiones las personas con problemas de fertilidad se sienten incomprendidas y juzgadas por su entorno. No solo por las personas que “quieren saber qué pasa” sino por sus familiares y amigos más cercanos que, por falta de información, desconocen la mejor manera de ayudar.

 

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

En el siguiente post encontrarás algunos consejos sobre cómo puedes acompañar a una persona que está en un tratamiento de fertilidad o que sospechas que está teniendo dificultades para tener un bebé. Si resulta que has llegado a este post y eres una de esas personas que está intentando el embarazo, puedes enviárselo a tus familiares y amigos para que puedan entender cómo hacer tu camino más sencillo.

¿Qué NO debo decir o hacer?

 

Quieres ayudar, dar soluciones y eliminar el dolor que está sintiendo tu ser querido. Lo ideal es transmitir ese deseo de ayudar de una forma constructiva y positiva. Para ello, lo primero es evitar frases del tipo:

“Se te va a pasar el arroz”

“Y vosotros, ¿para cuándo?”

“Lo que tienes que hacer es relajarte, no pienses tanto”

“Aún eres joven, no te preocupes”

“Si te tranquilizases te quedarías embarazada”

“¿De quién es la culpa?”

“No te he contado que estoy embarazada para no hacerte daño”

“Qué suerte tienes de no tener hijos, ojalá tuviese yo tanto tiempo libre”

“¿Por qué no adoptas?”

“Yo sé de una que se fue de vacaciones y se quedó embarazada”

“¿Has probado “x” postura sexual?”

“Con tanto tratamiento, ¡a ver si vas a tener trillizos!”

 

Y así un sinfín de frases “poco acertadas” que las parejas suelen escuchar cuando están deseando tener un bebé. En ocasiones nos cuesta tener empatía o no tenemos información apropiada sobre la fertilidad. Como familiares y amigos, debemos es comprender que un proceso de fertilidad puede durar 6 meses o 4 años y que no se trata de sentir su dolor, sino de respetarlo. Como siempre decimos, “es una carrera de fondo”, así que os van a necesitar en muchas ocasiones. Si sois capaces de prestar ese apoyo sin juzgar seréis muy valiosos para ellos.

 

Así, recuerda una regla básica: intenta no juzgar u opinar sobre lo que no conoces. No preguntes cómo va el proceso, espera a que quieran hablar contigo. Por último, no mires con pena. Escucha y propón pasar juntos un tiempo de calidad si la persona se encuentra de humor.

¿Que SÍ debo decir o hacer?

 

Si has llegado a leer este artículo ya vas por buen camino. Busca información adecuada sobre los tratamientos de reproducción asistida y fertilidad. Existen diversas páginas que puedes consultar, por ejemplo la web de la Sociedad Española de Fertilidad. Además puedes leer otros artículos anteriormente publicados en este blog, por ejemplo “¿Cómo afrontar un diagnóstico sobre mi fertilidad?. Veamos ahora algunas de las cosas que sí decir o hacer:

 

  • Haz sentir a esas personas que estás ahí para escucharlas sin dar tu opinión (a no ser que te la pidan). Piensa que la mayor parte de la veces que una persona nos cuenta cómo se siente, simplemente busca desahogo emocional, no que les demos una solución. Probablemente ya las ha intentado todas o no se encuentra preparada para dar el paso.

 

  • Puede que vivas con esas personas momentos duros: una beta negativa, un aborto… Tu apoyo en esos momentos será esencial. Quizá un abrazo, un paseo o un café sea todo lo que necesita de ti. Llegará el momento de vivir excelentes noticias, como la llegada de un bebé. Mientras tanto, ayúdalas a mantenerse en pie.

 

  • Si te pide un tiempo para estar tranquila, sin hablar del tema, respétalo pero no les dejes solos. Puedes mandar un mensaje simple: “Estoy aquí para ti, que tengas un buen día”.

 

  • Muestra tu disponibilidad para ayudar a conciliar las visitas a la clínica con el trabajo o las tareas diarias. Si puedes y te lo piden, llévales a la clínica en coche o acompáñales, cúbrelos en el trabajo, ayúdales con las tareas cotidianas…

 

En resumen, trata de escuchar y muestra tu disponibilidad para ayudar dentro de tus posibilidades. Con eso será suficiente.

 

Son personas importantes para ti pero tu objetivo no será evitar que sientan preocupación, dolor y, en ciertos momentos, incluso ansiedad. Tu tarea aquí es acompañarlos en el camino hacia la maternidad/paternidad.  

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más


Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Llama al 112 para ayuda inmediata.