Donación de gametos: ¿cómo afecta a mis emociones?

Compártenos en tus redes:

¿Cuándo es necesaria una donación de gametos para ser padres? Tanto si no te has hecho esta pregunta como si están pensándolo actualmente, en este artículo vamos a hablar sobre la donación de gametos y sus implicaciones para las emociones.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística correspondientes al año 2017, las españolas tienen el primer hijo cuatro años más tarde que las mujeres de otros países. Una de las consecuencias de retrasar el momento de ser padres es un aumento en la probabilidad de requerir una donación de gametos. Con el paso del tiempo disminuye tanto el número como la calidad de los óvulos y el esperma y, por tanto, la fertilidad.

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

De acuerdo con la Sociedad Española de Fertilidad (SEF),  a los 40 años la probabilidad de embarazo por ciclo menstrual de una mujer sana es del 5%, en comparación con el 20% de probabilidad a los 30 años de edad. Como consecuencia, la mayoría de los embarazos de reproducción asistida de mujeres con más de 42 años se consiguen con ovocitos donados. Si deseas tener más información sobre el tema, puedes consultar el tríptico creado por la SEF sobre edad de la mujer y fertilidad.

Además te aconsejamos que consultes con tu ginecólogo cualquier duda que tengas sobre tu fertilidad. El equipo de ginecólogos expertos en fertilidad es la mejor fuente de información que puedes consultar.

¿Qué pasa si mis óvulos o mi esperma no son de buena calidad?

Cuando la calidad de los gametos de la mujer o el hombre es baja, se puede recurrir a un tratamiento de fertilidad con donación de óvulos o esperma. Tanto la inseminación artificial (IA) como la fecundación in vitro (FIV) y otras técnicas de reproducción, permiten el uso de gametos de un donante.

En el caso de la mujer, se puede recurrir a una donante de ovocitos cuando los de la mujer no tienen la calidad suficiente para conseguir un embarazo, se han agotado o es portadora de una alteración genética. En el caso del hombre, está indicado recurrir a una donación cuando la calidad del esperma es baja, existe una enfermedad genética o no se cuenta con pareja masculina.

En la práctica, el tratamiento es similar a uno con esperma u óvulos propios. Será tu ginecólogo quien te informe sobre qué tratamiento es el más indicado para tu caso particular.

Implicaciones en las emociones

Para las parejas homosexuales femeninas y las mujeres sin pareja la aceptación de una donación de gametos masculinos puede ser directa ya que la idea de la participación de un tercero siempre ha estado presente en su proyecto reproductivo. Sin embargo, cuando se trata de sustituir los gametos propios por los de un donante, adaptarse puede resultar difícil.

Pueden surgir dudas, miedos y prejuicios debido a la falta de información sobre este tipo de tratamientos y sus implicaciones. Además, los mitos presentes en la sociedad sobre la donación de gametos transmiten una información errónea que crea miedo y confusión entre los futuros padres. Las preocupaciones más comunes suelen ser cuestiones éticas, características físicas y psicológicas de los donantes y creencias religiosas.

Los donantes

La Ley Española sobre Técnicas de Reproducción Asistida 14/2006 indica que la donación de gametos es altruista, anónima y voluntaria. Es decir, los donantes realizan una donación de gametos por convicción propia y porque desean ayudar a otras personas a ser padres. Además, está prohibido desvelar a los futuros padres cualquier dato identificativo de los donantes. Deben tener una edad comprendida entre los 18 y 35 años, en el caso de las mujeres, y 18 y 50 años en el caso de los hombres. Son aceptadas para la donación aquellas personas que superan una evaluación de su salud física y psicológica que realiza el equipo médico de la clínica.

La herencia genética

Tener hijos biológicos propios es parte de un proyecto de vida que las parejas planean durante años, por lo que realizar un tratamiento con gametos donados no suele ser la primera opción.

De hecho, es normal fantasear sobre los rasgos físicos o psicológicos que heredarán los futuros hijos: “heredará mis ojos negros”, “espero que no herede mi mal humor al despertar”… En estos casos, uno o ambos miembros de la pareja no aportarán la carga genética al futuro bebé.

Las preocupaciones por la pérdida de la herencia genética suelen estar relacionadas con la relación y el apego que desarrollará el futuro niño. Existe temor a sentir rechazo por parte de él o que pueda buscar a su padre/madre biológica. También es normal sentir angustia ante la idea del contacto entre los gametos propios con los de un desconocido. Ya que el vínculo genético es algo que se supone importante para la mayor parte de las parejas, es recomendable recibir consejo médico y apoyo emocional para tomar la decisión adecuada a cada caso particular.

Material para explicar al niño los orígenes

Aunque la decisión corresponde a cada persona, diversos estudios realizados con niños nacidos por donación de gametos indican que explicar al niño sus orígenes es importante para generar una identidad y autoestima sanas. A continuación, te mostramos seis libros disponibles para ayudar a que los niños entiendan la diversidad familiar y los diferentes métodos para concebir un hijo.

  • Mi regalo de vida chiquitito

Autora: Carmen Martínez Jover, 2011

  • Mi familia

Autores: Cristina Losantos y Clínica Dexeus, 2018

  • Receta para hacer bebés

Autora: Carmen Martínez Jover, 2011

  • Mi pequeño milagro

Pilar Dolz, 2004

  • La vaca que puso un huevo

Andy Cutbill, 2008

  • Cloe quiere ser mamá

Rosa Maestro, 2012

En definitiva, se trata de una decisión muy importante en la vida de una pareja. Afrontar una recepción de gametos donados exige tener toda la información necesaria y recibir apoyo emocional. Si te encuentras en esta situación o estás pensando en realizar una recepción de gametos, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de ifeel y consultar a tu ginecólogo.

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más


Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Llama al 112 para ayuda inmediata.