Cómo tomar buenas decisiones en una empresa

Compártenos en tus redes:

El sentido común no lo arregla todo cuando nos preguntamos cómo tomar buenas decisiones en una empresa… aunque ayuda bastante. No se trata de confiar en que, mágicamente, nuestra intuición nos llevará por el mejor camino cuando tengamos que escoger entre dos o más opciones. En realidad, cuando hablamos de sentido común a la hora de decidir nos referimos a la importancia de pararse a pensar detenidamente en todos los aspectos de esa decisión, tanto si podemos sacar algo en claro de todo ellos como si no. 

Al fin y al cabo, para averiguar cómo tomar buenas decisiones en una empresa necesitamos caminar sobre algún tipo de mapa en lugar de confiar ciegamente en que cualquier opción será la correcta y luego lamentar no haber contado hasta diez antes de pronunciarnos. 

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Cómo tomar buenas decisiones en una empresa

Al igual que sucede en el resto de facetas de la vida, tomar buenas decisiones en una empresa implica pensar. Eso no es garantía de éxito, pero permite echarnos atrás a tiempo, descubrir ventajas de continuar adelante y, en definitiva, tener más control sobre las medidas que ponemos en marcha

cómo tomar buenas decisiones en una empresa

A continuación te indicamos 6 puntos sobre los que debes reflexionar cuando te toque tomar alguna decisión corporativa de gran calado. 

1. Piensa el qué

Lo primero que debes hacer cuando te plantees cómo tomar buenas decisiones en una empresa es definir de manera concreta lo que te estás planteando hacer, así como las posibles alternativas a esa línea de acción. 

Busca las palabras adecuadas, formula las diferentes opciones en términos operativos y date un momento para escuchar cómo suenan. Es decir, párate a pensar en tu decisión y observar si tiene sentido (si suena bien) tal y como la has formulado. 

2. Piensa el cómo

¿Conoces aquello de quien tiene el qué encuentra el cómo? Bueno, pues para encontrarlo hay que ponerse a buscarlo. Ten clara la metodología que hará falta seguir, cuál es la estrategia, los pasos a seguir y los recursos que habrá que movilizar si sigues adelante con tu plan. En definitiva, averigua qué va a ser necesario para ejecutar la decisión que te estás planteado. 

3. Piensa el por qué

Tomar buenas decisiones en una empresa está muy bien, pero tomar decisiones para nada es tontería. Al examinar si la decisión que te estás planteando tiene sentido o no tienes que reservar un apartado para medir qué te impulsa a ir en esa dirección: tu motivación, tus valores, la cultura empresarial, por qué y para qué es importante tomar esta decisión en este momento. Pregúntate: ¿hay alternativas mejores? ¿Es necesario, urgente o importante tomar esta decisión en este momento?

4. Piensa en tus expectativas

Ya sabes qué te planteas hacer, cómo lo harás y por qué quieres hacerlo. Ahora sitúate en el futuro y plantéate: ¿qué esperas conseguir a corto, medio y largo plazo con tu decisión? ¿Es realista esperar un resultado como ese? ¿A quién puede afectar esta decisión empresarial? ¿Estás teniendo en cuenta todas las variables?

5. Mide los riesgos

Toda decisión implica hacer renuncias para obtener ganancias que compensen, pero siempre con el riesgo de que algo se tuerza, de que los resultados esperados no aparezcan, de que sí lo hagan algunas consecuencias indeseables… 

Por eso es importante, hasta donde alcance nuestra perspectiva, pararse a pensar en posibles  escenarios que pueden aparecer una vez que ejecutemos la decisión. Una vez analizados, puede ser de utilidad hacerse preguntas del tipo: ¿qué es lo peor y lo mejor que puede pasar a corto, medio y largo plazo tanto si tomas esta decisión como si la dejas pasar? ¿En qué sentido valdrá la pena el esfuerzo?

6. Comparte tu reflexión con otros

Incluso aunque la decisión final recaiga sobre ti es interesante que cuentes con la opinión de los demás para poder enriquecer tu proceso mental. Consulta con personas de tu confianza, tómate tu tiempo para reposar lo que te digan, escucha otros puntos de vista, no seas impulsivo y ten claro cuáles son tus compromisos, sin sentirte obligado a seguir adelante con una decisión que no acaba de convencerte. 

cómo tomar buenas decisiones en una empresa

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con el objetivo de ayudar a las compañías a potenciar la productividad de una manera sostenible a través de las mejores decisiones corporativas.  

Gracias a esta colaboración, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo tomar buenas decisiones en una empresa para sacar el máximo partido de los equipos que tienen a su cargo y cuidar mejor de ese capital humano. 

Por otro lado, el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel ofrece a los empleados un servicio de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de lo que necesiten en cada momento. De este modo, pueden acceder a diversas herramientas de cuidado de su salud mental con la app de ifeel. En un segundo nivel pueden recibir soporte emocional a través de un chat con uno de los psicólogos colegiados de nuestra plataforma. Si prefieren una ayuda más continuada en el tiempo solo tienen que acceder al tercer nivel del programa: la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. 

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.