objetivos profesionales

Cómo plantear tus objetivos profesionales para 2022

¿Por qué fallan las estrategias de planteamiento de objetivos profesionales? Además de ser realistas, las metas que nos proponemos deben cumplir otras características. Deben ser medibles, concretas, significativas y estar contextualizadas en un calendario. 

El problema aparece cuando, por diferentes motivos, nos planteamos objetivos vagos, demasiado ambiciosos o poco importantes. Además, a veces nos falta constancia y compromiso, por eso nunca encontramos el momento adecuado para llevarlos a la realidad. O, para cuando lo encontramos, ya es demasiado tarde. Al fin y al cabo, siempre hay algo mejor, más divertido o más fácil que hacer que cambiar

En cualquier caso, el mero hecho de que nos planteemos objetivos, por ejemplo objetivos profesionales, implica un cierto grado de compromiso (visión de futuro) con nosotros mismos como trabajadores y también (siempre que en la lista no esté “cambiar de trabajo”) con la empresa a la que pertenecemos.

objetivos profesionales

Cómo plantear adecuadamente tus objetivos profesionales

La definición de diferentes objetivos profesionales forma parte de la revisión más o menos continua en la que está nuestro proyecto profesional, que es algo más general y abstracto que unas metas concretas para un año concreto. Esa definición puede hacerse tanto si emprendemos una búsqueda activa de empleo como si el plan es mantenernos dentro de nuestra actividad actual pero queremos darle un cierto giro o tomar medidas que la revitalicen.

ifeel online therapy


A continuación indicamos 6 sugerencias para establecer unos objetivos profesionales para 2022 factibles y con sentido. 

1. Reflexiona sobre tu motivación 

Mientras vas diseñando tu pequeña o gran estrategia de objetivos profesionales para 2022 deja un espacio para la reflexión: ¿para qué te planteas estos objetivos? ¿Por qué ahora? 

Este tipo de preguntas pueden requerir mucho tiempo para ser contestadas, a no ser que tengas las cosas muy claras y estés ya lanzado/a con tus metas profesionales para el nuevo año. 

calendario de bienestar laboral

Simplemente piénsalo, deja que circulen por tu mente. Darles alguna respuesta, aunque sea tentativa, te ayudará a conectar las metas que te plantees con tus verdaderas necesidades y motivaciones de este momento. 

2. Diferencia tus objetivos profesionales de los que la empresa tiene para ti 

Tus objetivos y los de tu empresa no tienen por qué coincidir. Lo habitual, sobre todo en compañías relativamente grandes, es que los managers analicen junto a los miembros de su equipo los objetivos que estos se plantean para el siguiente periodo que tengan establecido: esos son los objetivos oficiales, explícitos, de común acuerdo con la organización. 

encuesta clima laboral

No obstante, cada uno de los empleados puede, en su fuero interno, iniciar esa sana competición interna consigo mismo y plantearse qué necesita o qué le apetece cambiar como trabajador, incluso aunque nunca lo comparta con su responsable o con sus compañeros o ese contenido sea solo algo suyo que no implica a nadie más. 

3. Complícate solo lo necesario

Tus objetivos profesionales para 2022 no tienen que ser ni muchos ni pocos, ni complejos ni simples: tienen que ser los tuyos, los que tengan sentido para tu carrera profesional en este momento. 

Algunos pueden ser de más larga resolución (por ejemplo, mejorar tu nivel de inglés). Otros pueden ir cumpliéndose de manera continua, sobre la marcha (por ejemplo, llegar cada día a la hora, o no comer delante del ordenador). A veces pequeños cambios pueden tener importantes repercusiones para el bienestar psicológico, aunque en principio no parezcan nada muy trascendente: “Voy a salir cada día a mi hora, no más tarde” puede ser un magnífico -y sencillo, al menos en su planteamiento- ejemplo de objetivo profesional. 

4. Distingue entre metas y acciones

Es evidente que a veces las acciones a ejecutar ya son el objetivo en sí mismo, pero otras veces conviene separar las cosas para poder ser más ordenado. 

Por ejemplo, una persona puede plantearse como meta profesional el “dedicar al trabajo solo el tiempo que sea necesario”. Ese es el objetivo pero, ¿cómo lo llevará a la práctica? Plasmándolo en acciones concretas. Por ejemplo, “No programar reuniones más allá de cierta hora” o “No consultar el correo corporativo fuera de horas de trabajo” son dos medidas que la ayudarán a cumplir su objetivo. 

5. Haz una buena jerarquía de objetivos

Quizá te preguntes si debes plantearte muchos objetivos, si cualquier meta es válida para tu estrategia profesional de 2022 o si debes tener un criterio conservador y seleccionar al máximo. 

En realidad, la cuestión no es si tu lista de objetivos tiene un ítem o quince. Lo importante es que los objetivos que te plantees sean factibles y te organices bien a la hora de ponerte con ellos, en lugar de construir castillos en el aire que luego acabarán frustrándote. 

Una vez que tengas tu proyecto inicial párate a pensar cuáles de las cosas que te has planteado llevar a la práctica son realmente importantes y cuáles son secundarias, para decidir qué recursos inviertes en cada una. Piensa también en cuáles están solo en tu mano y en cuáles necesitarás contar con la complicidad de otros. 

Un tercer eje puede ser el calendario: quizá no todos los objetivos tengan su punto de arranque a principios de enero, sino que su momento es posterior. Teniendo en cuenta estos criterios y cualesquiera otros que debas contemplar, ponte manos a la obra. 

6. No percibas tu estrategia de objetivos profesionales como una amenaza

Pensar las cosas sí, pero no pasarnos de solemnes. Está claro que cada decisión que tomamos en cada momento condiciona futuras decisiones, resultados, etc. tanto si somos conscientes de ello y lo podemos trazar como si nunca llegamos a enterarnos o a evaluarlo. Esto nos debe llevar a la prudencia y la reflexión cuando planteamos nuestros objetivos profesionales, pero también debemos contrapesarlo con la idea de que la vida da muchas vueltas, todo es provisional y no podemos medir, anticipar, controlar todas las variables. 

La vida de los seres humanos reales no es una tabla de excel ni un algoritmo. Debemos dejar espacio para la fluidez, la espontaneidad y la apertura a la experiencia a la hora de optar por ciertos caminos. Un proyecto profesional estructurado no es un proyecto robótico, ni un espacio sellado como si fuera la puerta de una pirámide. 

objetivos profesionales

Bienestar emocional para empresas

​​​​En ifeel entendemos que no es posible cuidar de la empresa sin cuidar el bienestar psicológico de sus trabajadores. Para ello, contamos con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral con un objetivo principal: ayudar a las compañías a colocar la salud de los empleados en el centro de su estrategia de trabajo.

Gracias a esta colaboración, las personas que están al frente de los departamentos de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo tomar buenas decisiones en una empresa para sacar el máximo partido de los equipos que tienen a su cargo y cuidar mejor del bienestar psicológico de las personas que los integran.

Por otro lado, este programa ofrece a los empleados un servicio holístico de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de sus necesidades. Este servicio incluye, si lo requieren, la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre el planteamiento de objetivos profesionales te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar