¿Cómo cuidar nuestra salud mental en el trabajo?

Compártenos en tus redes:

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, podemos ver numerosas campañas de concienciación sobre la importancia de cuidar esa parte de nosotros que no es visible, pero de la que depende en gran medida nuestro bienestar: nuestra mente.

Justo este año se cumplen 25 años de esta celebración. Con ella, son reconocibles muchos avances en distintas direcciones: mejora de la atención sanitaria en salud mental, importancia de la salud de los cuidadores, mayor oferta en servicios de atención psicológica…  

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

Sin embargo aún quedan cosas que trabajar. Por ejemplo, ¿qué ocurre en el ambiente laboral cuando aparecen problemas de salud mental?

Si tuviéramos un problema de salud físico, no dudaríamos en pedir unos días a nuestro jefe para recuperarnos, pero cuando el problema no es reconocible a simple vista nos cuesta un poco más contarlo. Es decir, todavía hay un cierto estigma sobre los problemas relacionados con nuestra salud mental y combatirlo es un trabajo de todos. Para ello, te proponemos algunos consejos.

¿Qué podemos hacer como trabajadores?

Mirar hacia dentro o, lo que es lo mismo, reconocer nuestros síntomas. Darnos cuenta de que sentirnos frecuentemente desganados, sin ilusión, es un síntoma de que algo no va bien. También es importante saber que, a menudo, nuestras preocupaciones repercuten en nuestro cuerpo y aparecen en forma de dolores musculares, dolores de cabeza y problemas para dormir, entre otros.

Contarlo. Cuando compartes lo que te ocurre estás dando un paso a menudo complicado. Comentarlo en nuestro lugar de trabajo, a nuestros compañeros, a nuestros amigos y familiares, es un pequeños gesto que nos ayuda a liberarnos de esa carga.

Pedir ayuda y no ignorarlo. Contar con atención sanitaria de calidad, poder acudir a un psicólogo que nos guíe en nuestro propio proceso de curación, igual que hace un médico cuando tenemos un problema físico.

 

¿Qué podemos hacer como familiares o amigos?

Cuando alguien cercano a nosotros está pasando por un momento complicado debemos tener en cuenta ciertos aspectos, como cuidar nuestro lenguaje o evitar dar consejos que no nos han pedido. Lo mejor en estas situaciones es mostrarnos comprensivos e interesarnos por las necesidades de esa persona, para ver así cómo podemos ser de ayuda.

Y, por último, ¿qué podemos hacer como jefes?

Fomentar un buen ambiente laboral. El apoyo social es uno de los factores protectores más importantes para nuestra salud, tanto física como emocional. Por ello, favorecer el trabajo en equipo y las relaciones sociales dentro de nuestro ambiente laboral es esencial para proteger la salud mental de nuestros trabajadores.

Romper el estigma. No es necesario esperar a que alguien saque el tema de la salud mental para abordarlo: podemos tomar la iniciativa nosotros mismos, preguntar qué tal están llevando el problema o las preocupaciones de cada uno.

En definitiva, fomentar la aceptación. Cuando aceptemos que cuidar nuestra salud mental es tan importante como cuidarnos a nivel físico, conseguiremos más tranquilidad, productividad, mejor estado de ánimo… ¡y ser unos trabajadores más felices!

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más


Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Llama al 112 para ayuda inmediata.