duelo en el entorno laboral

¿Cómo afrontar el duelo en el entorno laboral?

Cuando atravesamos un proceso de duelo en el entorno laboral no hay recetas mágicas sobre qué conviene hacer -y qué no- que sean válidas para todas las personas. Simplemente no es aplicable cuando tratamos de adaptar las características de este proceso psicológico complejo, que sigue a la pérdida de algo o alguien significativo, a las exigencias de nuestra profesión. 

En la mayoría de ocasiones, cuando experimentamos una pérdida significativa, la vida no nos da demasiado tiempo para adaptarnos antes de que tengamos que retomar nuestras ocupaciones habituales, principalmente las que se refieren al trabajo. Algunas pérdidas, como las de familiares muy cercanos, permiten tomarse algunos días antes de volver a la oficina, mientras que con otras pérdidas (de personas o de otro tipo) no existe esta posibilidad. Por otro lado, esto sucede cuando hablamos de trabajadores por cuenta ajena, pero muchos autónomos no cuentan con un contexto que les dé un respiro durante los comienzos de su duelo en el entorno laboral, sino que deben retomar su actividad lo antes posible si no quieren tener un perjuicio económico importante que se una a la pérdida que ya han tenido. 

Este aspecto de la reincorporación a la actividad profesional es vivido de maneras muy diferentes por cada persona en duelo. Para algunas puede ser un problema mientras que para otras es una solución. Todo depende de las características del trabajo que se tenga que desempeñar, pero también de las necesidades que tenga la persona en cuestión. 

duelo en el entorno laboral

Por ejemplo, a la hora de enfocar el duelo en el entorno laboral habrá quienes sientan un gran alivio al retomar su trabajo ya que eso les distrae, les entretiene y les conecta con otras facetas de su vida ajenas a la pérdida que han sufrido. Además, se sienten psicológicamente disponibles para ello. En cambio, otras personas pueden experimentar como una auténtica losa el hecho de tener que trabajar durante el primer periodo tras la pérdida, ya que están mucho más conectadas con esta y eso les impide estar óptimamente disponibles a nivel psicológico para pensar, crear, decidir, entender, recordar, relacionarse con sus compañeros y, en definitiva, cumplir con normalidad con sus diferentes tareas. 

apoyo emocional para empresas

Cómo manejar tu duelo en el entorno laboral

Cuando estamos en duelo y tenemos que volver al trabajo hay algunas cosas que podemos tener en cuenta. Veámoslas con más detalle.

1. Deja atrás las prisas

El duelo es largo y nuestras necesidades irán variando con el tiempo. Lo que unos días nos viene bien otros días puede ser una carga. Recordemos esto a la hora de tomar decisiones sobre nuestro duelo en el entorno laboral, ya que a veces hace falta aflojar el ritmo incluso al mínimo y quedarnos en casa si podemos, pero otras veces el trabajo nos puede revitalizar y está bien que sea así. No es ninguna “traición” a nuestro proceso de duelo.  

2. Si puedes, intenta adaptar tus tareas

Si no hay más remedio que volver a la tarea pero sentimos que nuestra energía está bajo mínimos, conviene solicitar las adaptaciones y colaboraciones por parte de jefes y compañeros que sean posibles. A veces ayuda empezar despacio y dedicarse a tareas muy sencillas o mecánicas (tipo “recados”) que no exigen pensar ni decidir pero son necesarias y alguien tiene que hacerlas. Quizá durante los días que estemos menos disponibles psicológicamente (distraídos, lábiles) podemos centrarnos en ellas. 

3. Explica a los demás qué necesitas

Recuerda que los demás no saben cómo te sientes, qué piensas, qué necesitas. No pueden adivinar nuestro estado interno y muchas veces van a preferir pecar de prudentes y dejarnos espacio antes que resultar invasivos. 

encuesta clima laboral

Hay personas que experimentan esto con resquemor, interpretando que los demás actúan “como si no hubiera pasado nada”. No tiene por qué ser así. Si tenemos confianza, es buena idea informarles nosotros mismos del punto en el que estamos: 

“Tranquilos, estoy bien, no os asustéis”, “Estoy mal, pero es lo que hay, poco a poco estaré mejor, no hace falta que me preguntéis cada día”, “Te agradezco que me preguntes, me hace sentirme mejor”, “No me importa que mencionéis el tema”, “Prefiero distraerme y no tocar el tema, ¿qué tenemos en la agenda?”, “De repente puedo estar distraída o no enterarme de nada, no me lo tengáis en cuenta, voy a estar un poco ausente una temporada”. Esto puede evitar malos entendidos y susceptibilidades. 

Cómo estar con un compañero durante su duelo en el entorno laboral 

1. No dar por hecho

No dar por hecho que está fatal ni que está muy bien, no dar por hecho que le conviene tal o cual cosa, no dar por hecho que va a reaccionar o mostrar lo que le ocurre de una determinada manera. Cada persona en duelo es única y no siempre previsible. 

2. Observar, ser paciente, ser cuidadoso, ser flexible

Cuando estamos en duelo oscilamos entre momentos de conectar con la realidad de la pérdida y momentos de desconectar y orientarnos a las otras cosas de la vida. Eso quiere decir que habrá momentos, o días, en que la persona parezca muy poco o nada afectada por su pérdida y otros en los que su humor, su mente, su conducta, indicarán lo contrario. No hay que desconcertarse por esto, el duelo no es lineal, habrá idas y venidas

3. Ofrecer disponibilidad y colaboración de manera concreta

Las indicaciones del tipo “Si necesitas algo, dime” son muy corteses, pero dejan toda la responsabilidad de pedir ayuda en la persona en duelo y quizá ella no va a tirar de ese comodín. 

Es más adecuado tomar nosotros la iniciativa con naturalidad, sin agobiar, con sencillez: “¿Necesitas ayuda con esta tarea?”, “Yo me puedo encargar pero, ¿prefieres hacerlo tú? Lo que tú me digas”, “¿Necesitas que revisemos tu horario estos días? ¿Te iría bien hacer algún cambio?”, “¿Prefieres teletrabajar o venir a la oficina? Ya sabes que si cambias de opinión me lo puedes decir, estamos aquí para ayudarte”, “No te preocupes ahora por tal o cual asunto, si te va bien encargarte nosotros encantados, pero si es una carga dinos y lo miramos, ¿te parece?”. 

Abordar el duelo en el lugar de trabajo

El duelo en el entorno laboral, el duelo propio y el ajeno, nos recuerda que somos humanos además de trabajadores. Por tanto, debemos entender que nuestras facetas personal y profesional siempre van a estar unidas e influyéndose entre sí. De este modo, en los malos momentos su relación va a ir un poco cuesta arriba pero nuestro trabajo y el de los demás debe continuar. 

Para que eso se produzca de la manera más fluida posible es fundamental cultivar una actitud paciente y empática. Quizá hoy mi compañero/a es quien está atravesando ese proceso de duelo en el entorno laboral, mañana puedo ser yo.  

duelo en el entorno laboral

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con un objetivo principal: ayudar a las compañías a colocar la salud de los empleados en el centro de su estrategia para potenciar una productividad sostenible.  

Gracias a esta colaboración, las personas que están al frente de los departamentos de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo tomar buenas decisiones en una empresa para acompañar a los miembros de su equipo también cuando atraviesan los momentos más difíciles.  

Por otro lado, este programa ofrece a los empleados un servicio holístico de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de sus necesidades. Este servicio incluye, si lo requieren, la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre duelo en el entorno laboral te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.  También te puede interesar este post sobre salud mental en el trabajo.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Últimos artículos

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar