ciclo de vida del empleado

¿En qué consiste el ciclo de vida del empleado?

Cuando nos referimos al ciclo de vida del empleado tratamos de acotar desde el punto de vista temporal pero también cualitativo lo que sucede desde que un trabajador llega a la empresa hasta que, por diferentes razones, la abandona. Se trata de un tema complejo y también bastante personal cuya relevancia debe ser tenida en cuenta por los departamentos de Recursos Humanos si quieren ser máximamente eficientes a la hora de proveer experiencias profesionales satisfactorias a los miembros de la plantilla. En este post hablaremos de ello.

¿Cuál es el ciclo de vida del empleado?

A menudo hablamos de la trayectoria de un trabajador dentro de una empresa con expresiones del tipo viaje del empleado o ciclo de vida del empleado. La primera tiene un componente que podríamos considerar poético y nos remite a la consideración de los empleados de una compañía como parte de sus clientes: los clientes internos

Descubre todo lo que la metodología People Analytics puede aportar a tu empresa.

Viéndolo así, un empleado entra en contacto por primera vez con la empresa e inicia un viaje, igual que lo hace un cliente cuando entra en una tienda o cuando intenta adquirir un producto de manera online. Se trata de una aventura más o menos enriquecedora que experimenta hasta que llega a su destino, que puede llegar por varias razones (jubilación, despido, irse a otra compañía, etc.). 

 ciclo de vida del empleado

Características del ciclo de vida del empleado

La segunda expresión, no muy diferente, pone el énfasis en el componente “biológico” de ese viaje, asimilándolo a un proceso con fases que, si bien tienen sus particularidades de persona a persona, en realidad muestran una coherencia más o menos significativa en todos los empleados. 

apoyo emocional para empresas

Cuando hablamos del ciclo de vida de un empleado nos viene a la mente una trayectoria circular, en la que el comienzo y el final quedan unidos de modo que ese viaje al que hemos hecho alusión queda completo y cerrado. 

En realidad hablar de ciclo no es más que una manera de describir una trayectoria no siempre lineal y no siempre única. Un ciclo puede completarse y volver a empezar, tomando un nuevo impulso pero no desde cero, no dando vueltas en círculo, sino pasando por los “mismos” lugares desde una posición más profunda y experimentada. 

Decimos que el ciclo de vida del empleado no es necesariamente lineal porque puede tener altos y bajos, puede tener parones importantes o retrocesos, puede desviar enormemente su trayectoria o volver a retomarla en función de ciertos cambios en las circunstancias. De este modo, el ciclo de vida del empleado no comienza necesariamente en un punto inicial de inexperiencia, bajo rango y condiciones mejorables que van progresando en todos los parámetros hasta acabar indiscutiblemente en un punto más alto. 

calendario de bienestar laboral

A veces el ciclo de vida del empleado ya comienza “muy arriba”, a veces las condiciones laborales se deterioran sobre la marcha y luego se recuperan. En ocasiones el ciclo de vida del empleado describe una relación tortuosa con la empresa en la que ambos se enamoran, discuten, se alejan, se acercan, vuelven a alejarse y, sucesivamente (especialmente si el viaje del empleado es más bien largo) van encontrando nuevos equilibrios que les permiten adaptarse mutuamente según sus respectivas necesidades.

¿Existen unas fases en el ciclo de vida del empleado?

Como hemos mencionado, idealmente podemos imaginar el ciclo de vida del empleado como una línea más o menos recta que va desde su primer contacto con la compañía y su proceso de selección hasta su salida de la empresa pasando por la incorporación, desarrollo de su talento y una mínima retención (permanencia) dentro de la compañía. 

Es probable que esto sea aplicable, mirado con distancia, a gran parte de los empleados de una empresa cualquiera. No obstante, a medida que vamos analizando de manera más fina el ciclo de vida del empleado, nos daremos cuenta de que esa trayectoria, aun existiendo, está plagada de curvas, picos y valles de mayor o menor intensidad y favorecidas por circunstancias muy dispares

Cuanto más larga es la permanencia de un individuo dentro de una organización es evidente que más complejidades y dobleces podrán observarse en su ciclo de vida del empleado. 

Adaptación a cada momento del ciclo 

Cada etapa del ciclo de vida del empleado tiene unas características y requiere diferentes cosas por parte del empleado y de la empresa. Recordemos que el empleado no es exactamente la misma persona en cada una de esas etapas y, por tanto, ni él ni la empresa observan la relación que existe entre ellos desde el mismo punto de vista. 

Explicado de manera muy sencilla: no es lo mismo estar conociéndonos que convivir desde hace años. No es lo mismo percibir que tengo que demostrar mucho a la empresa que percibir que he logrado una reputación y un estatus ya muy consolidados. No es lo mismo sentirse desapegado y en “tiempo de descuento” respecto a mi viaje como empleado dentro de una empresa que sentirme plenamente comprometido y con ganas de afrontar todavía mucho más tiempo juntos. No es lo mismo tener una experiencia como empleado muy satisfactoria en general que tener una experiencia mala, llena de agravios, deslealtades y falta de afecto por parte de la compañía.

Por este motivo, cobran especial relevancia aquellos instrumentos que permitan a la empresa observar y escuchar atentamente a los miembros de su plantilla. Conocerlos es estar al tanto de sus necesidades y características particulares, así como saber detectar, al menos en líneas generales, en qué punto de su vida están, dado que eso dará la pauta para conocer en qué punto de su ciclo de vida del empleado se encuentran en cada momento determinado. 

 ciclo de vida del empleado

Programa de bienestar emocional para empresas

En ifeel sabemos que el trabajo no debe suponer una interrupción en el bienestar de las personas. Por eso, nuestro equipo de psicólogos expertos en bienestar laboral ha creado un programa de bienestar emocional para empresas. que mejora la retención del talento, reduce el absentismo laboral y combate el estrés de los trabajadores. 

En nuestra sección de Recursos encontrarás material valioso, como Podcast, Guías para Recursos Humanos o Entrevistas con cargos importantes de RRHH. Además, tenemos una Plantilla de Factores de Riesgo Psicosocial, que puedes utilizar para cumplir con los requisitos de la Inspección de Trabajo.  

Gracias a nuestro programa de bienestar emocional, los responsables de recursos humanos de tu empresa pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo mejorar el bienestar psicológico de sus equipos. Además, este programa ofrece a los empleados un servicio 360º de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de sus necesidades. Prueba ahora nuestro programa para que puedas ver cómo podría ayudaros.

Esperamos que este post sobre el ciclo de vida del empleado te haya resultado interesante. Si quieres más información sobre nuestro programa de bienestar emocional para empresas solo tienes que solicitarla y nos pondremos en contacto con tu equipo lo antes posible.

Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Nueva llamada a la acción

  • Te puede interesar