Terapia online para las dificultades sexuales

¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad es un término que tendemos a asociar al sexo, pero va mucho más allá. La sexualidad humana va cambiando y desarrollándose a lo largo de toda la vida (desde que nacemos hasta que morimos). Esta faceta engloba tres vertientes principales, relacionadas entre sí: biológica, psicológica y social.

Por eso, es importante tener en cuenta todos los factores que condicionan la sexualidad y la expresión de la misma en cada persona en un momento concreto de la vida, en un lugar determinado del mundo, o dentro de una sociedad y un cuerpo en particular. Una terapia sexual o basada en la sexualidad nos ayuda a abordar estos tres ámbitos de una forma integral.

¿Qué tipos de dificultades sexuales pueden ser tratadas con terapia online?

Muchas de nuestras barreras o dificultades sexuales se manifiestan en el ámbito de una relación de pareja, pero la sexualidad también ocurre sin necesidad de que haya otra persona involucrada más allá de nosotros mismos. Algunos de los temas que pueden abordarse en el ámbito de una terapia sexual online serían los siguientes:

Exceso o falta de deseo sexual.
Problemas de comunicación o atracción sexual.
Dificultades para obtener placer, disfrutar del sexo o alcanzar el orgasmo: culpa, prejuicios, complejos, inseguridades, incapacidad para relajarse, disfunción eréctil o problemas de erección etc.
Problemas médicos o fisiológicos, asociados a una medicación concreta o trastorno.
Uso de diferentes prácticas o técnicas sexuales: filias, parafilias, masturbación, juguetes sexuales…
Dudas o consultas acerca de la propia identidad u orientación sexual.
Experiencias traumáticas.
Las terapias sexuales son las que, mediante la consulta con el especialista, identifican estos problemas y aportan soluciones para lograr llevar una vida sexual mucho más sana.

Dificultades sexuales asociadas al colectivo LGTBIQ+

Aunque algunos de los problemas relacionados con la sexualidad son los mismos que en la población heterosexual, algunas personas LGTBIQ+ pueden experimentar ciertas peculiaridades en este ámbito.

Estas dificultades tienen que ver, entre otros apectos, con la vivencia de una sexualidad no normativa y el hecho de haber recibido una educación que penaliza su deseo y prácticas sexuales, así como otros aspectos afectivos y de la vida en pareja.

¿Cómo puede ayudarme la terapia online a combatir las disfunciones sexuales?

Tu psicólogo/a se encargará de facilitar un entorno en el que puedas hablar con total libertad sobre cómo te sientes. En el contexto de la terapia la aceptación y comprensión del propio cuerpo, así como de la propia sexualidad, es fundamental. Por eso, la terapia sexual va mucho más allá de lo que podamos pensar en un primer instante.

El profesional ayuda a mejorar la comunicación en el ámbito de la pareja para que sus miembros aprendan a transmitir mejor sus deseos e intereses. El proceso de terapia te ayudará a experimentar una sexualidad libre de prejuicios, culpa o malestar y te orientará para construir una sexualidad saludable con la que puedas sentirte en paz.

Puedes necesitar ayuda profesional para luchar contra las dificultades sexuales si:

Tienes dudas acerca de tu orientación sexual
Tienes problemas para llegar al orgasmo
Dedicas demasiado tiempo en tu día a día al sexo
Experiementas falta de apetito sexual
Tienes dificultades en las relaciones sexuales con tu pareja

Pensamos que estos artículos pueden interesarte

Sexting: 4 trucos para reducir daños

El sexting, también llamado en español sexteo, consiste en enviar o intercambiar con otras persona [...]

Leer más

Orgullo Gay y arcoíris: ¿a dónde te llevan sus colores?

Estos días estamos de celebración, concretamente de Orgullo Gay. Lo habrás notado, entre otras co [...]

Leer más

5 personajes (no tan conocidos) que hicieron posible el Orgullo

El tiempo pasa, la comunidad LGTB permanece y sus referentes se multiplican. Esto es muy buena notic [...]

Leer más



Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Llama al 112 para ayuda inmediata.