10 preguntas que pueden surgir en una entrevista de salida

Compártenos en tus redes:

Como en las entrevistas de trabajo, en una entrevista de salida el entrevistador puede preguntarte cualquier cosa, incluso aquello que no te esperas o cuya utilidad no queda muy clara. 

No obstante, conviene anticiparse a posibles preguntas que es frecuente que aparezcan durante tu entrevista de salida, para que puedas afrontarla de la mejor manera posible. 

Descubre cómo la terapia puede ayudarte a mejorar tu bienestar emocional

Saber más

A continuación te ofrecemos 10 ejemplos de posibles preguntas que quizá salgan a lo largo de la entrevista. Léelas con atención e intenta contestarlas. No se trata de reproducir al pie de la letra de la letra delante de tu entrevistador las respuestas que se te ocurran sobre el papel, ya que quizá algunas de estas preguntas no lleguen a formularse en ningún momento. 

En cambio, el objetivo es que puedas movilizar (o “desperezar”) esos contenidos en tu mente. Así, en el momento de la entrevista, los tendrás frescos y podrás transmitírselos de manera ágil y fluida a la persona que te entreviste.  

Ahí van los ejemplos:

1. ¿Qué nota te pondrías como trabajador?

2. ¿Qué te ha aportado trabajar en esta empresa?

3. ¿Crees que te ha faltado algo por experimentar?

4. ¿Hay alguna diferencia entre lo que esperabas del puesto y lo que has vivido?

5. ¿Qué áreas de mejora crees que deberían atenderse?

6. ¿Cómo describirías a tus supervisores?

7. ¿Qué nota (de 0 a 10) pondrías a tus supervisores?

8. ¿Por qué abandonas la empresa?

9. ¿Qué habría hecho que te quedaras?

10. ¿Te imaginas volviendo en algún momento a esta empresa?

La posibilidad de improvisar durante la entrevista de salida y responder sobre la marcha siempre está ahí. No obstante, prueba a responder estas preguntas cuando estés solo, con el objetivo de  prepararte la entrevista. Eso te dará una mayor sensación de control sobre qué información quieres aportar ahora que ha llegado el momento de dejar la empresa… y qué aspectos de tu trayectoria en esa compañía prefieres reservarte. 

Recuerda que no tienes que compartir cualquier comentario que se te ocurra durante la entrevista, especialmente si no te preguntan al respecto. Sin embargo, preparar con antelación algunas posibles respuestas te permitirá reflexionar sobre temas importantes de la conversación sin la presión de que ya estás bajo los focos en lugar de responder precipitadamente ante la presión de quien te pregunta. 

En resumen, anticipar respuestas tentativas a posibles preguntas te ayudará a estructurar una pequeña narrativa de cierre que podrás transmitir total o parcialmente durante la entrevista de salida

Nuestra recomendación es que, aunque no te lo parezca, consideres el cierre de tu colaboración con la empresa como un momento importante que debes cuidar. Al fin y al cabo, se trata de proteger tu reputación profesional y tu vinculación con la compañía a la que te has dedicado durante un tiempo de tu vida. 

Eso puede remover cosas en ti relacionadas con aspectos profesionales, vocacionales o, quizá, otros temas más conflictivos que han estado influyendo en tu trabajo. 

Si no puedes manejarlos adecuadamente por ti mismo/a y sientes que están interfiriendo en tu bienestar, contacta hoy mismo con un psicólogo: puedes hacerlo de manera online con nosotros si te resulta más cómodo. Lo profesional también es personal y hay que trabajar en ello. 

Descubre nuestro programa de apoyo emocional a medida para empresas.

Solicitar Demo

Si te encuentras en peligro o en una situación de emergencia, no recurras a esta web.

Estos recursos te pueden ofrecer ayuda inmediata.